Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA LUNES, 7 DE FEBRERO DE 2011 abc. es españa ABC El PP quiere ir a la Venezuela de Chávez para pedir el voto canario B No renunciamos a hacer llegar nuestro mensaje allí afirma Alfredo Prada CRISTINA DE LA HOZ MADRID EL VOTO DEL EXTERIOR B Carta de Rajoy En Venezuela viven 52.336 canarios con derecho a voto. De ellos, 46.544 pertenecen a la circunscripción de Santa Cruz de Tenerife, de los que depende el destino de dos diputados autonómicos. Con datos como este, no es extraño que el PP incluya al país bolivariano dentro de sus planes de campaña en el exterior, tal y como admite el responsable de ésta área, Alfredo Prada. No vamos a renunciar a hacer llegar nuestro mensaje a Venezuela asegura a ABC sin descartar la presencia de algún dirigente nacional del PP en la Caracas de Hugo Chávez, acérrimo enemigo de los populares. Curiosamente, el PP disfruta en Venezuela de una de sus más altas afiliaciones fuera de España, un total de 1.600 militantes, de los 85.797 españoles residentes allí con derecho a voto- -datos estos últimos que arroja el Censo de residentes ausentes, CERA, a 1 de diciembre de 2010- Otros países donde se concentra una amplia presencia de españoles son Argentina (115.384) Francia (91.579) México (45.500) Alemania (41.199) Estados Unidos (32.120) Suiza (27.274) y Reino Unido (25.000) La idea de Prada es que los trece can- didatos autonómicos más los de Ceuta y Melilla hagan algún acto en el exterior durante la precampaña, habida cuenta de que el voto CERA puede tener incidencia electoral en alguna región. Parece ya haber disposición al respecto por parte de José Manuel Soria (Canarias) Ignacio Diego (Cantabria) Isabel Pérez- Espinosa (Asturias) Francisco Camps (Valencia) y Luisa Fernanda Rudi (Aragón) Los principales actos en el extranjero se concentrarán en el periodo comprendido entre el 28 de marzo y el 24 de abril, coincidiendo con el plazo para poder inscribirse y votar conforme establece la reformada Loreg. Así se animaría a esta parte del electorado a ejercer su derecho al voto dado que se prevé que sólo un exiguo 15 por ciento del censo lo haga. Prada ha remitido una carta a la secretaria de Estado de Emigración e Inmigración, Anna Terrón, en la que pide que el Gobierno explique a nuestros emigrantes los trámites para votar. Dirigirá una carta específica a los emigrantes para solicitarles su apoyo electoral B Plazo de inscripción El PP centrará sus actos en abril aprovechando el plazo de inscripción para votar B Triunfo del PSOE En 2008 el PSOE ganó el voto CERA en todas las provincias salvo en Santa Cruz TARJETA DE EMBARQUE confianza a los cubanos para que LUIS AYLLÓN E ESPAÑA, ENTRE CASTRO Y MUBARAK camente contra la dictadura, que se aplica en mandar a prisión o cercenar sus derechos a quienes lo hacen. El régimen se permite el juego macabro de soltar cuando le conviene a quienes ha privado, injustamente, de libertad. Y espera ser premiado por ello. En ese juego cuenta desde hace siete años con el respaldo del Gobierno español, convertido en su valedor ante la UE. No le está resultando fácil a España convencer a sus socios de que han de dar un margen de l régimen castrista sigue con sumo interés lo que está pasando en el mundo árabe. Aunque quede muy lejos de Cuba, los Castro pueden verse reflejados en la situación. Los pueblos tunecino y egipcio, lo mismo que los de otros países árabes, están hartos de los autócratas que durante decenas de años les han dominado. Y lo han expresado saliendo en masa a la calle. En Cuba, sólo unos pocos se atreven aún a manifestarse públi- hagan las reformas anunciadas. La misión enviada por Ashton a La Habana lleva retraso en su pronunciamiento sobre si Cuba se merece negociar un acuerdo bilateral con la UE y puede que los sucesos en el mundo árabe cierren aún más las puertas a ese entendimiento. Con Ben Alí o Mubarak el mundo occidental, España incluida, hacía la vista gorda porque servían de parapeto a los islamistas. Pero ¿qué se gana dando oxígeno a un régimen decrépito como el de los Castro? Mejor sería apoyar a los demócratas cubanos. Y si al Gobierno de Zapatero le quedara algo de dignidad en este asunto respaldaría la nominación al Nobel de la Paz para Oswaldo Payá, hecha por siete diputados noruegos, uno de ellos el mismo que propició la candidatura del chino Liu Xiaobo.