Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 11 DE DICIEMBRE DE 2010 abc. es estilo GENTESTILO 95 Por dentro Motor: Gasolina V 8 4,5 litros y 570 CV. Transmisión. Propulsión trasera y caja automática de doble embrague y siete velocidades. Suspensión. De paralelogramo deformable, ambas independientes. Frenos. Discos ventilados en ambos ejes, con ABS. Prestaciones. Velocidad máxima, 325 km hora. Acelaración de 0 a 100 km hora, 3,4 seg. Largo ancho alto. 4,52 1,93 1,21 metros. Capacidades. Maletero de 230 litros; depósito de combustible de 86 litros. Garantía. Dos años. Precio. 216.631 euros. queños alerones aeroelásticos que se deforman en función de la velocidad para reducir el flujo de entrada de aire del radiador. El 458 Italia lleva el primer motor de Ferrari de inyección directa de gasolina montado en situación trasera central. Es un uve 8 de 4.499 centímetros cúbicos, con una relación de compresión alta, de 12,5 a 1, y equipado con el tradi- Ocho cilindros cional cigüeñal plano que entrega 570 caballos; esto supone una potencia relativa de 127 caballos por litro, con un par máximo de 540 Nm a 6.000 revoluciones. La transmisión cuenta con una caja automática de doble embrague de siete velocidades, que proporciona cambios muy suaves. Las prestaciones que se pueden alcanzar con este modelo (una velocidad máxima de 325 kilómetros por hora y una aceleración de cero a 100 en 3,4 segundos) no tienen que estar reñidas con una contribución a la reducción del consumo y de las emisiones. Para ello han trabajado en el motor, especialmente en la reducción de fricciones, hasta alcanzar un consumo homologado de 13,7 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 320 gramos de CO 2 por kilómetro. En cuanto a la parte dinámica, el 458 Italia cuenta, delante, con una suspensión de brazos oscilantes doble y, detrás, un sistema multibrazo con tracción F 1- Trac controlado electrónicamente para garantizar los mayores niveles de adherencia y, al tiempo, asegurar el confort en cualquier tipo de conducción. Además, destaca un equipo de frenado de discos ventilados, con función de prellenado de presión de los pistones y ABS especialmente calibrado, que pueden detener el coche a 100 kilómetros por hora en tan solo 32,5 metros.