Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 PRIMER PLANO DOMINGO, 24 DE ABRIL DE 2011 abc. es sociedad ABC El atleta de Dios terminó siendo el Papa del mundo recorriendo el planeta como un torbellino para llevar a todos la alegría del Evangelio Una vida de aventura sin medir los riesgos Y J. V. BOO CORRESPONSAL EN EL VATICANO o también soy de Galicia bromeó Juan Pablo II en su primer viaje de 1982 a Santiago de Compostela, donde invitó a la vieja Europa a redescubrir su grandeza. Muy pocos sabían que había nacido en la Galicia o Galitzia que ocupa el extremo oriental de Polonia y el occidental de Ucrania. Las fronteras han cambiado muchas veces, y el joven Karol Wojtyla hizo parte de su servicio militar en un lugar que entonces era Polonia y hoy es Ucrania. Wadowice, el pueblecito donde Karol Wojtyla vino al mundo el 18 de mayo de 1920, se encuentra a medio camino entre Cracovia- -la antigua capital polaca, cargada de belleza, cultura e historia- y una localidad, Oswiecim, desconocida por su nombre polaco pero conocida mundialmente por el nombre alemán: Auschwitz. Karol Wojtyla nació en un lugar difícil y tuvo una vida arriesgada desde los 19 años, cuando los alemanes invadie- Su juventud estuvo marcada por la soledad 1921 Su madre falleció cuando tenía nueve años. ABC 1930 Retrato de la infancia BBB En el momento en que escribo estas palabras, el Año Jubilar del 2000, es ya una realidad de hecho. En la medida en que el Año Jubilar 2000 va adelante, de día en día se cierra tras de nosotros el siglo veinte y se abre el siglo veintiuno. Según los designios de la Providencia me ha sido concedido vivir en el difícil siglo que está a punto de terminar, y ahora en el año en el que mi vida alcanza los ochenta años, es necesario preguntarse si no es tiempo de repetir con el bíblico Simeón Nunc dimittis El día 13 de mayo de 1981, el día del atentado contra el Papa durante la audiencia general en la Plaza de San Pedro, la Divina Providencia me salvó de la muerte de un modo milagroso. Él que es el único Señor de la vida y de la muerte, Él mismo me ha prolongado la vida, en cierto modo me la ha dado de nuevo. Desde este momento mi vida pertenece aún más a Él. Espero que Él me ayude a reconocer hasta cuándo debo continuar este servicio, al que me llamó el día 16 de octubre de 1978. Le pido que me llame cuando Él quiera. Espero también que hasta que me sea dado cumplir el servicio Petrino en la Iglesia, la Misericordia de Dios quiera prestarme las fuerzas necesarias para este servicio. Como cada año durante los ejercicios espirituales he leído mi testamento del 6 de marzo de 1979. Continúo manteniendo las disposiciones contenidas en él. Aquello que entonces, y también durante los sucesivos ejercicios espirituales he añadido constituye un reflejo de la difícil y dura situación general, que ha marcado los años ochenta. Desde el otoño del año 1989 esta situación ha cambiado. El último decenio del siglo pasado ha estado libre de las precedentes tensiones; esto no significa que no haya traido consigo nuevos problemas y dificultades. Particularmente, sea alabada la Providencia Divina por esto, porque el periodo de la llamada guerra fría ha termina-