Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2010 abc. es cultura CONCLUSIONES DEL PRADO Consulte el informe técnico y documental sobre El vino en la fiesta de San Martín abc. es cultura CULTURA 79 Arriba, El vino en la fiesta de San Martín de Bruegel el Viejo. Abajo, detalle con la firma bajo el número de inventario. ABC las colecciones públicas españolas: la tabla El triunfo de la muerte que se halla en el Prado. Hubo en España otra obra más de este artista, La torre de Babel que perteneció a la Reina Isabel de Farnesio y hoy está en el Museo Boymans de Rotterdam. De las 40 obras atribuidas con certeza a Bruegel el Viejo, solo dos se hallan en manos privadas: La siega de heno (Colección Lobkowitz de Praga) y Borracho en la cochiquera (colección particular de Nueva York) A ellas habría que sumar ahora esta tercera, aunque esperemos que siga en manos privadas solo por muy poco tiempo. Pieter Bruegel el Viejo, al que denominaban el nuevo Bosco murió muy joven en 1569. Las pinturas autógrafas que se conservan apenas fueron realizadas en una década (1557- 1568) El Prado cree que la obra descubierta estaría fechada entre 1565 y 1568. Es prácticamente desconocida: la menciona Matías Díaz Padrón en un artículo en 1980. La composición se conocía por un grabado que la muestra al revés. Esta obra es una sarga (está pintada con temple de cola sobre una tela sin preparación) lo que la hace especialmente frágil. Según el informe técnico, apenas se presenta dibujo adyacente y su estado de conservación no es perfecto. Ha habido pérdidas en toda la superficie y la vasta forración que sufrió en el siglo XX ha causado deformaciones en el soporte original que distorsionan algunas figuras Felipe II soñaba con poseer todos los boscos del mundo. Rodolfo II hacía lo propio con las obras de Bruegel el Viejo. No lo consiguieron ni uno ni otro. Pero, gracias al emperador, el Kunsthistorisches Museum de Viena atesora hoy la mayor colección del mundo del pintor flamenco, con doce pinturas. El Prado acaricia el sueño de tener la segunda. Es uno de los mayores descubrimientos de los últimos treinta años Manfred Sellink Experto mundial en Bruegel el Viejo EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL EN LONDRES ENTREVISTA Manfred Sellink, el máximo especialista en Bruegel el Viejo, espera que el Estado español pueda hacerse con El vino en la fiesta de San Martín Estoy muy contento de que el Prado pueda quedarse el cuadro afirma por teléfono, con clara excitación en la voz, quien es director del Museo de Brujas y, por tanto, consciente de la importancia de los museos para el acceso público a las obras de los grandes maestros. Autor de la gran obra de referencia sobre este pintor flamenco del siglo XVI- Bruegel. The complete paintings, drawings and prints de 2007- Sellink ya analizó la pintura varias veces cuando estaba en posesión de su anterior propietario y a finales del año pasado fue llamado al Museo del Prado. Es una obra que conozco bien y no hay duda sobre la autoría. Ha sido difícil de comprobar, porque la firma había sido cubierta, pero ya antes de que ésta apareciera la composición y la técnica indicaban la mano de Bruegel. La fecha no puede verse bien, pero en mi opinión data de 1565 o 1566 comenta Sellink, quien cataloga 43 obras como pintadas por el genio flamenco, a las que ahora hay que añadir El vino en la fiesta de San Martín que es la más grande en tamaño. Considera el hallazgo del Prado como uno de los mayores descubrimientos en el mundo de la pintura en los últimos veinte o treinta años A su juicio se trata de una pieza magnífica, de extrema alta calidad, no tanto por su estado de conservación, que podía ser mejor, sino por la pintura en sí misma, por cómo está pintada la gente, especialmente la expresión de sus caras, y también por la composición, que es realmente muy compleja, todo además muy propio de este pintor El motivo de la escena escogida, las celebraciones populares en la fiesta de San Martín, es algo muy repetido entre los artistas flamencos de mediados del siglo XVI, según explica Sellink. Cuenta que había aparecido un documento del siglo XVII que se refería al cuadro de Bruegel pero se había dado por desaparecido hasta ahora.