Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA EL BLOG DE ÁNGEL PUERTA Los sapos con pan son menos abc. es blogs JUEVES, 10 DE FEBRERO DE 2011 abc. es españa ABC Malentendido Después de poner el martes el grito en el cielo por el agravio comparativo, Barreda y Vara prefirieron echar tierra sobre el asunto un vencimiento de 250 millones en el segundo semestre de este año, informaron a este periódico fuentes del Gobierno regional. Zapatero, por su parte, habló ayer, casi 48 horas después de la polémica cita con Mas para asegurar que no hay trato de favor hacia Cataluña y que lo permitir refinanciación no supone rectificación alguna. Salen también en su defensa el secretario de Estado de Política territorial, Gaspar Zarrías, quien aseguró que el PP ha recibido orden de tirarse a la yugular de Zapatero y Cataluña, y el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que prefiere hablar de malentendido y no de agravios comparativos. En este marco, ayer resultó significativo el silencio del secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, que hace escasamente un mes había asegurado que no se autorizaría el endeudamiento a Cataluña hasta que no pusiera en marcha el plan de saneamiento. Ocaña no quiso hacer declaraciones al respecto en el transcurso de una comparecencia ante los medios de comunicación. Y es que pese a las declaraciones del presidente y del propio PSOE lo cierto es que el Consejo de Política Fiscal y Financiera había acordado el pasado verano endurecer las condiciones de endeudamiento de las comunidades autónomas. Dejaba bien claro que estas autorizaciones del Ministerio de Economía y Hacienda quedarían ligadas y condicionadas al cumplimiento de los objetivos de déficit y a la aprobación de las medidas necesarios para corregir las desviaciones que surgieran. Silencio de Ocaña Nuria de Gispert entrega un cheque a Mas con lo que ha ahorrado el Parlamento catalán INES BAUCELLS Zapatero niega ahora trato de favor a Cataluña y que haya rectificado BHacienda no comenta el visto bueno para refinanciar deuda autonómica antes de comprobar los recortes G. SANZ Y. GÓMEZ MADRID Gobierno y PSOE intentan arropar a José Luis Rodríguez Zapatero tras la mala explicación que se dio el lunes por la noche, reconocen a ABC diversas fuentes socialistas, de lo decidido en el encuentro que mantuvo el presidente del Gobierno con el de la Generalitat, Artur Mas. Ambos acordaron permitir la refinanciación del vencimiento de deuda de esa comunidad en 2011 sin más dilación; es decir, sin esperar a comprobar cómo funciona su plan de consolidación fiscal, que recorta un 10 de gasto público. Esa comprobación era una de las condiciones impuestas por el Ejecutivo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera a todas las comunidades, que cuando se enteraron, por boca del propio Mas, de que Cataluña podría endeudarse pusieron el grito en el cielo. Para terminar de rematar el lío, Artur Mas habló de nuevas emisiones -sin especificar la refinanciación que, según Economía, no es técnicamente nueva deuda- -y nadie del Gobierno salió a replicarle. Horas antes, el propio Zapatero había dado marcha atrás y ordenado al vicepresidente Manuel Chaves que no saliera a darle réplica. Consecuencia: durante la noche del lunes, en los medios audiovisuales, y en los periódicos del martes, triunfa la versión de la nueva emisión sin matices. Tanto, que el mismo martes, el Gobierno se lanza a achicar la vía de agua matizando que los dos mandatarios solo habían hablado de refinanciar vencimientos y que eso lo podrán hacer todas las comunidades, como ya lo hicieron sin restricciones el año pasado. Eso sí, el Gobierno intenta no hacer demasiado ruido en la verdadera novedad: permite que se haga sin esperar a ver cómo funciona cada plan de consolidación fiscal. Presidentes como el castellano- manchego, que el martes advirtió que no permitiría discriminación alguna en favor de Cataluña, cuando ayer conoció la letra pequeña, matizó su discurso. A diferencia de Cataluña, acuciada por las tensiones de tesorería de las que habla Mas, que la refinanciación va a ayudar a resolver, sólo tiene MAS ACUSA AL TRIPARTITO DE LLEVAR EL PAÍS A LA RUINA El PP catalán apoya a Mas en el endeudamiento M. J. CAÑIZARES BARCELONA El endeudamiento catalán centró también la primera sesión de control del presidente Artur Mas en el Parlamento autonómico, donde acusó al anterior Gobierno tripartito que llevar a Cataluña a la ruina con su gasto desbocado, lo que le valió la réplica del presidente del grupo parlamentario del PSC, Joaquim Nadal, muy crítico con el alarmismo del líder de CiU. Usted no gene- ra confianza dijo el dirigente socialista. La Cámara autonómica autorizó al ejecutivo catalán a endeudarse por 2.613 millones de euros con los votos de CiU, PSC, ERC y PP. Los populares catalanes se desmarcaron de las críticas vertidas por los barores territoriales pues, a través de su presidenta, Alicia Sánchez- Camacho, negaron que Cataluña reciba un trato de favor por parte de Zapatero. Mas instó a la dirigente popular a extender esa visión a sus compañeros de filas. El presidente de Solidaritat Catalana per la Independència, Joan Laporta, lamentó que Mas fuera a Madrid a mendigar a lo que éste respondió con una nueva promesa de seguir el camino del derecho a decidir, pero no el de los grandes milagros a cumplir en dos meses Admitió que la reunión en la Moncloa no salió del todo bien, pero ir a rogar a Zapatero no lo hice ni lo haré con ningún presidente español El debate sobre las finanzas catalanes tuvo como colofón el posado de Artur Mas junto a la presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, quien le entregó un cheque por valor de seis millones de euros, que es la cantidad ahorrada gracias a la suspensión de las obras de ampliación de la sede de la Cámata autonómica.