Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID VIERNES, 25 DE FEBRERO DE 2011 abc. es madrid ABC Esperanza Aguirre estuvo flanqueada por todo el equipo médico que la operó mientras abandonaba el hospital Salgo sin tumor y con mucho ánimo BAguirre deja el hospital y dice que descansará 10 días por recomendación médica: Volveré dentro de poco para ponerme al frente de la Comunidad dos los bordes del tumor el jefe del Servicio de Medicina Nuclear (doctor Carreras) que me puso el ganglio centinela la cirujana plástica- que me arregló la cicatriz No se olvidó de las enfermeras, los celadores y, sobre todo, del personal de cocina. Si algo disgustó sobremanera a la presidenta de la Comunidad de Madrid fueron las declaraciones que hizo el día anterior el alcalde de Alcobendas, donde dijo que Aguirre había protestado por la comida del hospital y que esa era la mejor señal de que se estaba recuperando. Nada más lejos de la realidad. La dirigente no se creía en un principio las declaraciones que había hecho Ignacio García de Vinuesa hasta que le pasaron los teletipos con su intervención. Por eso quiso dejar muy claro que el regidor se lo había inventado todo. Tengo que decir que aquí se come de maravilla. Quien dijo que a mí no me gustaba la comida... Lo que tenía yo era un hambre de muerte porque el doctor me había puesto a dieta. En ese momento no había probado bocado. Que sepan que ayer (por el miércoles) me comí toda la comida y toda la cena Luego, fuera de micros, preguntó a sus asesores por la intervención del regidor. ¿Pero por qué ha dicho esas tonterías? No lo entiendo S MIGUEL OLIVER MADRID alió con la voz todavía quebrada por la emoción y la tensión de lo vivido en las últimas 48 horas. Tras recibir las pertinentes curas y la visita de su médico, Esperanza Aguirre abandonó ayer el hospital, después de que el pasado martes le fuera extirpado un tumor en el pecho. Su caminar algo pausado y tranquilo denotaba que la cornada había sido seria. A pesar de ello, tuvo arrojo de plantarse tres minutos de reloj ante la prensa para agradecer las infinitas muestras de cariño recibidas en los últimos días. Agarrada a su inseparable botellita de agua y flanqueada, entre otros, por los dos médicos que la intervinieron, la presidenta de la Comunidad de Madrid volvió a asomarse a un micrófono para, en resumen, decir una sola cosa: Gracias Más de una quincena de cámaras de televisión y medio centenar de periodistas la esperaban a la salida. Den- tro, la dirigente autonómica también había dejado muchos amigos. Con sus caminatas pasillo arriba, pasillo abajo, Esperanza acabó haciendo amistades con sus vecinos de habitación. Tales han sido las emociones y las experiencias vividas en la tercera planta del Clínico que antes de abandonar el centro quiso repartir entre los internos todos los ramos de flores que le habían llegado a la habitación. Los regaló todos menos uno: el que le había enviado su suegra. Este nos lo llevamos a casa, que si no... le dijo a su marido. Recado a García de Vinuesa Un gasa le cubría la herida de la vía mo, que me han dado los miles de ciudadanos anónimos, los compañeros de partido, que han estado todos a mi lado, y los adversarios políticos, que tengo que decir que han estado muy cariñosos todos ellos Aguirre quiso dar las gracias muy especialmente a todo el personal del centro. Empezó por los doctores que la trataron (José María Román Santamaría y José Antonio Vidart) pero continuó con el maravilloso anestesista (doctor Velasco) los patólogos- que en el quirófano analizaron to- Dos tiritas en la mano Con un pañuelo morado anudado al cuello y un par de tiritas en la mano derecha para sanar la herida provocada por el suero, la presidenta hizo su primera aparición pública desde que el pasado lunes inaugurara en Torres de la Alameda la M- 224 y anunciara la detección del cáncer. Quiero decirles que hace 48 horas ingresé en este magnífico hospital para extirparme un tumor maligno en una mama. Hoy salgo ya sin el tumor y con mucho áni-