Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 CULTURA VIERNES, 4 DE MARZO DE 2011 abc. es cultura ABC Cine aborda uno de esos asuntos que al hombre le ha quitado siempre el sueño: ¿es él quién escribe su destino o alguien lo tiene escrito desde siempre y él se limita a cumplirlo? La idea de que un político joven y destinado a grandes tareas se extravíe de su papel por unas gotas de azar se desarrolla aquí de modo brillante, aunque la película se incline más por el cine de flexión que el de reflexión, y se tienda a aliñar esa duda cartesiana con otro discurso, con otro método: la obstinación en el ser amado es más indeleble que la tinta con la que está escrito nuestro futuro. Como consecuencia: cine de ciencia ficción veteado de cine altamente romántico y trufado con el ritmo y el frenesí del cine de acción mientras no se besen, el destino puede aún cumplirse se dicen las fuerzas y cuerpos de seguridad del futuro ya escrito) Matt Damon y Emily Blunt forman un dúo tan bien conjuntado como una de esas parejas de patinadores, y en sus prisas por huir de su destino encuentra el director George Nolfi el modo de hacer una película visualmente extraordinaria (con esas puertas que son un atajo hacia allá donde te dirijas) Todo es muy sorprendente, la tesis, la antítesis, la síntesis, el furor narrativo... pero lo más sorprendente es que con ese todo se deje la sensación al final de la historia de que se ha empequeñecido lo grande y se ha sospechado lo insospechado. Algo así como lo nunca visto, otra vez más. Fotocopia de lo nunca visto DESTINO OCULTO Dirección: George Nolfi. País: EE. UU. Año: 2011. Género: Ciencia ficción. Int: Matt Damon, Emily Blunt, Terence Stamp. E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Matt Damon no galopa menos en esta película que en su papel de Jasón Bourne, y tal vez sea porque es el mismo guionista de la última entrega de esa trilogía, George Nolfi, quien dirige ahora Destino oculto Damon ha pasado de ser en no mucho tiempo uno de los mejores actores de su portal a un intérprete más sólido que un predicador danés, y encarna en esta ingeniosa película aquello que todo ser humano quisiera que le graben en su lápida. Lo mejor de la idea que predica está en su origen literario, un cuento de Philip K. Dick Equipo de ajuste y Carlos Iglesias vuelve al extranjero con una película en torno a los niños de la guerra Notable rareza RANGO Dirección: Gore Verbinski. País: EE. UU. Año: 2011. Género: Comedia de animación. J. CORTIJO La adormecida división cartoon de Nickelodeon Movies resucita en plena temporada de jauja animada con una película que: a) no luce un numerito de apellido; b) no extrae petróleo 3 D; y c) es más rara que un perro verde pistacho o, si se prefiere, que una mezcolanza entre Mad Max (o más bien Tank Girl El bueno, el feo y el malo (o más bien Atolladero y Lilo Stitch (o más bien Monstruos S. A. Buenas expectativas, por tanto, ante la nueva reunión entre Gore Verbinski y un Johnny Depp que realiza un trabajo total tan soberbio que casi le perdonamos El turista Y expectivas que se van cumpliendo en plan efecto dominó nada más arrancar el filme, entre espasmos de slapstick y Dalí, y mientras el camaleónico protagonista va sacando los colores en su peculiar odisea iniciática (como Homer en el episodio de las guindillas guatemaltecas) en un pueblo vaquero con alma de lija. Lejos de los raíles del género, Rango va a su feliz aire: personajes epatantes o repulsivos, moraleja especuladora, atmósfera viciada donde parece que va a asomar Tom Waits tocando el ukalele, y un virtuosismo animado que se desboca en escenas como la de la persecución en pos de la preciada agua. En fin, un fetén escama- western que igual espanta a algunos críos pero, ¿qué más da? Desde Rusia con amor U JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID n franco, 14 pesetas fue un éxito sorprendente del que Carlos Iglesias jamás se olvidará por muy larga que sea su trayectoria. Era su primerapelícula como director dentro de una versátil carrera como actor. Han pasado cinco años y levantar un proyecto continúa siendo un calvario. Al Carlos Iglesias de hoy le sigue moviendo la pasión por contar historias. También es más sabio. Atrás quedan unos días en los que hubo que cortar el rodaje de Ispansi -premio del público en el Festival de Huelva- -por falta de dinerillo. La obra está finiquitada, es la segunda entrega, de tres, sobre emigrantes españoles y se muestra reconfortado al comprobar cómo ha conseguido el equilibrio entre las historias que marcan la acción de esta cinta, que bajo el envoltorio de una intensa relación de amor entre dos personajes de bandos políticamente opuestos rinde homenaje a los los niños de la guerra El proyecto viene de lejos explica el actor y director: Hace años, en la escuela de arte dramático donde estudiaba tuve a un profesor asturiano, uno de aquellos niños, al que llevaron a Rusia a los cinco años. Durante los años que estuve estudiando, él me contó cosas e infinidad de anécdotas y me metió el veneno de esta historia en el cuerpo recuerda. Siempre me llamó la atención que nadie lo hubiera tocado en ficción. Cuando mi primera película tuvo éxito, lo inmediato era pensar en la parejita; porque el niño salió guapo y encima gustó. El caso es que lo que me apetecía era no desligarme totalmente de la primera, sin tener que contar la misma histo-