Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 10 DE FEBRERO DE 2011 abc. es cultura CULTURA 61 XIX FESTIVAL FLAMENCO Las perversiones del mundo de la ópera, en clave de zarzuela BPrograma doble en la Zarzuela con El estreno de una artista de Gaztambide, y Gloria y peluca de Barbieri Miguel Poveda entre aclamaciones CONCIERTO DE CANTE Cante: M. Poveda. Guitarras: C. y J. Guerrero. Palmas: C. Grilo y L. Peña Cantarote. Lugar: Teatro Circo Price. Fecha: 8- 2- 2011. Cante: P. del Pozo y J. Valderrama. Guitarras: A. Carrión y D. Casares. Baile: El Güito y su cuadro flamenco. Lugar: Teatro Circo Price. Fecha: 9- 2- 2011. MANUEL RÍOS RUIZ MAESTROS SUSANA GAVIÑA MADRID ¿Cuáles son las perversiones en un teatro de ópera? O mejor dicho, detrás del escenario del teatro. Una de ellas es quién elige a los cantantes y el por qué de esa elección. Este es uno de los temas que aborda la zarzuela El estreno de una artista con música de Joaquín Gaztambide y libreto de Ventura de la Vega, que fue estrenada en el Teatro del Circo de Madrid en 1852. Mañana, más de siglo y medio después, esta deliciosa obra en palabras de Luis Olmos, subirá al escenario del Teatro de la Zarzuela, donde se presentará por primera vez en un programa doble que se completará con otra obra casi desconocida del género, Gloria y peluca primera zarzuela que compuso Asenjo Barbieri, en 1850, y que José Luis Santos puso en escena en este mismo teatro en 1983. Ambos títulos fueron concebidos a mediados del siglo XIX, en un ambiente en el que los compositores españoles se afanaban por crear un género nacional propio que le plantara cara a la invasiva ópera italiana o a la opereta vienesa. De ahí el argumento de la obra de Gaztambide, con ciertos guiños llenos de ironía que denuncian las irregularidades o perversiones que se llevaban acabo en aquella época. Muchas de las cuales son las mismas hoy que entonces: un afecto excesivo a lo que viene de fuera, la perversión de los compositores a la hora de elegir a los cantantes, o los advenedizos que se meten a hacer un género que no conocen... subraya Ignacio García, responsable de la puesta en escena en la que ha procurado dar cierta continuidad a las dos historias a través de consolidar la narración de teatro dentro del teatro. He procurado crear un espectáculo integral y para ello he buscado un nexo entre los dos títulos El personaje que interpretará el barítono Fernando Latorre, Astucio, en la primera obra, y Marcelo Pelusa, en la segunda, funcionará de forma transversal hilvanando ambas tramas. El estreno de una artista cuyo argumento lo tomó prestado Ventura de la Vega de Concert à la cour, ou La dèbutante (1824) de Eugène Scribe, fue una obra que sirvió en la época para el lanzamiento de cantantes noveles. De la Vega situó la acción en la Corte del Gran Duque (Edu Soto) de Florencia, donde dos jóvenes cantantes españoles, Enrique (José Manuel Montero) y Sofía (Sonia de Munck) quieren hacer Un momento del montaje, dirigido por Ignacio García carrera en la ópera pero se encontrarán con la oposición del director musical, Astucio, que no quiere perjudicar a la prima donna, Marietta (Marisa Martins) que es su esposa. Para ello utilizará toda clase de artimañas que no le servirán de nada. En Gloria y peluca la pareja española aparece triunfal interpretando a Bellini, mientras que Astucio y Marietta se ven marginados como una cos- ABC turera y un peluquero, con ambiciones de compositor, en el teatro de la ópera. En el foso de la Zarzuela, se alternarán José Miguel Pérez Sierra y Santiago Serrate, quien destaca el valor de ambaspartiturasenlaqueseaprecianfuertes influencias del repertorio italiano, de Bellini- -del que se incluyen fragmentos de I Capuletti e I Montecchi y de Rossini así como de la ópera clásica, como Mozart El Concierto de Cante de Miguel Poveda, con un aforo abarrotado, arrancó con su sola presencia en el escenario con una clamorosa ovación, la primera de las tantas que recibiría a lo largo de la velada. La trayectoria artística del cantaor catalán viene siendo verdaderamente triunfal, porque con su conocimiento de los estilos y sus extraordinarias facultades ha convencido a los más exigentes cabales y ha conseguido atraer nuevo público al género. Abrió su amplio recital cantando serranamente, continuando con estilos básicos, entre ellos soleares, mezclado las de la escuela meirenara con las marchenera, en un ejercicio sumamente meritorio al pasar de una a otra versión tan distintas de entonaciones y melismas, de tercios de diferentes formas cantaoras de expresión. Un reto, en una palabra, con el que Miguel Poveda pone rotundamente de manifiesto su ductilidad para afrontar y redondear toda tendencia cantaora. Otro alarde povediano estuvo cifrado en las cantiñas. Luego, ofreció un homenaje a Enrique Morente, sumamente lucido al engarzar los ecos morentianos y fandangueriles con su personal elogio. Seguidamente, con emocionante estremecimiento Miguel Poveda cantó por siguiriyas, Y jacarandosamente por tangos y bulerías, una jonda y bien paladeada malagueña, el romance- toná del uvero y, a petición del público, canciones aflamencadas. Indiscutiblemente, lo que se dice triunfo apoteósico. En función titulada Maestros segunda del festival, Paco del Pozo, junto a la guitarra magistral y personalísima de Antonio Carrión, se lució por malagueñas, caracoles, soleares y bulerías. Y El Güito ofreció su soleá para los anales. Finalmente, Juan Valderrama llevó a cabo su homenaje a los maestros de antaño, desde Chacón a su padre, pasando por Pepe Pinto, Porrinas, Niña de los Peines, Marchena y Vallejo. Una demostración clara de conocimiento del género cerradamente aplaudida.