Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL SÁBADO, 11 DE DICIEMBRE DE 2010 abc. es internacional ABC China emula a la Alemania nazi al impedir que Liu recoja el Nobel BLa única vez que el premio se entregó a una silla vacía fue cuando Hitler prohibió que el pacifista alemán Carl von Ossietzky recogiera el galardón U PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL EN PEKÍN na foto de Liu Xiaobo y una silla vacía. Con esta imagen, tan triste como reveladora, estuvo ayer representado el último Nobel de la Paz durante la entrega del premio en el Ayuntamiento de Oslo. Una ceremonia a la que el disidente chino no pudo asistir por causas de fuerza mayor: se encuentra encerrado por liderar la Carta 08 por la democracia en China. Condenado a once años por incitar a la subversión contra el Estado cumple su pena en la cárcel de Jinzhou, ubicada en la provincia nororiental de Liaoning a 500 kilómetros de su casa en Pekín. Vigilada por policías y guardias de seguridad, allí permanece su esposa, la poetisa Liu Xia, quien tampoco pudo acudir a la capital noruega para recoger el premio porque fue confinada bajo arresto domiciliario cuando se anunció el galardón en octubre. Como entonces, agentes uniformados y de paisano se han plantado a las puertas de su bloque de apartamentos, situado en el número 9 de Yuanyuan Nanlu detrás del Museo Militar y cerca de la sede de la televisión estatal CCTV, para prohibir el paso a amigos de la familia, periodistas extranjeros y diplomáticos. Las ideas de Liu que teme el régimen B Reforma gradual La reforma política china debe ser gradual, pacífica, ordenada e interactiva, de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo Soldados chinos marchan frente al domicilio de la mujer de Liu Xiaobo En estos dos meses, las autoridades chinas solo han dejado salir a Liu Xia para ir a la prisión y comunicarle la noticia a su marido. Con sus teléfonos e internet bloqueados, solo ha podido comunicarse con sus allegados enviando a través de Twitter un par de mensajes que han burlado la censura que impera sobre las redes sociales, como Facebook o Youtube. Según explicó el presidente del Comité Nobel Noruego, Thorbjorn Jagland, es la quinta vez que un galardonado no puede recoger el Nobel, pero la segunda que nadie asiste a la ceremonia en su nombre porque el premio solo puede ser entregado a un familiar cercano. Para encontrar tan siniestro precedente hay que remontarse a la Alemania nazi de 1936, cuando Hitler prohibió la salida del país del pacifista Carl von Ossietzky. Liu Xiaobo no ha hecho nada malo. Debe ser liberado reclamó Jagland en medio de la ovación de los invitados, entre los que figuraban un centenar de disidentes chinos en el exilio. De ellos, solo uno formaba parte de la lista de 140 invitados por la familia Liu a la gala: Wan Yanhai, quien en mayo escapó a EE. UU. cuando el régimen empezó a acosar a su grupo de afectados por el sida. En pleno siglo XXI, la silla vacía de Oslo retrata a la nueva China del progreso y la modernidad, donde su autoritario régimen sigue encerrando a la gente por decir lo que piensa... siempre y cuando sea distinto a lo que propugna el Partido Comunista, claro está. Por eso, Pekín se ha asegurado de que ningún amigo o familiar de Liu Xiaobo le saque aún más los colores ante la comunidad internacional. B Libertad de expresión No me siento culpable por seguir mi derecho constitucional a la libertad de expresión, por cumplir con mi responsabilidad social y cívica B Dignidad El gobierno ha destruido la dignidad de la gente. Les ha despojado de unos derechos que les pertenecen. Es necesario un cambio Pensar diferente B Orden El orden de un mal gobierno es preferible al caos de la anarquía. Me opongo a a las dictaduras. Lo que no significa que incite a la subversión