Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 DEPORTES UNA VUELTA AL CIRCUITO Dé una vuelta virtual al trazado de Singapur y conozca los resultados de los entrenamientos libres en formula 1. abc. es VIERNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2010 abc. es deportes ABC FÓRMULA 1- -Gran Premio de Singapur Juicio en el país sibarita B Singapur, un estado de diseño, acoge otra final para Alonso en su circuito nocturno JOSÉ CARLOS J. CARABIAS ENVIADO ESPECIAL SINGAPUR Alonso, ayer en Singapur. REUTERS Recién aterrizado el viajero en el majestuoso aeropuerto de Changi, arranca la cadena de las restricciones. Cuitas de civismo que se aplican con cuentagotas en Europa. No se puede lanzar una colilla al suelo (multa de 300 euros) Tampoco mascar chicle (otros 300) y mucho menos esputar la goma (500) Ni hablar de comer en los transportes públicos o arrojar un papel a la calle (400) Los peatones no pueden saltarse un semáforo aunque las avenidas estén desiertas. Está prohibido echar migas de pan a las palomas en alguno de los cientos de parques. No existe el concepto botellón. Por más que se agudice la vista, no se ve un indigente. Tampoco necesitados vendiendo pañuelos porque, entre otras cosas, hay pocos atascos. Estamos en Singapur, una isla converti- da en ciudad- estado al sur de la península de Malasia. El país más pequeño de Asia (700 kilómetros cuadrados, poco más que Andorra) y el cuarto centro financiero del planeta. La segunda nación con más densidad de población del mundo, por detrás de Mónaco. Otra parada de la Fórmula 1. Singapur es un país de diseño. Para sibaritas. Un lugar en la tierra elegido a dedo por Ecclestone desde el principal y casi único punto de vista según el que se entiende este deporte: su majestad el dólar. La república de Singapur paga 40 millones anuales por albergar la primera carrera nocturna de la historia. Le gusta decir a Ecclestone como lema de su modus vivendi que un caballero no habla ni de dinero ni de lo que hizo la noche anterior Por Singapur, la F- 1 ingresa en su paraíso: el mercado asiático. Corea del Sur ha abonado 45 millones por estrenarse como sede. Malasia cotiza cada año 40 millones por abrir Sepang. Los jeques de Abu Dhabi suministran 42 millones por su faraónico trazado. Dinero a espuertas y un destino, Singapur, que parece más una exposición mundial que una pista de automovilismo. Es la única carrera que se disputa bajo la luna. Sus 1.500 proyectores, 3.000 lux de potencia y 108.423 metros de cables eléctricos instalados en las tripas del puerto le confieren una apariencia singular. Singapur también se parece a Mónaco en los detalles técnicos. Velocidad limitada (una media de 170 kms h. 23 curvas, mucho agarre, dureza para los frenos y peligro por los muros cercanos. Un escenario con todos los alicientes para Red Bull, el coche que vuela en las curvas rápidas y los trazados lentos. En este paraíso del lujo dirimen la segunda final los cinco pilotos que optan al título. Webber (187 puntos) Hamilton (182) Alonso (166) Button (165) y Vettel (163) Ferrari ha preparado mejoras en el alerón delantero y el difusor trasero. Pero su enemigo puede ser el tiempo, quebradero de cabeza para Alonso este año. Cada vez que ha llovido, Ferrari ha sufrido por las predicciones o las estrategias equivocadas. El pronóstico indica tormentas durante todo el fin de semana (clasificación el sábado- -16: 00 hora española- carrera el domingo- -14: 00- Será la primera carrera de la temporada sin Pedro de la Rosa, sustituido en Sauber por Nick Heidfeld. El español ha sido contratado como piloto probador por Pirelli, la marca italiana que será el suministrador único de neumáticos de 2011 a 2013. Dice que buscará un nuevo volante para la próxima campaña. Carabante le ha abierto las puertas del Hispania. De la Rosa, con Pirelli