Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Revolución en el mundo islámico VIERNES, 25 DE FEBRERO DE 2011 abc. es internacional ABC Tobruk, tomada por la revolución, es una fiesta sin freno. No hay autoridad ni gobierno. Pero se las apañan Vivimos en una anarquía positiva A TEXTO Y FOTO: LUIS DE VEGA ENVIADO ESPECIAL A TOBRUK (LIBIA) bajo el diablo aparece escrito con espray en árabe en la puerta de la antigua iglesia de Tobruk. El edificio conserva toda su estructura salvo la cruz que la coronaba y que cercenó Muamar Gadafi cuando ocupó el poder en 1969. Él es el diablo para los habitantes de esta ciudad al este de Libia que el pasado 17 de febrero se liberó de una dictadura de cuatro décadas. Gadafi quiere hacer creer al mundo que somos un país de islamistas. Pero yo no pongo nunca un pie en la mezquita nos asegura un vecino de la ciudad. Tobruk es una algarabía, una fiesta sin freno. Manifestaciones de júbilo constantes en torno a la plaza Real, rebautizada- -como en otras ciudades también liberadas- -plaza de los Mártires en honor a los caídos en la revolución; ruidosas caravanas de funcionarios con sus vehículos de bomberos o de otros organismos oficiales; disparos al aire de los militares y policías que ya no son leales al poder acantonado en Trípoli... Las pintadas en inglés y árabe contra Gadafi s ven por toda la ciudad. En la plaza hay varios edificios oficiales, como la comisaría o la sede del comité de la revolución, algo así como la delegación del Gobierno, que han sido atacados e incendiados por el pueblo. Hemos acabado con todo resquicio de la autoridad afirma sacando pecho Idriss Khamiss, un meteorólogo de 50 años que recuerda que se llama así en honor a Idriss I, el soberano que reinaba hasta que llegó Gadafi. Nadie gobierna Tobruk en estos momentos. Estamos en una anarquía positiva nos explica el doctor Aly, del Hospital Central Al Betnam. No teníamos dignidad, ni salud, ni educación, ni libertad, ni democracia. Había mucha pobreza y este es un país con mucha riqueza resume Mohamed Haddouth, de 52 años, uno de los líderes de la revolución local. Pequeños grupos de jóvenes fueron saliendo a la calle el 17 de febrero, el gran día. Fue algo inaudito aquí, porque se terminó sumando todo el mundo de manera pacífica. El régimen respondió incluso con armamento pesado Ese día en Tobruk murieron cuatro jóvenes. Una semana después, los que salie- Puerto estratégico. Su puerto, en el este de Libia, es uno de los principales puntos de salida del país. Escenario de guerra. La ciudad fue lugar de una importante batalla en la Segunda Guerra Mundial por su importancia en las comunicaciones. Resistencia. Es una punto fuerte de la Cyrenaica, antigua colonia italiana donde nació la resistencia anticolonial. Los ciudadanos celebran la liberación de la ciudad de Tobruk Tobruk y la historia ron a protestar arriman el hombro para cubrir el vacío de poder oficial. Cuidando de que el tráfico no se desmadre, jóvenes voluntarios se han colocado en los cruces. Otros barren las calles. Otros reparten incluso agua y zumos a los que llegan a la plaza a presenciar en directo de los nuevos aires de libertad. No se ven ni agentes de Policía ni militares en activo. Los que siguen siendo fieles al régimen o se han ido o no salen de sus casas. Abde- nasser Boudala, de 40 años, fue policía hasta hace cinco años. Él es uno de los que aparece en el famoso vídeo de youtube en el que los habitantes de Tobruk derriban el monumento al Libro Verde de Gadafi que presidía la entrada de la sede del comité de la revolución. Se remanga y muestra el brazo hecho un cardenal y salpicado de perdigonazos. También el cuello y la frente. Fue herido por los que hasta hace un lustro fueron sus compañe- CORPORACIÓN RTVE, S. A. SOLICITUD DE OFERTAS PARA EL EXPEDIENTE: ros durante el levantamiento el pasado 17 de febrero. Boudala llegó a participar en uno de los programas de formación de agentes que patrocina Italia y guarda de aquella estancia incluso una foto con Silvio Berlusconi. Los vecinos frenan al periodista que se pasea por las calles para expresarle su alegría porque se sienten liberados y porque al fin pueden charlar con extranjeros. Fatia Mustah, funcionaria de 35 años, pasea en compañía de su marido y se gira al ver al reportero. Va cubierta entera de negro y solo deja entrever sus ojos, pero deja claro que espera que desde ahora las mujeres tengan más derechos. En un intento por recuperar la normalidad, los bancos volvieron a abrir ayer en Tobruk. Unas doscientas personas se agolpan a las puertas de una sucursal delante de la iglesia. Los más próximos aporrean la puerta en busca de algo de dinero con el que seguir viviendo. Los colegios siguen sin embargo cerrados. En una escuela de niñas situada justo delante de la plaza se ha instalado un especie de taller en el que distintos artistas locales diseñan en vivos colores sobre cartones las caricaturas con las que se manifiestan por las calles. Por la mañana están todas expuestas conformando un museo improvisado. Para disfrute de los autóctonos, Gadafi es denigrado de mil y una formas. Al caer la tarde se pueden ver las revolucionarias obras portadas por jóvenes en la plaza. La que mas llama la atención es la que muestra al dictador convertido en rata. Todos quieren fotografiarse junto a ella. N EXPTE. 2011 10035 TÍTULO: ADECUACIÓN PARCIAL DE CUBIERTAS E INSTALACIÓN DE EQUIPOS COMPLEMENTARIOS DE PRODUCCIÓN DE FRÍO EN EL CENTRO DE PRODUCCIÓN TVE DE SANT CUGAT DEL VALLÉS, BARCELONA. Plazo de presentación de Ofertas: Hasta las 14,00 horas del día 22 de Marzo de 2011, en el Registro General de la Corporación RTVE, Despacho 2 035, Edificio Prado del Rey, Avda. Radio y Televisión, 4, Prado del Rey, 28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid) Información y entrega de documentación: Subdirección de Compras de la Corporación RTVE, Despacho 3 037 (de lunes a viernes, de 9 a 14 horas) Edificio Prado del Rey, Avda. Radio y Televisión, 4, Prado del Rey, 28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid) Teléfono 91 5817363, y en Internet: http: rtve. es programas licitaciones Los gastos de publicación del anuncio serán por cuenta del adjudicatario. Los bancos, abiertos