Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 DEPORTES las tuvieron, en solo dos ocasiones, se encontraron con un Casillas esplendoroso, con dos paradas de tronío. El resto fue todo del Madrid, que desmadejó a la Real hasta romperle en mil pedazos. Al minuto 7 Kaká ya había marcado tras un despeje erróneo de Elustondo, por lo que el choque quedó listo y cocinado para que Cristiano hiciese su irrupción con una catarata de lujos y galopadas llenas de fantasía. Marcó el primero CR y puso cara de ¿y ahora qué, listillos. Ni ansiedad ni crisis. Soy el más alto, el más guapo y me voy a por Lionel Y una vez pasada factura al mundo, marcó el tercero, otro golazo, para esta vez celebrarlo con su sonrisa Profidén y felicidad en la carrera. El partido se acabó en ese instante. Totalmente. De la Real apenas se supo, si bien no se habían tenido noticias en una primera parte nefasta para los donostiarras, blandos en todo, sin un mínimo convencimiento de que podían plantear batalla. El Madrid, que jugó muy bien, tuvo muchas facilidades, en parte por la dejadez de funciones del rival y en parte porque tuvo muchos jugadores con una buenas dosis de inspiración. Aparte de la mención especial a Cristiano, jugador en ebullición permanente y que hizo rotos allá por donde apareció, hubo notas positivas para los blancos. Por ejemplo, Adebayor, que en un solo partido dejó mejores sensaciones que las que había dejado Benzema en todo este tiempo vestido de blanco. O Lass, que destrozó la medular donostiarra con una actuación digna de un microondas. O Casillas, con paradas increíbles. En general, la Real se vio superado en todas las líneas y en todos los aspectos del juego. Acortó distancias con un gol de carambola, pero al final acabó goleado y puede incluso sentirse afortunado porque, tal y como jugó el Madrid, pudo llevarse un saco de goles profundo como el mar. LUNES, 7 DE FEBRERO DE 2011 abc. es deportes ABC Filigranas en la batalla BEl Madrid logra un cómodo triunfo con un fútbol de lujo, exhibiéndose ante una Real Sociedad que le dejó hacer y construir en exceso N JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID ada que decir, nada que contar, ni una sola línea de heroicidad que escribir sobre el partido de ayer. Hay encuentros que se presentan con unos signos de identidad claros, diáfanos, sin una sola sombra de duda. En este se vio que la Real estaba lejos, muy lejos, de venir con las armas prestas para plantar batalla. Todos sus centrocampistas se metieron atrás, lejos de las líneas del medio campo donde poner una primera barrera a los madridistas. Por el contrario, estableció su barricada, solo una, junto a la defensa, y les dejó el espacio, el balón y, sobre todo, el tiempo para pensar y crear, a los ingenieros blancos, que ayer fueron multitud. Rotó Mourinho pero, aun con eso, el equipo que presentó era de selección mundial: Kaká, Ozil, Adebayor, Cristiano, Xabi Alonso... Mucho talento junto, con el horizonte despejado y el escenario propicio para las espaldinhas de Cristiano, los taconazos de Adebayor o las entradas fantasiosas de Kaká u Ozil. Aunque el alemán cayó a la banda derecha, enseguida se alejó hacia el carril del ocho para dejar una franja de penetración a Arbeloa. Pero daba igual lo que hiciese el Madrid. Todo le salía bien porque nunca encontró una respuesta digna de un rival muy corto en todo. Con dos extremos de talento como Xabi Prieto o Griezmann, el caso es que la falta de posesión de balón apenas les dio opciones de lucimiento, y cuando REAL MADRID Casillas Arbeloa Carvalho (69) Garay Marcelo Lass X. Alonso Ozil (82) Kaká (59) C. Ronaldo Adebayor Di María (59) Albiol (69) Canales (82) 4 REAL SOCIEDAD Bravo Estrada M. González Ansotegi De la Bella Rivas (63) Elustondo Xabi Prieto Zurutuza Griezmann (63) Tamudo (82) Vergara (63) Sarpong (63) Aguirretxu (82) 1 Fin de la historia GOLES 1- 0, m. 7: Kaká. 2- 0, m. 20: Cristiano Ronaldo. 3- 0, m. 40: Cristiano Ronaldo. 3- 1, m. 71: Arbeloa, en propia meta. 4- 1, m. 88: Adebayor. EL ÁRBITRO Ramírez Domínguez, del Comité andaluz. Amonestó a Xabi Prieto, Rivas, Xabi Alonso, Albiol y Estrada. LA FIGURA Cristiano Ronaldo Buen partido del luso, que volvió por sus fueros, marcó dos goles y creó peligro cada vez que entró en contacto con el balón. LO MEJOR Fútbol de muchos quilates en el Madrid, con mucho talento en el campo. La rapidez de Cristiano. R. Madrid 27 7 68 3 695 11 7 62 LO PEOR Rendición incondicional de la Real antes incluso de empezar. Poca garra y presión inexistente. R. Sociedad Remates Remates a portería Balones perdidos Fueras de juego Pases Saques de esquina Faltas cometidas Posesión %12 4 76 3 424 3 10 38 Adebayor abre el campo y CR contesta a Messi TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID Risueño, alegre. Nunca le habíamos visto así a lo largo de la temporada, Mourinho es feliz en el Real Madrid y su sentimiento lo traslada al equipo. Ha conseguido el poder deportivo y su tranquilidad se nota en la serenidad de su trabajo. Prometió a Emmanuel Adebayor que iba a ser un jugador clave y cumplió su palabra. El afri- cano debutó como titular en su tercer partido y ofreció una variedad de movimientos que coronó con su segunda diana en tres partidos. El entrenador está encantado con él. Y Cristiano. Un encanto que Kaká intenta recuperar. El técnico le aseguró al brasileño que volverá a ser un hombre importante en el equipo y le sacó en el once. También marcó. Los dos le respondieron con excelencia. Abrieron espacios para que Ronaldo quitara el percutor de la metralleta después de cuatro partidos de asueto y lanzara dos zarpazos que le permitieron igualar a Messi en esta guerra fría por el título de goleador de la Liga, 24- 24. El Real Madrid vive los mejores momentos con su técnico. Pidió a Adebayor como el delantero que necesitaba y se lo trajeron. Le convenció desde el primer día. Es el pivote por el que giró todo el ataque madridista. Ayer siempre hubo un punta cerca del punto de penalti. Y cuando penetró por las bandas abrió pasillo a Marcelo, a Ozil y al sensacional Cristiano, que lanzó ocho trallazos con peligro de acierto. Mourinho conocía a Manuel En tres encuentros ha transformado el juego blanco. El preparador ha solicitado al club que pague al Manchester City los 15 millones de su traspaso. El togolés fue el arma para estrenar las rotaciones que el entrenador deseaba ejecutar sin desequilibrar al conjunto. Kaká y Garay se sumaron a la revolución. Y Cristiano cogió su fusil. Al killer le gusta jugar al lado de Emmanuel. Fija a los defensas, los saca de zona y le da metros para rematar. Los mismos que se busca el larguirucho para anotar. Y eso que al africano le falta ritmo. Cuando lo adquiera será su complemento ideal.