Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: LUNES, 7 DE FEBRERO DE 2011 abc. es opinion ABC CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS Rafael Bravo García Gerente Javier Caballero Adjunto al Director General José Antonio Navas Control de Gestión José Antonio Ansede Área de Márketing José María de la Guía Área de Publicidad Adolfo Pastor Área Técnica José Cañizares Área de Recursos Humanos Raquel Herrera Director General Bieito Rubido Ramonde Subdirectores: Fernando R. Lafuente Alberto Pérez José Ramón Alonso Manuel Erice Borja Bergareche Adjunto al Director (Opinión) Ramón Pérez- Maura Áreas: Vicente Ángel Pérez (Continuidad) Sergio Guijarro (Información) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jaime González (Opinión) Álvaro Martínez (España) Sebastián Basco (Internacional) Ana Isabel Sánchez (Economía) Adolfo Garrido (Madrid) Francisco Álvarez (Sociedad) Jesús García Calero (Cultura y Espectáculos) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) y Alexis Rodríguez (Suplementos) Delegados: Alfredo Aycart (Galicia) Isaac Blasco (C. Valenciana) Antonio González (Castilla- La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) y Roberto Pérez (Aragón) Director LA QUIEBRA CATALANA Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. L L La imagen de una Cataluña bien gestionada se desmorona ante unos datos que evidencian el descontrol de determinadas cuentas autonómicas Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Precio ABC 1,20 euros A y Artur Mas. Las cifras son dramáticas. En 2012, el endeudamiento de Cataluña llegará a los 40.000 millones de euros. Su déficit actual asciende a 7.200 millones de euros, muy JoséMontilla, en el traspaso de poderes a los convergentes. La imagen de una Cataluña bien gestionada se desmorona ante unos datos que ponen en evidencia el descontrol que existe en la gestión económica de determinadas autonomías. Sin embargo, Artur Mas quiere nuevas competencias y va a pedir autorización para emitir deuda, con el respaldo de un plan de austeridad que prevé recortar un 10 por ciento el gasto público. Como telón de fondo de esta quiebra financieradelaGeneralitat, quedaaquelreclamoelectoraldeunpac- to fiscal para Cataluña, similar al Concierto Económico Vasco, que debería recibir un no rotundo por parte del Gobierno, porque si algo es preciso en este momento es la armonización fiscal de España, como parte de una estrategia europea común de estabilidad. La alaGeneralitat, sinorequerirlequegestionemejorlos recursosque tiene. Pero en el caso catalán, sus gobernantes deberían auditar la financiación de tanto desparpajo soberanista en los últimos años y medir también los costes de la corrupción. Lo primero que se debe hacer en situaciones deficitarias es recortar gastos innecesarios. El PP de Cataluña los ha cifrado en 1.800 millones de euros, sumando partidas como el gasto de teléfonos móviles, los alquileres de oficinas, el mantenimiento de embajadas o la contratación de informes externos, muchos de ellos inverosímiles. Anteestasituación, es necesariola aplicacióndetechosdegasto ylímitesalendeudamiento. Eshoradeimplantarpolíticasbasadas en la cohesión y la solidaridad. Estas medidas de control de deuda, aplicables no solo a Cataluña, no deberían quedar al arbitrio políticodelGobiernocentral, sinoque, comosolicitaelPP, Presupuestaria. Sería una forma de convencer a Bruselas de que España va en serio en el control de sus cuentas, después de queAlemaniareformaraen 2009 suConstituciónparalimitarelendeudamiento del Estado. Los planes de Mas no son de este tiempo. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 34.742 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid INTROMISIONES a independencia del Poder Judicial es unprincipio básico enel Estado de Derecho. Resulta inaceptable por ello que las autoridades administrativas interfieran en decisiones judiciales, como ocurrió en su día con un subdelegado del Gobierno a propósito del caso Marta del Castillo. Los agentes policiales actúan bajo la responsabilidad de los jueces y no del representante territorial del Ejecutivo. En asuntos quegeneran una evidente alarma social por la falta de resultados concretos de la investigación, debe exigirse al menos a las autoridades que respeten escrupulosamente el ámbito de sus competencias y no busquen ventajas oportunistas. MEJOR GENÉRICOS TORMENTA PERFECTA M ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 14 Cartas 16 España 18 Internacional 28 Economía 36 Sociedad 50 Madrid 40 Cultura 54 Toros 57 Agenda 58 Cartelera 61 Deportes 70 El Tiempo 81 Gente 82 TV 83 ucho hablar de austeridad, pero el Gobierno no predica con el ejemplo. Ya se sabe que este equipo ministerial no es un modelo de coordinación, pero algunos casos superan el límite de lo razonable con grave perjuicio para el dinero público. Hoy informa ABC sobre el encargo de un medicamento específico realizado por Instituciones Penitenciarias, cuando dentro de poco tiempo estará disponible el correspondiente genérico. Sanidad y Justicia van cada cual por su cuenta y nadie se encarga de coordinar las funciones de los diversos departamentos, al menos desde la caída en desgracia política de Fernández de la Vega. L a expresión de la secretaria de Estado norteamericana al referirse a la inminencia de una tormenta perfecta en el mundo árabe es una acertada descripción de un proceso que tiene en Egipto su principal punto de ebullición. No hay país de la región en el que no resuenen los sucesos de El Cairo ni gobierno que no haya empezado a hacer algún tipo de reformas para intentar que su suerte no se complique como la de Hosni Mubarak. Es evidente que la situación actual no es sostenible para nadie y que se avecina un periodo en el que cualquier dirigente árabe sentirá temblar su poltrona frente al rumor de las manifestaciones.