Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 10 DE FEBRERO DE 2011 abc. es economia ECONOMÍA 41 Tres nuevos candidatos para un solo puesto MARIO DRAGUI Gobernador Banco Italia KLAUS REGLING Presidente del EFSF JENS WEIDMANN Consejero de Angela Merkel Ha sido Jefe del Financial Stability Board desde 2008; goza de prestigio, pero tiene en contra su nacionalidad. Este alemán lleva con mano firme el Fondo de Estabilización de la Eurozona desde mayo de 2010. A su favor tiene la nacionalidad y el apoyo de la canciller, pero carece de experiencia en bancos centrales. Weber deja en el aire su carrera por la sucesión de Trichet BTentado por Deutsche Bank, también dejaría la presidencia del Bundesbak antes de agotar su mandato MARIBEL NÚÑEZ CORRESPONSAL EN BRUSELAS En manos del eje franco- alemán El hecho de que el próximo presidente del Banco Central Europeo (BCE) tenga que ser alemán no está escrito en ningún sitio, pero se da por hecho si echamos la vista atrás. En 1998, cuando se decidió la puesta en marcha de la moneda única, se nombró al holandés Wim Duisenberg al frente de la máxima autoridad monetaria europea y el entonces presidente de Francia, Jacques Chirac, obligó al holandés a hacer una declaración en la que aseguró que cedería al término del mandato su cargo a un francés, Jean- Claude Trichet. Al mismo tiempo el entonces canciller alemán, Helmut Kohl, se aseguraba que el sucesor de Trichet sería un compatriota suyo. El hecho de que Alemania y Francia se repartan de una manera oficiosa, con algunos guiños a los países del sur como el actual presidente de la Comisión Europea, no es casual ya que son los que más fondos aportan al capital del BCE. La Eurozona no gana para sustos. Ayer no fue el turno de los mercados de deuda de los países periféricos ni los debates sobre la nueva capacidad del Fondo de Estabilización Financiero de la Eurozona, sino la mismísima presidencia del Banco Central Europeo (BCE) El melón de la sucesión de Jean- Claude Trichet, que en principio estaba previsto que se abriera en el verano ya que el mandato del francés termina en octubre, se ha visto de repente sobre la mesa al publicarse que el actual presidente del Bundesbank, Axel Weber, y firme candidato de Alemania a suceder a Trichet al frente de la máxima autoridad monetaria, se retira de la carrera por la sucesión. Las razones, según fuentes próximas a Weber citadas por la agencia Reuters, serían que la canciller alemana Angela Merkel le había comunicado que su candidatura no contaba con el apoyo de todos los países europeos. En los últimos meses, Weber ha sido la voz representante del ala más dura de la política monetaria europea en el seno del Consejo de Gobernadores del BCE, al oponerse abiertamente a la intervención de esta institución en el mercado de deuda mediante la compra de títulos de los países con más dificultades para financiarse, sobre todo Grecia, Irlanda, Portugal y España. Aunque el Bundesbank intentó zanjar la polémica asegurando que el debate sobre el futuro profesional de Weber no está sobre la mesa, varias fuentes cercanas al Ejecutivo de Merkel reconocieron una conversación telefónica entre la canciller y el propio Weber celebrada ayer y en la que, al parecer, Merkel le dijo que estaba dispuesta a luchar por su candidatura en Europa. La prensa alemana pu- Weber, al fondo, se descuelga en la carrera por el relevo de Trichet REUTERS ANGLO IRISH BANK HABLA DE SITUACIÓN ESPELUZNANTE Los bancos irlandeses piden otros 15.000 millones a Europa S. E. DUBLIN Al teléfono con Merkel blicaba ya ayer la posibilidad de que Weber dejara antes del fin de su mandato en abril de 2012 el máximo cargo en el Bundesbank para incorporarse a la banca privada germana, concretamente al Deutsche Bank, el primer banco comercial de ese país. Entre los candidatos al BCE figuran el actual gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, y el Presidente del Fondo de Estabilización de la Eurozona, el germano Klaus Regling. Sin embargo el portavoz del Gobierno alemán abogó ayer por un candidato fuerte que bien podría ser un alemán, en alusión a Jens Weidmann, actual consejero de la canciller alemana Angela Merkel. Las convulsiones que azotaron al sistema financiero irlandés no parecen del todo inactivas. El gestor del nacionalizado Anglo Irish Bank, Alan Dukes, estima que los bancos del país necesitan ahora una inyección de capital extra de 15.000 millones para mantenerse a flote. Dukes, ex líder del partido opositor Fine Gael y gestor de la entidad por designación gubernamental, no recurrió a efumismos cuando calificó la situación de espeluznante y estimó que los 35.000 millones que la UE y el FMI aportarán para la reestructuración de los bancos irlandeses no es suficiente para acometer una reforma creíble del sistema, por lo que reclamó un incremento del 40 del fondo, hasta los 50.000 millones. Sus declaraciones se produjeron un día después de que el Anglo Irish Bank estimase que sus pérdidas en 2010 llegarán a los 17.600 millones, una cifra récord en Irlanda. La mayoría de estas pérdidas provienen de su cartera inmobiliario, de cientos de hipotecas de riesgo concedidas antes y después del estallido de la burbuja inmobiliaria.