Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID JUEVES, 10 DE FEBRERO DE 2011 abc. es madrid ABC Butroneros hiperactivos BCaen cinco jóvenes por robar en joyerías y un concesionario. Suman más de 50 detenciones CARLOS HIDALGO MADRID Los delincuentes habían conseguido inhabilitar la señal de la Policía mediante sofisticada tecnología. Fuentes del caso precisaron que, pese a ello, casi todos los robos quedaron en tentativa; fueron abortados en el último instante. Se ha probado su participación en seis asaltos. Uno de ellos, en una oficina de Correos de Pinto. Pero su objetivo preferido eran las joyerías. Le dieron a una de la calle de Silva (Centro) a dos pasos de la Gran Vía. También en establecimientos del Camino de Vinateros (Moratalaz) Getafe, Alcobendas y San Fernando de Henares. En otra ocasión, robaron un coche de alta gama por el método del alunizaje en la avenida del Machupichu, en el distrito de Hortaleza. La Policía Nacional les seguía los pasos. Aunque no llegaron a consumar sus golpes, era imprescindible pararles los pies a este grupo. Había que actuar antes de que dieran el palo de la década. Una vez localizados e identificados los miembros del clan, agentes del Grupo Operativo de Apoyo perteneciente a la UDEV empezaron las tareas de vigilancia. Sólo había que esperar al momento justo. De Moratalaz a Getafe En plena ofensiva de asaltos a joyerías madrileñas, la Policía Nacional ha asestado un golpe mortal a uno de los grupos más activos y especializados de los últimos tiempos. Se trata de una banda integrada por cinco personas que, pese a su juventud, sumaban casi medio centenar de antecedentes policiales. Eran especialistas en butrones, aunque tampoco dudaban en diversificar sus funciones y dar algún que otro alunizaje. Hasta la semana pasada, cuando su nutrida carrera delictiva sufrió el revés más importante. La operación Rin arrancó el pasado mes de noviembre. En la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de Madrid (UDEV) se comenzaban a acumular denuncias, principalmente, de joyerías que habían sido objeto de butrones. El patrón en todos los casos era bastante similar. Y surgió a principios de la semana pasada. Los investigadores registraron el piso franco del grupo, ubicado en Getafe. Allí escondían todo un arsenal de herramientas: linternas, destornilladores, una llave hexagonal, un pico, una cizalla, alicates, tenazas, una bombona de oxígeno comprimido con reguladores y dispositivo de lanza térmica, walkies talkies y dos inhibidores de señal de cuatro antenas con baterías. Éste último elemento era uno de los más eficaces para los cacos. Uno de los integrantes de la banda era experto en este tipo de tecnología, y se encargaba de buscar el material. El resto de funciones se la repartían un conductor y tres personas más, entre ellas la única mujer, que se dedicaban a recabar información y vigilaban los comercios que iban a ser sus víctimas poco después. El modus operandi era muy similar en todos los casos. Trabajaban siempre de madrugada, pertrechados con pasamontañas, guantes y gorros. Practicaban el butrón, después de haber analizado las posibilidades que se les brindaba según el caso que tuvieran entre manos. Pero, antes, echando mano de los inhibidores de frecuencia, dejaban sin señal el canal de comunicación de la Policía. Así, aunque saltaran las alarmas, el aviso no llegaría como para poderles pillar con las manos en la masa. Luego, intentaban reventar, con todos los artilugios anteriormente detallados, las cajas fuentes de los comercios. El cabecilla, Francisco Javier R. R. nacido en 1977, arrastraba 14 antecedentes por robos con fuerza- -por ejemplo, alunizajes y butrones- atracos y amenazas; Benito S. M. de 1984, contaba con 15 reseñas anteriores; David D. G. de 30 años, sumaba veinte. El resto, José María G. G. (1980) y María R. E. (1988) no estaban fichados. Sin señal policial Operación Rin La banda utilizaba inhibidores para desactivar la frecuencia de la Policía, aunque todos los butrones fueron abortados Registro en Getafe Escondían en un piso franco hasta elementos de una lanza térmica, cizallas, picos, pasamontañas, guantes y gorras