Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 24 DE ABRIL DE 2011 abc. es sociedad PRIMER PLANO 27 países para estar al lado de quienes querían conocerle, verle Butragueño destaca que ese deseo de contactar con todos los católicos lo ejerció durante los veintisiete años de su papado, cuando físicamente parecía imposible que pudiera aguantar tantos viajes. Esa entrega marcó su trayectoria. Es su legado. Su capacidad de trabajo fue espectacular. Lo más importante es que ha dejado huella Virtudes todas por las que será beatificado el 1 de mayo: No soy una autoridad para decir si Juan Pablo II debe ser beatificado, pero la admiración que provocó en la gente es un hecho que lo dice todo. Recordemos cuando falleció. Miles y miles de personas guardaron colas durante muchas horas para darle el último adiós. Miles de personas volaron a Roma para despedirse de él. Tenía un gran carisma entre la gente El exjugador vivió un acto privado con Juan Pablo II. Tuve el privilegio de acudir a una recepción particular con el Papa. Estuve junto a mi padre- -Emilio- mi madre- -Pilar- -y otros familiares. Asistimos a una misa que se celebró en la capilla del Papa, a las siete de la mañana. Luego nos saludó en un breve encuentro que mantuvimos con él. Fue un acto inolvidable, en especial para mi madre, una mujer muy religiosa Director de Relaciones Externas del Real Madrid en la actualidad, Butragueño expone una verdad indudable de lo que significó Juan Pablo II: Hay un reconocimiento popular a su figura todo por la paz y la libertad. Creo que por todo ello es el Papa más popular de la historia Emilio Butragueño Acabó con la imagen de un Vaticano cerrado Es un referente eterno del d e p o r t e español. En un mundo donde la mayoría de las personas que han sido populares e importantes en algún segmento de la sociedad no desvelan sus sentimientos personales, Emilio Butragueño siempre fue cristalino: Soy católico Desplegó su arte futbolístico en la selección española y en el Real Madrid desde 1982 a 1995, en pleno papado de Juan Pablo II. El Buitre ensalza la obra de este polaco universal: Fue un hombre de un gran carisma. Conectó con la gente. Viajó por todo el mundo. Visitó lugares donde ningún Papa había estado antes, con el fin de acercarse al pueblo en todos los continentes Reconoce que rompió el viejo molde de un Vaticano aristocrático. Acabó con la imagen de un Vaticano más cerrado. Intentó eliminar esas barreras que a veces existían entre el Vaticano y la sociedad. Acudió a multitud de Enrique Ponce El Papa más popular de la historia Me alegro mucho de la beatificación de Juan Pablo II porque pienso que es justa y más que merecida afirma Enrique Ponce, sin duda una de las figuras del toreo de las últimas décadas. Su primer recuerdo sobre el Papa se remonta a la visita que hizo a Valencia: Yo tenía diez años. Recuerdo la ilusión de mi familia, fuimos todos juntos de Chiva a Valencia para poder verlo. Posteriormente también lo vi en Roma y en México También destaca que fuera el primer pontífice que visitó todos los países del mundo para llevar la fe cristiana. Esa labor es una de sus grandes aportaciones, pero a eso hay que añadir su enorme influencia en el devenir histórico de su época. No se limitó a lo puramente religioso, sino que influyó en la liberación de Europa, dándolo El Cid Se le recordará por estar cerca de los más necesitados Otra gran figura del toreo, Manuel Jesús Cid, El Cid también confiesa su p r o f u n d a admiración por Juan Pablo II: Está en la mente de todos como un Papa viajero, incansable en su tarea de llevar la fe a todo el mundo. Por esta labor, por su afán de estar cerca de la gente, de los necesitados, es por lo que se le recordará siempre y por lo que desde mi punto de vista merece la beatificación que ahora le llega Según El Cid, eso es lo que más se ve de él o lo que más se conoce, pero en realidad ha sido un Papa que ha ido más allá y que tuvo mucha influencia política en su momento. Yo creo que Juan Pablo II ha sido uno de los pontífices más activos de la historia y uno de los más conocidos también