Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 7 DE FEBRERO DE 2011 abc. es sociedad SOCIEDAD 53 POR LA DIGNIDAD DE LOS ENFERMOS opone a la prepotencia del mal y se hace cargo del hombre en toda situación, comparte el sufrimiento y abre el corazón a la esperanza Con motivo de la Jornada por la Vida que se celebró este domingo en Roma, Benedicto XVI se dirigió también a la delegación de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad de Roma y a un grupo de médicos que participan en un congreso sobre asistencia sanitaria durante el embarazo, para invitarles a que sean portadores de una renovada cultura de vida y a que coloquen al ser humano en el centro de cualquier circunstancia. El Santo Padre señaló que cuando la investigación científica y tecnológica es guiada por auténticos valores éticos es posible encontrar soluciones adecuadas para la acogida de la vida naciente y para la promoción de la maternidad LA MISIÓN JESÚS HIGUERAS El Papa pide a los médicos que hagan cultura por la vida ABC CIUDAD DEL VATICANO ALZA DEL CINE RELIGIOSO U n nuevo fenómeno está sucediendo en nuestra sociedad, del cual hemos de tomar nota. Resulta que a la vuelta de los años vuelve a interesar, y muchísimo, un género cinematográfico que parecía ya en desuso u olvidado: el cine religioso, que llena salas de un público sediento de valores auténticos. Hace pocos meses sorprendió el éxito de la película- documental sobre Don Pablo Domínguez, un sacerdote diocesano que a todos los que le conocieron tocó el corazón con su inteligencia, simpatía y gracia de Dios. Se ha estrenado ahora Dioses y hombres que narra la entrega martirial de unos monjes en Argelia. Estos días también ha aparecido en pantalla una biografía de Santa Teresita del Niño Jesús que en Cannes hace veinticinco años fue galardonada. Dentro de poco se anuncia la proyección de otra película en la que los protagonistas son la reconciliación y el perdón personificados en San Josemaría Escrivá, santo español recientemente canonizado. Es decir, que el cine religioso gusta e interesa a un público que está hastiado de películas en las que sobra sexo, violencia y afán de protagonismo. Es bonito comprobar cómo en la nueva evangelización de la que nos hablaba Juan Pablo II el séptimo arte puede jugar un papel maravilloso, de modo que el mensaje de Jesucristo pueda llegar a muchas más personas que tal vez no frecuenten las iglesias, pero que están sedientas de valores y de verdad. Frente a una industria comercial del cine, que muchas veces nos deja el corazón vacío o desencantado, puede aparecer otra vía que proponga a los espectadores lo que buscan: unos ideales encarnados en personas concretas que nos ayudan a recordar que el Evangelio de Jesucristo no es una utopía inalcanzable, sino una realidad que ha llenado de luz a millones de corazones en los tiempos pasados y a personas de nuestra generación. El Papa Benedicto XVI reivindicó ayer la dignidad de las personas aquejadas por alguna enfermedad, haciendo una llamada al personal sanitario para que vea a sus pacientes no sólo como un cuerpo marcado por la fragilidad, sino como a una persona a la que hay que dar toda la solidaridad y respuestas adecuadas y competentes También invitó a promover la cultura de la vida y a poner en el centro el valor del ser humano. El Sumo Pontífice recordó a sus fieles que el próximo 11 de febrero, día de la Virgen de Lourdes, la Iglesia celebra también la Jornada Mundial del Enfermo, una ocasión para sensibilizar a la comunidad católica y a la sociedad civil, en general, con los enfermos. Según la fe y la razón la dignidad del ser humano no está relacionada con sus facultades o la capacidad que puede demostrar y por tanto no merma cuando la persona está débil, inválida o necesita ayuda afirmó el Obispo de Roma, añadiendo que Dios se