Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2010 abc. es sociedad REACCIONES La cumbre de Nueva York y sus consecuencias en: abc. es sociedad SOCIEDAD 59 D MAHMUD AHMADINEJAD PRIMER MINISTRO DE IRÁN D EVO MORALES PRESIDENTE DE BOLIVIA Declaró muerto el capitalismo y atribuyó todo el subdesarrollo mundial a la injusticia ejercida por los países occidentales contra sus vecinos menos afortunados Pidió un Banco Mundial del Sur porque a su juicio el que hay actuamente no vale para un verdadero desarrollo, ya que, según defiende, sólo favorece los intereses de los países del Norte Los inaceptables riesgos de vivir en la ciudad B El número de personas que viven en ciudades supera ya al de entornos rurales M. M. MADRID Por primera vez en la historia, ya hay más personas viviendo en entornos urbanos que en los rurales. Este fenómeno relacionado con las migraciones está poniendo en peligro a más de 2.570 millones de personas, sobre todo las que viven en entornos urbanos en países de bajos y medianos ingresos. Según el Informe Mundial de Desastres 2010 de la Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) dado a conocer ayer, estas personas que han decidido migrar del campo a la ciudad son vulnerables a niveles inaceptables de riesgo. En esta ocasión, el estudio se ha centrado en el riesgo urbano porque muchos de los desastres en este momento se ven potenciados por la realidad en la que viven las personas en esos entornos afirmó el coordinador general de Cruz Roja, Antoni Bruel. Por vez primera en la historia de la Humanidad, más personas viven en entornos urbanos que en el campo, pero el mundo no ha ido a la par que este cambio. De ahí que, hoy más nunca, se viva en barrios marginales o asentamientos informales, lo que redundará en que más personas se vean afectadas por desastres urbanos como el terremoto de Haití asegura el secretario general de la FICR, Bekele Geleta. De estos 3.495 millones de personas que viven en la actualidad en zonas urbanas, mil millones lo hacen en extrema pobreza o son de alta ABC vulnerabilidad, ya que se han incorporado a las ciudades de una forma muy precaria, viviendo en infraviviendas sin ninguna infraestructura de reducción de peligros. Lo que produce inmediatamente el crecimiento desmesurado de las zonas urbanas es, en primer lugar, la infravivienda. Se desconoce a quién pertenece el suelo, no se reforman las casas al desconocer si se les va a expulsar. Los servicios públicos que se podrían disfrutar como saneamiento y agua potable no existen en esas zonas, por lo que la espiral de vulnerabilidad en el plano físico se pone en marcha inmediatamente, y posteriormente aparecen las consecuencias como los problemas de salud indicó Bruel. Es muy importante tener en cuenta estas cifras ya que nos llevan a una generación nueva de servicios y proyectos en la cooperación internacional. Hasta ahora había dos grandes líneas de cooperación para el desarrollo: basadas en las zonas rurales y desarrollo de las comunidades en base a esos entornos. Pero este nuevo contexto obliga a crear nuevos modelos de cooperación afirma Bruel. Un ejemplo del nuevo tipo de programas serían los de prevención de la violencia. Hace ocho años, era imposible para Cruz Roja Española pensar en la existencia de un programa como el que tenemos en la región del Caribe y América Central, en el que intentamos reorientar la actividad de las maras y de los grupos violentos para poder hacer programas de desarrollo en las comunidades aseguró. El informe destaca que el desalojo forzoso es una amenaza constante para los pobres en la ciudad. Así, millones de personas se ven desplazadas cada año por las autoridades públicas; a veces debido a proyectos de reconversión o embellecimiento, o bien, simplemente con el fin de expulsar a grupos que dichas autoridades consideran indeseables. Nosotros tenemos un ejemplo en Granada en una comunidad donde se han realizado procesos de incorporación de esas personas a una vida urbana con un proceso de transición, y estos proyectos funcionan muy bien afirmó. En el caso de Cruz Roja, nunca va una persona directamente del albergue a una vivienda nueva, hay que llevar a cabo un proceso de transición en el que se intenta reducir la violencia, se da una formación que permita a estas personas incorporarse a la sociedad urbana Revisar la cooperación man. Obama en persona fue muy claro ante la ONU: basta de considerar que el desarrollo es caridad cuando en realidad es una industria que trabaja para la prosperidad de todo el mundo, incluida la de EE. UU. Hay que tener en cuenta que todo este debate se produce en plena redefinición del marco financiero internacional salido de la Segunda Guerra Mundial, con las economías emergentes (China, India, Brasil) pidiendo pista y más poder en el Banco Mundial y el FMI. Un poder que van a conseguir en detrimento de Europa. Considerando todos estos factores, la posición de Obama parece destinada a matar dos pájaros de un tiro: por un lado asegurarse que Estados Unidos va en cabeza de la ayuda mundial al desarrollo, que puede ser el gran motor económico del siglo XXI también para las economías ya desarrolladas. Cada dólar gastado fuera puede crear riqueza y trabajo dentro. Y por otro lado abrazar nuevas alianzas en el orden económico internacional, desmarcándose de las partes a su juicio menos operativas- -y competitivas- -de la ONU y de Europa. Al borde del desastre 2.570 millones de personas que viven en entornos urbanos están en riesgo de sufrir desastres, según Cruz Roja Pobreza extrema Mil millones de personas viven en la pobreza extrema. Es necesario cambiar el modelo de cooperación internacional