Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL LIU XIAOBO Premio Nobel de la Paz SÁBADO, 11 DE DICIEMBRE DE 2010 abc. es internacional ABC RESISTENCIA Tras los pasos de Sajarov BPerfil PABLO M. DÍEZ PEKÍN. Liu Xiaobo, encarcelado a sus cincuenta y cuatro años por liderar la Carta 08 por la democracia en China, se ha unido a otros ilustres premios Nobel defensores de la libertad y de los derechos humanos. Perseguidos también por sus ideas en sus países, entre ellos destacan el disidente ruso Andrei Sajarov, premiado en 1975, el líder sindical polaco Lech Walesa, en 1983, y la mártir de la democracia birmana Aung San Suu Kyi, en 1991. Pero incluso a ellos se les permitió que sus familiares- -las esposas en los dos primeros casos y un hijo en el tercero- -recogieran el premio en su nombre. Durante las pasadas Navidades, tras pasar un año entre rejas, Liu Xiaobo fue sentenciado a once años de prisión por incitar a la subversión contra el Estado Su delito: ser el cerebro de la Carta 08 un manifiesto por la democracia que se inspira en la Carta 77 escrita ese año en Checoslovaquia contra la ocupación soviética. Dicho documento, suscrito a finales de 2008 por 300 intelectuales y apoyado luego por miles de internautas, reclamaba 19 medidas, entre ellas, reformar la Constitución, llevar a cabo una auténtica separación de poderes para alcanzar la independencia judicial, promover el multipartidismo y las elecciones democráticas, garantizar los derechos humanos y las libertades de expresión, reunión y religión. Además de alertar sobre las desigualdades sociales y los graves problemas medioambientales que sufre el país, esta carta abierta abogaba por el diálogo con Taiwán y las etnias minoritarias para avanzar hacia una república federal en China y no se olvidaba de pedir la liberación de los presos políticos. Liu, un profesor de Literatura de la Universidad de Pekín que participó en las protestas de la plaza de Tiananmen en 1989, ya había pasado seis años entre rejas y bajo arresto domiciliario y era constantemente vigilado por la Policía al ser considerado un enemigo del Estado En una entrevista concedida en 2007 a ABC, Liu Xiaobo, que medió entre los estudiantes y el Ejército para evitar la Disidentes frente a un régimen opresor S. I. Liu Xiaobo, junto a su mujer, Liu Xia, en una imagen de archivo AFP Fariñas, la otra silla vacía El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, ha escrito una carta al líder cubano Raúl Castro para pedirle que permita al disidente Guillermo Fariñas acudir a Estrasburgo a recoger el premio Sájarov 2010, otorgado a la libertad de conciencia. Según Buzek, su presencia el próximo día 15 sería muy apreciada y la autorización podría tener un impacto positivo en las relaciones UE- Cuba en general masacre, aseguró que Tiananmen no fracasó porque despertó en China la lucha por la democracia y los derechos humanos, dos conceptos que entonces estaban catalogados como un delito y hacia los que ahora avanza el país Por ese motivo, aseguró que cada vez hay más voces capaces de enfrentarse al Gobierno donde la polémica concesión del galardón parece haber desencadenado un pulso entre los reformistas y el ala dura del Partido Comunista que, de momento, están ganando los segundos. Para oprobio del régimen, Liu Xiaobo se une a otros premios Nobel chinos marcados por el Gobierno como enemigos del Estado, como el Dalai Lama, considerado un terrorista que lucha por la independencia del Tíbet, y el escritor exiliado en Francia Gao Xingjian, cuyas obras están prohibidas en este país. Los otros ocho Nobeles chinos son científicos que han cambiado de nacionalidad para desarrollar sus carreras en otros países. En China no hay partidos políticos ni sindicatos independientes, y cualquier movimiento asociativo es estrechamente vigilado. Lo que no impide que exista una activa disidencia y un movimiento frecuentemente desordenado de descontento con el régimen. Cualquier opositor que cuestione la continuidad del sistema será duramente represaliado. Aunque pueden ser toleradas opiniones más o menos críticas, que reclamen ciertas reformas desde dentro. De aquí que estén en libertad algunos de los firmantes de la famosa Carta 08 en tanto que Liu Xiao fue condenado a once años de cárcel. El régimen considera que los primeros no son una amenaza para su pervivencia, pero reprime con dureza cualquier intento de cambio hacia una sociedad abierta. Según la investigación llevada a cabo por la BBC, he aquí algunos de los más reseñables disidentes: Gao Zhisheng, escritor, abogado de activistas y defensores de los derechos humanos. Detenido en 2006, desde entonces permanece en paradero desconocido. Hu Jia, ecologista, en prisión por incitar a la subversión Gao Yaojie, conocida como la abuela Gao denunció que la mayoría de los infectados por sida lo fueron por vender sangre por dinero. En el exilio en Nueva York. Shi Tao, periodista, encarcelado por divulgar secretos de estado Ni Yulan, defensor de los derechos de la población que fue desalojada de su hogar para construir las instalaciones de los Juegos Olímpicos. Liberado de prisión en este año. Qin Yongmin. Cofundador del Partido Democrático. Pasó doce años en la cárcel. RESPUESTAS PARA UN NOBEL VALIENTE ¿Por qué se ha concedido el premio a Liu? Como dijo el presidente del comité Nobel, Thorbjoern Jagland: Es una señal a China de que sería muy importante para el futuro combinar el desarrollo económico con reformas políticas y apoyo para quienes en China luchas por los derechos humanos básicos Liu se convierta en un referente moral, político e intelectual, cuya opinión sea un contrapeso al actual poder discrecional del que hacen gala los dirigentes del país. Un fenómeno similar a lo que fue Andrei Sajarov para la Unión Soviética o Nelson Mandela para Sudáfrica. de la revuelta de Tiananmen. Se pronunció abiertamente en contra del sistema de partido único. Y fue uno de los coautores de la Carta 08 que pedía una nueva Constitución, libertad de expresión y una Justicia independiente. gusta de alinearse con China en el Consejo de Seguridad, y sus autoridades no sienten ninguna simpatía por la disidencia política. Venezuela y Cuba se han alineado con Pekín por razones económicas. ¿Por qué el premio ha enfurecido a las autoridades chinas? Los dirigentes chinos temen que Porque representa a la disidencia tranquila y moderada, pero incansable. Fue uno de los líderes ¿Por qué temen a Liu como figura política? China ha empleado todo su poder político y, sobre todo, económico, para deslucir la ceremonia. Rusia ¿Por qué algunos países no han asistido a la ceremonia? ¿Teme China una catástrofe si cambia el sistema? Teme la ruptura del país, como ocurrió en la URSS tras la caída del comunismo y la desaparición del régimen de partido único