Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 7 DE FEBRERO DE 2011 abc. es opinion OPINIÓN 15 EL ÁNGULO OSCURO JUAN MANUEL DE PRADA LA SERRANA DE TRÁFICO ¡Vive Dios, que esta doña Aurora Cedenilla es moza de chapa, hecha y derecha y de pelo en pecho! ¡Qué rejo que tiene! F UE el Arcipreste de Hita el introductor en nuestra literatura de las serranas, esas galanas mozas sin pelos en la lengua (aunque repartidos profusamente por todo el resto del cuerpo) que asaltaban al viajero en mitad del camino y lo dejaban, tras la coyunda, molido como cibera. A estas fermosas damas de sobrecejas anchas y más negras que tordos orejas mayores que añal borrico pescuezo negro, ancho, velloso, chico narices muy gordas, luengas, de zarapito y otros primores que no cuento por no aburrir al lector dedicó el Arcipreste muy amorosas y burlescas cantigas, que remataba entonando una plegaria a la Virgen: pues alguien que sobrevivió al asalto de estos viragos, sin duda había de necesitar una especialísima protección del cielo. Menosprotegidos quenuestrocachondoArcipreste deben de andar los zagales de la Dirección General deTráfico, aquienespastoreaunagarridahembrallamada doña Aurora Cedenilla, que en sus proezas deja chiquitas a todas las serranas del Arcipreste, y aun a aquella Aldonza Lorenzo que- -según nos asegura el buen Sancho- -tiraba tan bien la barra como el más forzudozagaldetodoelpueblo yundía sepusoencima del campanario de la aldea a llamar a los zagales queandabanenunbarbechodesupadrey, aunqueestaban de allí a más de media legua, así la oyeron como si estuvieran al pie de la torre No sabemos si doña Aurora Cedenilla tendrá tan recia voz como Aldonza Lorenzo, porqueelcorreoelectrónicolaaliviadesubirse a los campanarios para requerir a los zagales que pastoreaen la Dirección General de Tráfico; lo que nadie podrá discutir es que, como Aldonza Lorenzo, es moza nada melindrosa que con todos se burla y de todo hace mueca y donaire Y para probar su delicado ingenio no hay sino que leer la felicitación que, con el nacimiento del nuevo año, ha enviado a sus zagales: Me gusta que la felicitación sea en verso, por eso de elevar la calidad epistolar ¡ejem! En 2010 la rimaerafácil ¡FELIZ 2010... PORELCULOTELAHINCOOTRA VEZ! copiando la de: ¡2005... por el culo te la hinco! pero, para miconsternación, no daba con una adecuada para 2011... ¿O sí? A todos vosotros, con mi cariño, osdeseo: ¡FELIZAÑONUEVO... yCHÚPAME UN HUEVO! ¡ViveDios, queestadoñaAuroraCedenillaesmoza de chapa, hecha y derecha y de pelo en pecho! ¡Qué rejo que tiene! ¡Qué galanura en la expresión, qué gracia en los conceptos, qué sutileza en las precisiones anatómicas! ¡Y qué amenos parajes del alma permiten anticipar tan acendradas palabras! ¡Ganas entran de quedarse a vivir en ellos, como un polluelo en su nido! Pues resultaqueatan dulcísima serranaun melindroso zagal, jefe provincial de Tráfico de Palencia para más señas, se ha atrevido a censurarle el tono de lafelicitación, utilizandopara ellola mismavía ¿Habráse visto atrevimiento tamaño? En un santiamén, el desvergonzado ha sido destituido y señaladoconoprobio, como nopodía ser deotro modo, pues ante una serrana que para estrenar el año quiere hincártela y demanda que le chupes sus vellosas partes pudendas obligación de todo zagal es consentir sin mojigatería y transigir sin melindre. Aunque huela a chotuno y sea una villana harta de ajos, aunque tenga prietas barbas y miembros de gran yegua caballar, ante una lozana serrana sólo cabe- -como nos enseña elArcipreste- -una respuesta cabal, que es humillarse ysonreír, sonreíragradecido, aunqueduelanlosesfínteres y la lengua, después del lametón, se nos llene de pelos. UNA RAYA EN EL AGUA IGNACIO CAMACHO VIA CRUCIS FESTIVO Zapatero tiene poco que celebrar. Si no hace reformas se hunde el país, y si las hace se hunde su Gobierno E MÁXIMO L principalrasgoquedefineelestilozapaterista es el entendimiento de la política como un ejercicio de marketing, en el que la comunicación, la gestualidad y la puesta enescenaprevalecensobrecualquierperspectivade fondoyamenudoendetrimentodeella. de expresión simbólica y toma las decisiones en función de su potencia escenográfica. Esta técnica esencialmente superficial ha tenido éxito al aplicarse sobre cuestiones poco significativas para el conjuntode lasociedad yenépocasderelativa prosperidadeconómica, peroenunasituacióndegravecrisis estructural se revela en toda su insuficiente vacuidad como una especie de reflejo automático, un verdaderotic condicionadoque emergede lapropia naturaleza del proyecto político. Sólo así se entiende que el Gobierno haya sido capaz de celebrar con impostada solemnidad el doble fracaso que para sus intereses políticos supone la asuncióndelasreformasdelEstadodebienestarimpuestas por la presión alemana. Reformas en todo punto necesarias para reconducir la quiebra social y financiera del país, pero que de ningún modo puedenser presentadasalos ciudadanos másquecomo un doloroso esfuerzo imprescindible. Venderlas como la jubilosa consecución de un objetivo cuando todo el mundo sabe que se trata de una forzosa exigencia reclamada desde el exterior- -y por sialguien lo ignoraba aún, Angela Merkel no se recató en proclamarlo añadiendo más deberes a su condicional visto bueno- -constituye un disparate descomunal propio de quien ha perdido el sentido de la realidad en una nube de ensimismamiento. Presodelos erroresdesiete años deproteccionismoclientelista, elpresidenteestáatenazadoporuna contradicción insalvable. Si no hace reformas se hunde el país, y si las hace se hunde el Gobierno. Para mantenerse en el poder Zapatero trata de lucir como un éxito de responsabilidad la reconversión diametral de sí mismo, pero su electorado natural no percibemás que un continuo recorte de sus derechosynoentiendequetengaquecelebrarlos. Menos cuando delante de sus ojos sucede un espectáculo de sumisión tan evidente como el de la visita de la canciller germanapara examinar los ajustes y exigir más sacrificios. El próximo es el de los salarios. En vez de sincerarse con la nación para pedirle unas renuncias penosas pero inevitables, el Gobierno ha intentado presentar ese via crucis como un acontecimiento festivo de alta política. Lo que ha logrado es un ejercicio patético de insensato autobombo, tratando de soslayar con hueca publicidad política la evidencia de que se dirige cantando hacia un cadalso electoral. Por no convocar elecciones ante el miedo de perderlas va a tener doble penitencia: primero hará lo que no desea hacer y luego perderá inevitablemente por haberlo hecho.