Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL Revueltas en el mundo árabe DOMINGO, 24 DE ABRIL DE 2011 abc. es internacional ABC El reportero español detenido hace 18 días en Libia reaparece para llamar a sus padres BRetirada táctica de las tropas de Gadafi en la sitiada ciudad de Misrata. Los rebeldes claman victoria LUIS DE VEGA LAURA L. CARO SEVILLA BENGASI El reportero español Manu Brabo, encarcelado en Libia, llamó por teléfono a sus padres en la noche de ayer sábado. Lo que más echa de menos es un cepillo de dientes confirmó a ABC su padre, Manuel Varela, minutos después de hablar con su hijo. Se encuentra bien y nos ha dicho, sin querer entrar en demasiados detalles, que el peor momento fue cuando fueron detenidos Es la primera vez que se tienen noticias directas del paradero del fotógrafo freelance asturiano, que lleva varios días en una prisión del régimen libio y que, según relató por teléfono, es acusado por las autoridades de hacer fotografías ilegalmente y haber entrado en el país también de manera ilegal. Estamos más tranquilos. Ha sido una buena llamada añadió satisfecho Varela, que se puso inmediatamente en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores para avisar de que su hijo había sido autorizado a llamarles. El testimonio de un informador argelino situó a Brabo y a otros enviados especiales extranjeros en un centro de detención el 11 de abril. Poco más se sabía frente al silencio oficial de Trípoli, a donde el Gobierno español mandó hace dos semanas a un diplomático para tratar de agilizar la liberación, en la que también trabajan las embajadas de Turquía y Hungría. Brabo, nacido en 1981, fue capturado por hombres leales a Muamar Gadafi en el frente oriental de la guerra civil libia el 5 de abril cuando trabajaba con otros tres reporteros, dos estadounidenses y uno sudafricano. Los dos primeros se encuentran encarcelados en Trípoli al igual que Brabo. Del sudafricano no hay noticias sobre cuál es su paradero. Otra integrante del grupo, la periodista estadounidense Claire Morgane, pudo llamar el jueves a sus padres desde una cárcel de mujeres. Dijo que se encontraba bien y que había sido separada de Brabo y del otro reportero, James Fowley, hace pocos días. Mientras, el frente de guerra ha sufrido un importante cambio. Misrata es desde ayer una ciudad liberada. Por el momento, y a la espera de que las huestes de Gadafi vuelvan a la carga. Tras dos meses de martilleante asedio, las tropas leales a Gadafi se tuvieron que retirar de las afueras de la Manu Brabo, en una imagen del pasado 30 de marzo, cerca de la ciudad libia de Bengasi ciudad ante el avance rebelde en esta ciudad clave- -tercera de Libia con unas 300.000 personas- -por su puerto de aguas profundas estratégico para recibir mercancías. Así lo anunció la cadena de televisión Al Yasira El viceministro libio de Asuntos Exteriores, Khaled Kaim, afirmó que a partir de ahora Misrata está en las manos de las tribus locales y de los habitantes de la ciudad que deberán arreglar sus problemas con los rebeldes por el diálogo o por la fuerza ¿Será una retirada estratégica de Gadafi? Tras someter a un bombardeo sistemático a la ciudad- -con misiles rusos Grad e incluso bombas de racimo de fabricación española- -y poblar algunos puntos de la ciudad con francotiradores, esta retirada parece sospechosa. La ciudad de Misrata estuvo tomada por las fuerzas ga- EFE dafistas desde el comienzo de la revolución, el pasado 17 de febrero, y según fuentes médicas más de mil personas, en su mayoría civiles han muerto y otras tres mil han resultado heridas. Este es un movimiento militar de Gadafi para ganar tiempo. Sólo eso insiste un activista rebelde que no se fía al tiempo que reclama más decisión internacional para defender Misrata. YEMEN El presidente ofrece dejar el poder en treinta días EDUARDO S. MOLANO CORRESPONSAL EN NAIROBI Enrocado en el Gobierno desde hace 32 años, el presidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, aceptó ayer el plan de mediación planteado por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) para poner fin a la actual crisis política que asuela al país árabe, así como abandonar el poder en un plazo no superior a 30 días. La Presidencia da la bienvenida a los esfuerzos de nuestros hermanos en el CCG para solucionar la crisis en Yemen y acepta su propuesta. De igual modo y aunque el presidente se reserva el derecho constitucional a permanecer en el poder, está dispuesto a dejar el cargo voluntariamente confirmó Tariq Shami, portavoz del mandatario y uno de los escasos aliados que mantenía en su cruzada de sangre El presunto cambio en la actitud de Saleh- -el mandatario ya ha rechazado al menos una docena de propuestas para entregar el poder- -se produce después de que, a comienzos de mes, los países miembros del CCG (Arabia Saudí, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Qatar) exigieran al mandatario yemení que cediera el poder al vicepresidente, Abdarabu Mansur Hadi, así como el inicio de una transición pacífica en el país. El acuerdo anunciado ayer implicaría el abandono del poder por parte del presidente en un plazo no superior a los 30 días, así como inmunidad política tanto para Saleh como su familia. Pero en una crisis que se ha cobrado más de un centenar de muertos, lo cierto es que las hemerotecas otorgan escasa credibilidad a ambos negociadores. A finales del mes de marzo, el ministro de Exteriores, Abubakr al Qirbi, ya aseguró que el presidente del país negociaba su salida, así como la creación de un Gobierno de transición. El presidente Saleh está dispuesto a estudiar todas las posibilidades, siempre y cuando haya compromisos realmente serios por parte de la oposición aseguró Qirbi, quien precisó que el acuerdo se produciría en un par de días