Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA LUNES, 7 DE FEBRERO DE 2011 abc. es españa ABC Mas pedirá hoy a Zapatero alivio a su asfixia económica y más competencias BEl agujero de la deuda de Cataluña será de 40.000 millones de euros en 2012, tras el paso del tripartito 2010. Esa cifra, según el ex consejero de Economía, Antoni Castells, podría tener una desviación de entre 0,7 y 1 décimas. Pero Castells se quedó corto porque, al cierre de ese año, ese porcentaje se situaba ya en un 3,6 y, según fuentes del actual departamento de Economía, a finales de febrero podría variar al alza. Ante estas cifras, el Gobierno amenaza con no permitir que la Generalitat siga endeudándose, por lo que es necesario que Cataluña reduzca su déficit a un 1,3 del PIB- -el objetivo marcado por la UE- lo que equivale a 2.600 millones, una sensible reducción respecto a los 6.370 millones de endeudamiento contemplado en los presupuestos de 2010. En este escenario, el Parlamento catalán autorizará en el pleno del próximo día 9 al ejecutivo de Mas para que pueda endeudarse durante el período de prórroga presupuestaria, en una cantidad máxima de 2.613 millones. La aprobación está garantizada en tanto que el PSC ya ha avanzado que votará a favor de nuevas operaciones de deuda en cualquier modalidad. El gobierno catalán cuenta con estos recursos para financiar in- A BARCELONA MARÍA JESÚS CAÑIZARES rtur Mas se reúne hoy en La Moncloa con José Luis Rodríguez Zapatero, por primera vez desde su llegada al Palau de la Generalitat, con el objetivo de resolver la insoportable asfixia financiera que los embates de la crisis y la gestión despilfarradora del tripartito han dejado en Cataluña, que en 2012 tendrá una deuda de 40.000 millones. A pesar de asegurar que Montilla no ha dejado ni para pagar las nóminas de sus empleados públicos, el líder nacionalistas solicitarán también hoy al presidente del Gobierno el traspaso otra treintena de competencias y la revisión de otras seis. El encuentro se produce con una no muy buena relación entre Mas y Zapatero, deteriorada después de que el primero se sintiese traicionado cuando el PSOE no impuso al PSC, tras las autonómicas de 2006, la promesa que le hizo al presidente convergente de que en Cataluña gobernaría la lista más votada, es decir, CiU, a cambio del acuerdo global sobre el Estatuto. Con el texto estatutario embarrancado tras la sentencia del Tribunal Constitucional, la entrevista de hoy ha sido calentada en las vísperas por los nacionalistas que han amagado con echarse al monte del soberanismo, jaleando consultas independentistas alegales para los que el Ejecutivo de Mas cederá hasta las urnas oficiales. En este contexto de presión, el aspecto financieron es el primer objetivo del encuentro de La Moncloa. Según el equipo de Mas, el déficit catalán asciende hoy a 7.200 millones de euros, una cifra que duplica y casi triplica a la que el anterior gobierno de Montilla puso negro sobre blanco en el documento entregado al nuevo ejecutivo durante el traspaso de poderes a finales del año pasado. 28.765 millones 2010 Artur Mas, en una reciente imagen de archivo INÉS BAUCELLS Escalada independentista Los nacionalistas han calentado la entrevista con proclamas soberanistas y apoyo a las consultas que se convoquen 18.070 millones 2008 Desviación Según ese documento, el año 2010 se cerraría con un déficit del 2,4 del PIB catalán, que es el porcentaje que fijó el Consejo de Política Fiscal y Financiera- -órgano que integra al Gobierno y a las autonomías- -en la reunión mantenida en noviembre de 14.043 millones 2006 Evolucin de la deuda catalana versiones reales o hacer transferencias de capital mientras no apruebe el proyecto de presupuestos para 2011. En paralelo, en el Plan de Viabilidad que Mas ha presentado al Ejecutivo figura la reducción del gasto en un 10 lo que equivale a un ahorro de 3.000 millones. Con todas estas medidas, el nuevo presidente catalán quiere demostrar que ha hecho los deberes, pero exige al Gobierno que haga lo mismo. Por eso, pedirá a Zapatero que mantenga la misma cifra de inversión destinada a Cataluña en 2010, un total de 16.646 millones. Esos deberes no incluyen, de momento, el descenso en otro tipo de derroches enrocados en los gastos de la Generalitat. Uno de los ejemplos más llamativos es el alquiler de oficinas, que cuesta al año 256 millones de euros, tal como publicó ABC. Sin embargo, Mas quiere incrementar sus ingresos a base de cerrar