Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 25 DE FEBRERO DE 2011 abc. es españa ESPAÑA 27 Las cinco víctimas mortales de Hoyo SERGIO VALDEPEÑAS MARTÍN B. SARGENTO PRIMERO DE TIERRA MIGUEL ÁNGEL DÍAZ RUIZ CABO DE TIERRA El fallecido de mayor graduación. De la Brigada Acorazada XII (El Goloso, Madrid) Madrileño de 35 años, acababa de volver de Afganistán. MARIO HERNÁNDEZ MATEO SARGENTO DE TIERRA Natural de Lumbrales (Salamanca) era el más joven del grupo, con apenas 25 años. Compartía base con los dos anteriores. VÍCTOR M. ZAMORA LETELIER SARGENTO PRIMERO DE MARINA El preso etarra más antiguo saldrá de prisión en abril BSagarduy recupera la libertad tras más de 30 años de condena, sin lograr nada J. P. MADRID Nacido en Chile (1966) Estuvo en Líbano y Bosnia. Pertenecía a la Brigada de Infantería, en San Fernando (Cádiz) Deja un hijo. JAVIER MUÑOZ GÓMEZ CABO PRIMERO Nació en Madrid el 10 de octubre de 1977 y pertenecía también a la Brigada Acorazada XII. Estuvo desplazado en Afganistán, Kosovo y Bosnia. Tenía destino en su San Fernando natal. De 36 años, deja viuda y huérfana. DE SAN BERNARDO gunos de los fallecidos. La mala noticia saltó al filo de las diez y media de la mañana. Carme Chacón informó a Su Majestad el Rey y al presidente del Gobierno del triste suceso. Se preparaban para desactivar explosivos y salvar vidas en Líbano cuando han perdido las suyas destacó la titular de Defensa, que compareció ante los medios en la sala noble de la misma Academia, de oscuro y con gesto severo. Fuera, la muerte dejó sumido en el silencio el recinto castrense. Las prácticas quedaron suspendidas y solo pudo verse a algunos militares desfilar, de regreso a los pabellones principales. A las cuatro y media de la tarde se producía el levantamiento del cadáver. Los especialistas del Equipo Maniobras suspendidas de Policía Judicial del puesto de la Guardia Civil en Colmenar Viejo se han hecho cargo de la investigación del suceso. Hasta el recinto se desplazaron, además, unidades territoriales, del laboratorio y del Equipo de Desactivación de Explosivos (EDEX) de la Benemérita. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y Carme Chacón visitaron a los familiares de las víctimas mortales en la Brigada Acorazada Guadarrama XII del Ejército de Tierra, con base en El Goloso (Madrid) para trasladarles personalmente su pésame. Además, el Tercio de la Armada de San Fernando, donde tenían su base dos de las víctimas, ha suspendido los actos previstos para celebrar hoy viernes el 474 Aniversario de la Infantería de Marina, debido al lamentable accidente. Tras haber permanecido 30 años y 9 meses en prisión por sus muchas fechorías, el próximo 13 de abril recuperará la libertad el pistolero José Maria Sagarduy, alias Gatza y lo hará sin haber conseguido ninguno de los objetivos de la Alternativa KAS que le hicieron precipitarse a ETA cuando apenas tenía 20 años. Poco después, el 5 de mayo, saldrá de la cárcel su compañero en andanzas criminales Jon Agirre Aguiriano, que ha malgastado entre rejas 30 de sus 69 años. Lejos de encontrarse una Euskal Herria, grande e independiente ambos toparán con un País Vasco gobernado por españolistas Y lejos de ser recibidos como héroes gudaris tan solo un puñado de familiares y askatasunos les darán la bienvenida en un oscuro callejón de Zornoza y Aramayo. Gatza ha cumplido condena por el asesinato del policía municipal Juan Cruz Hurtado, perpetrado el 2 de noviembre de 1978 en Guernica. En el cobarde atentado resultó herida de extrema gravedad su novia. También ha purgado por la acción criminal que acabó con la vida del falangista José María Arrizabalaga, cometida el 27 diciembre de ese mismo año. Además, fue condenado por los delitos de tenencia de explosivos, depósito de armas y robo de vehículo a motor. En sus más de treinta años en prisión ha protagonizado numerosos incidentes. Huelgas, broncas e incluso agresión y amenazas a funciona- rios. El 6 de marzo de 1993 intentó fugarse del centro penitenciario de Granada. Hizo un agujero en el techo de su celda por donde accedió al tejado. Allí, sirviéndose de un cable en cuyo extremo llevaba un garfio, el torpe etarra quiso ser pirata del nervión y se lanzó al abordaje sobre una malla metálica que cubría el patio, pero resbaló en su intento. El ruido del golpe fue tan atronador que puso en alerta al servicio de guardia. El etarra garfio se llevó como recuerdo la fractura de un brazo y una pierna, además de la voluntad expresa de no volver a intentarlo. Ello le excluyó del plan de redención de penas, por lo que se vio obligado a cumplir 29 años de condena. El año y nueve meses restantes obedecen a la aplicación de la Doctrina Parot -criterio por el que las redenciones se calculan a partir del cómputo de la condena completa y no del máximo de cumplimiento- así como a la pena añadida por el intento de fuga y la agresión al funcionario. Etarra instrumentalizado Símbolo Gatza ha sido utilizado por la izquierda abertzale como icono de la resistencia frente a las medidas de reinserción Infanticida También saldrá en marzo Jon Aguirre, de 69 años, condenado por asesinar a un niño, entre otros muchos delitos Gatza entró en la cárcel con 21 años y saldrá con 52, siempre y cuando de aquí a abril no protagonice nuevos altercados. Por ello, la izquierda abertzale lo ha venido instrumentalizando como un emblema, el símbolo de la resistencia, de la disciplina férrea mantenida entre rejas, frente a las tentaciones de acogerse a medidas de reinserción. Es modelo a seguir dentro del complejo ETA porque en ningún momento ha amagado siquiera con el arrepentimiento. Precisamente su participación en un acto de homenaje a Sagarduy llevó a Arnaldo Otegi al banquillo por un delito de enaltecimiento del terrorismo, aunque el juicio deberá repetirse. Pero al mismo tiempo, Sagarduy es un icono para el Estado de Derecho, desde el momento en que el etarra recupera la libertad sin que ETA haya conseguido ninguno de sus objetivos, y ante la indiferencia, cuando no repulsa de la sociedad vasca. Pocos días después, el 5 de mayo, saldrá en libertad su compañero en el sindicato del crimen Jon Aguirre Aguiriano, de 69 años. Actualmente se encuentra en la prisión vizcaína de Basauri por motivos de salud. Entre sus síntomas no está el remordimiento por el mucho daño causado, por ejemplo, cuando participó en el asesinato de un niño de 13 años. Aunque sí la depresión porque sus años malgastados en prisión no le han servido para nada.