Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 PRIMER PLANO BBB una oportunidad perdida para Castro? -Yo tuve que ir antes para clarificar con Castro varios aspectos que no estaban claros. Fue un encuentro muy largo, desde las ocho de la noche hasta las dos de la madrugada. Durante el viaje, Castro mostró gran cortesía y agradeció los discursos del Papa, incluso en los temas en que no estaba de acuerdo. Aquella visita fue el inicio de un reconocimiento más pleno de la Iglesia y de los católicos en Cuba. -Usted viajó a Moscú en 1988 para entregar a Mijail Gorbachov una larga carta personal del Papa. ¿Cómo fue la posterior visita de Gorbachov al Vaticano y su juicio sobre el papel de Juan Pablo II en la caída del Muro de Berlín? -La visita de Gorbachov fue un encuentro extraordinario: la primera vez que un secretario general del Partido Comunista Soviético visitaba a un Papa, y el modo en que se entendieron. Aquel mismo día el Papa me dijo: Es un hombre de principios Aunque Gorbachov ha reconocido en público el mérito del Papa, el gran protagonista de la caída del muro de Berlín fue él, ya que mantuvo la promesa de no intervenir militarmente en los países del Pacto de Varsovia y evitó también una reacción militar de Berlín. -Desde la primera misa como Papa en la plaza de San Pedro, Juan Pablo II siempre tuvo un rato para saludar a los enfermos. ¿Qué significaban para él? -El tema es muy profundo: hizo del sufrimiento humano y la enfermedad los grandes cómplices de su pontificado. Por eso tenía un gran amor a los débiles y los enfermos. Les sonreía, les acariciaba, les saludada siempre uno a uno. No tenía miedo del sufrimiento físico, que a veces es inevitable, ni de los sufrimientos morales grandes o pequeños: el hijo que te da un disgusto, el amigo que te traiciona... Tampoco tenía miedo al dolor o a la vejez, como se vio a raíz del atentado de 1981 y en los últimos años de su vida, cada vez más afectado por el párkinson. -Era también el Papa de la teología del cuerpo -Fue una de sus grandes contribuciones, junto con muchas otras. DOMINGO, 24 DE ABRIL DE 2011 abc. es sociedad ABC El Papa, junto a Joaquín Navarro- Valls, durante una visita el centro de prensa del Vaticano en 1994 Amaba el cuerpo humano porque es a través del cuerpo como el ser humano se inserta en la historia. Y ese cuerpo, el propio y el de los demás, merece respeto pues no es sólo un conjunto de tejidos sino la condición histórica de la persona. No tenía miedo al cuerpo sino al contrario. Tocaba a los enfermos, acariciaba y bendecía a las mujeres embarazadas. Besaba, abrazaba, hacía deporte, aplaudía, cantaba... Yo creo que su libro sobre la teología del cuerpo- Hombre y mujer los creó -es ya un clásico no sólo del pensamiento cristiano sino de la antropología filosófica. ¿Hablaban alguna vez en español? -Hablábamos en italiano, que él había declarado nuestro idioma la primera vez que se asomó al balcón de la basílica de San Pedro. Pero de vez en cuando iniciaba conversaciones conmigo en castellano. Y siempre era cuando me iba a gastar una broma. Como ya dije, tenía el don del buen humor. ABC Viaje a Cuba Fidel Castro agradeció los discursos del Papa, incluso en temas que no estaba de acuerdo. La visita fue el inicio del reconocimiento de los católicos en la isla La visita de Gorbachov El encuentro con el dirigente soviético fue extraordinario. Él fue el gran protagonista de la caída del muro de Berlín 160 viajes Una vez Juan Pablo II me explicó por qué le gustaba viajar: Antes la gente iba a las parroquias. Ahora es el párroco el que tiene que ir a visitar a la gente ¿Cómo veía Juan Pablo II a España? -El hecho de que visitara España cinco veces ya es elocuente. Conocía muy bien su historia y su literatura: recuerdo todavía estupendas conversaciones con él hablando de autores clásicos y modernos españoles. También era consciente de algunas ambivalencias en su historia. -Ahora que sube a los altares, ¿Escribirá usted su libro de recuerdos personales de un santo? -Toca usted un tema que me pesa y que siento como un imperativo moral. Tengo unas 600 páginas de notas tomadas a lo largo de aquellos años... Mucho se ha escrito sobre él, pero su persona, su rico perfil humano está todavía por descubrir. -En abril del 2005, los fieles gritaban Santo súbito! ¡Santo, ya! La beatificación es el primer paso. Y después... ¿santo cuándo? -Cuando Dios quiera. Pero entre tanto hay algo que podemos hacer: aprender de él a vivir. BBB periodo de persecución tal, que no es inferior a la de los primeros siglos, es más, los supera por el grado de crueldad y de odio. Y además de esto, tantas personas desaparecen inocentemente, también en este país en el que vivimos... Una vez más, deseo confiarme totalmente a la gracia del Señor. Él mismo decidirá cuándo y cómo debo terminar mi vida terrena y el ministerio pastoral. Aceptando desde ahora esta muerte, espero que Cristo me dé la gracia para el último tránsito, es decir la (mi) Pascua. Espero también que la haga útil para la causa más importante que busco servir: la salvación de los hombres, la salvaguardia de la familia humana, y en ella de todas las naciones y los pueblos (entre ellos me refiero también en particular a mi Patria terrena) útil para las personas que de modo particular me ha confiado, por la cuestión de la Iglesia, para la gloria del mismo Dios. 12- 18 DE MARZO DE 2000 Cuando el día 16 de octubre de 1978 el cónclave de los cardenales escogió a Juan Pablo II, el Primado de Polonia, Cardenal Stefan Wyszynski, me dijo: La tarea del nuevo Papa será la de introducir a la Iglesia en el Tercer Milenio No sé si repito exactamente la frase, pero por lo menos ese era el sentido de lo que entonces escuché. De esta manera he sido, de alguna forma, preparado para la tarea que el día 16 de octubre de 1978 se me presentó. REUTERS BBB