Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA BARÓMETRO DEL INSTITUTO DYM PARA ABC VIERNES, 14 DE ENERO DE 2011 abc. es españa ABC El PSOE cae en Castilla- La Mancha y el PP tendría hoy mayoría absoluta BBarreda, bien valorado en su región, sufre el desgaste y el desplome de Zapatero MARIANO CALLEJA MADRID Preferencia y valoración de líderes políticos ¿Quién cree que sería mejor presidente del Gobierno de Castilla- La Mancha? En porcentaje NS NC 28 29 Ficha técnica Ámbito: Castilla- La Mancha Universo: Población mayor de 18 años Tamaño y distribución de la muestra: 514 entrevistas seleccionadas aleatoriamente y estratificadas por región y tamaño de hábitat proporcional a la población total. Error de muestreo: Para un nivel de confianza del 95,5 por ciento y en la hipótesis más desfavorable, el margen de error para los datos al total de la muestra sería del -4,4 Método de recogida de la información: Entrevista telefónica asistida por ordenador con cuestionario estructurado y precodificado. Selección aleatoria a partir de guías telefónicas. Trabajo de campo: Del 20 al 30 de diciembre de 2010. Instituto responsable: Instituto DYM. 43 ¿Les conoce? En porcentaje 100 80 60 40 20 0 ¿Cómo valora su actuación política? Puntuación de 0 a 10 Valoración de sus votantes 0 2 4 6 8 10 El descalabro general del PSOE, y en concreto el desgaste de José Luis Rodríguez Zapatero, puede pasar factura a sus barones regionales en las próximas elecciones autonómicas. Uno de sus feudos más sólidos durante toda la democracia, Castilla- La Mancha, podría cambiar de color político a partir del 22 de mayo, por primera vez desde los primeros comicios autonómicos, en 1983, cuando José Bono se proclamó presidente de esta Comunidad. Casi tres décadas después, el PP de María Dolores de Cospedal podría dar un vuelco en las urnas y gobernar con mayoría absoluta en las Cortes, según el último barómetro del Instituto DYM, realizado entre el 20 y el 30 de diciembre de 2010. El PP ganaría las elecciones autonómicas con el 50,8 por ciento de los votos y 26 escaños, mientras que el PSOE caería hasta el 45,6 por ciento y quedaría con 23 diputados. En Castilla- La Mancha funciona un bipartidismo casi perfecto, así que el partido ganador sabe que gobernará en solitario sin necesidad de ningún pacto. En esta región el PSOE no puede contar con ninguna muleta, como sería Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid. Desde las elecciones de 2007, los populares han ganado más de ocho puntos porcentuales en estimación de voto, frente a la caída que ha tenido el PSOE de 6,3 puntos. En la eventual derrota socialista tiene un peso especial el hartazgo de una parte del electorado del PSOE, que no está dispuesto a volver a dar su confianza al partido de José Luis Rodríguez Zapatero y podría aprovechar la cita electoral para hacer visible su desencanto. Así, el PSOE sólo conserva al 68,3 por ciento de sus antiguos votantes en Castilla- La Mancha, mientras que el PP tiene una fidelidad de voto del 90,2 por ciento. El actual presidente de la Junta de Castilla- La Mancha, José María Barreda, pagaría de esta forma los platos rotos de la crisis económica y política, al convertirse en el primer dique de contención del malestar de sus ciu- 95 %98 Fuente: Instituto DYM M Dolores de Cospedal José M Barreda 4,5 5,7 7,2 7,4 Infografía: E. Revaldería dadanos, antes de las elecciones generales, previstas para marzo de 2012. Una fecha demasiado lejana todavía para un electorado ansioso por mostrar lo que piensa. De hecho, Barreda merece una buena valoración de sus ciudadanos, que no parecen ver en él el principal problema. Así, el barón socialista merece un 5,7 de nota media entre los castellano- manchegos, frente al 4,5 que recibe su contrincante, María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta de los populares de Castilla- La Mancha. El electorado socialista valora con un notable (7,4) a Barreda, muy parecido al 7,2 que recibe Cospedal de los votantes populares. Resulta llamativo que el electorado del PP puntúa mejor a Barreda (4,2) que los del PSOE a Cospedal (un 3) Los simpatizantes de los partidos minoritarios de esta región también puntúan mejor al dirigente socialista (5,3) que a la popular (4) Barreda previó hace meses el problema al que se enfrentaba en las elecciones autonómicas: el castigo adelantado de los ciudadanos a Zapatero y al PSOE. Así que lo primero que hizo fue marcar distancias con el Gobierno, perfilar un discurso propio y trufarlo con críticas a algunas posiciones mantenidas por el Ejecutivo nacional. En seguida le siguieron otros barones, como el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Cuando el Congreso pedía a Zapatero una reducción en el número de ministerios Es tim ac En porcentaje. onómicas 2011 (Entre paréntesis, s Aut one n de escaños) cci Ele to vo de n PP ió La próxima legislatura puede haber más escaños en la asamblea 50,8 (26) o ci nómicas 2007 uto sA ne PSOE 45,6 (23) 51,9 (26) c 42,5 (21) El e PP PSOE Otros 5,6 3,6 Estimación del resultado de las elecciones Fuente: Instituto DYM para dar ejemplo de austeridad, y el presidente del Gobierno se negaba una y otra vez- -hasta que cedió en parte- Barreda tomó la iniciativa y recortó el número de consejerías. En octubre, lanzó su mensaje bomba: O el Gobierno cambia de rumbo y toma Un castigo adelantado Vuelco electoral El PP sube 8,2 puntos y se sitúa con un 50,8 por ciento de voto estimado, frente al 45,6 por ciento del PSOE, que cae 6,3 puntos Fidelidad de voto El PP conserva al 90,2 por ciento de sus antiguos votantes, mientras que el PSOE solo mantiene al 68,3 por ciento medidas contundentes o el partido se encamina a una catástrofe electoral. creo que estamos fallando estrepitosamente Unos días después, Zapatero emprendía una remodelación del Gobierno que sorprendió a casi todos, y colocó a Alfredo Pérez Rubalcaba como su número dos De esa forma puede explicarse que, pese al vuelco electoral previsto en Castilla- La Mancha y el hundimiento del PSOE en esta Comunidad, al pasar a la oposición por primera vez en la historia, el socialista Barreda mantenga una valoración aceptable y, además, supere con holgura a su principal adversaria ante esta pregunta: ¿Quién cree que sería mejor presidente en Castilla- La Mancha? El 43 por ciento contesta que Barreda, y el 29 por ciento, que Cospedal. Incluso el electorado socialista confía más en Barreda (un 84 por ciento cree que sería mejor) que el popular en Cospedal (un 78 por ciento)