Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2010 abc. es opinion OPINIÓN 15 EL BURLADERO CARLOS HERRERA ESTE PUÑETERO GÓMEZ... Una federación como la madrileña en manos de un desafecto es poco conveniente para las aspiraciones de algunos ...P UDIENDO quedarse callado, al abrigo de la militancia, oculto en el espeso bosque de los socialistas de base, con sus clases en la Universidad, su puesto en la ejecutiva regional, su cartel de hombre disciplinado de partido, va y decide echarle un pulso a la divina majestad del secretario general, hacerse un cartel- -inaudito hasta ahora- -de rebelde con causa y rebañar avales con promesa de voto en la medida justa como para ganar el dichoso invento de las primarias, que no sé yo a quién se le ocurriría la tontería esta. Eso debe pensar el establishment socialista a algo más de una semana de unas votaciones bastante más decisivas que la simple elección de un candidato para la difícil cita de la Comunidad de Madrid. Puede que el tal Gómez, de haber sido disciplinado y responsable zapaterista, hubiera sido un modelo de sufrido socialista para el que la obediencia fuera lo primero y la resignación lo segundo, pero ha quedado claro que no es así, y que ha primado en él ese extraño prurito de mirarse en el espejo cada mañana y no avergonzarse de las decisiones tomadas. Mal asunto. Los avales que ha con- seguido superan en un millar a la candidata oficialista y, por si fuera poco, ha dejado en evidencia que más de quinientos de los de su adversaria eran falsos. Falsos de toda falsedad, de tipos que no existen, o que si existen no son militantes del partido, lo cual no es en exceso edificante. Por demás: los avales son públicos, los votos no; es decir, a menganito, cargo público de la administración equis, le pueden presionar desde Ferraz para que se manifieste a favor de ella y firme lo que le pongan por delante, pero nadie puede obligarle a enseñar su papeleta de voto antes de meterla en la urna del día tres, con lo que puede darse la primera parte de uno de los cuatro escenarios posibles. El primero consiste en que gana Gómez y gana a Esperanza: bien, pero a ver quién lo aguanta luego y quién utiliza su victoria para iniciar el poszapaterismo. Gana Gómez y pierde con Esperanza: le quedará el consuelo al oficialismo de articular la frase mágica que comienza con el famoso ya lo decía yo pero a ello se puede oponer la evidencia de que el tipo tiene poco más de cuarenta años, mucha cuerda por delante y una plataforma institucional en la que batirse sin necesidad de inventarse ruedas de prensa como ha tenido que hacer estos años. Gana Trinidad y gana a Esperanza: la felicidad completa, aunque todos sabemos que es un escenario poco probable. Finalmente, el peor: gana Trinidad y pierde con Esperanza. Entonces es cuando las miradas envenenadas de los militantes socialistas madrileños se dirigen al portal para hacer llegar al Niño su cabreo y su maldad. Y esa es la escena que más deben temer aquellos que, desde los despachos de la Central, están urdiendo estrategias algo burdas para descabalgar a este llanero solitario al que se le ha ocurrido desafiar al Jefe Del Todo, el mismo que a estas alturas se debe estar preguntando por qué se ha dejado meter en este lío con lo ocupado que estaba en sacar otros asuntos adelante. Alguien no le ha explicado, por razones aviesas, que una federación como la madrileña en manos de un desafecto es poco conveniente para las aspiraciones de algunos cara a un futuro no zapaterista que cada día parece más inevitable. Y ese alguien no es Gómez. UNA RAYA EN EL AGUA IGNACIO CAMACHO EL DIABLO Y LAS ENCUESTAS El mago de las encuestas, que son la droga de los políticos, ha permitido que en Madrid le cargue una el diablo L MÁXIMO AS encuestas son la droga de los políticos, que viven colgados de la demoscopia. Gastan cantidades insondables en estudios de opinión pública sin aceptar que a veces la gente simplemente miente en ellos o se perfila del modo que considera más socialmente correcto; algunos dirigentes incluso se confunden a sí mismos almandar incluir en lossondeos preguntascon respuesta inducida, lo que equivale a hacer trampas en un solitario. La política contemporánea ha renunciado al liderazgo de las ideas para dejarse guiarporlas técnicas demercado; en vezde persuadir a los votantes, la dirigencia les pregunta qué quieren y con las respuestas conforma programas según demanda que luego trata de presentar como ideológicos. A veces rompen el espejo como la madrastra de Blancanieves, que es lo que acaba de hacer la vicepresidenta De la Vega con la directora del CIS. Nada nuevo: la Historia está llena de mensajerosliquidados porportar malasnoticias ylos romanos decapitaban a los augures pesimistas. Pero tampoco siempre ocurre así; de hecho en España hay sociólogos que se han hecho millonarios a base de equivocarse en los pronósticos. Alpueblo ledivierte que lasencuestas patinen: es como si engañara através de ellas a los quese pasan la vida engañándolo con la gobernanza. Hay fallos pintorescos. Javier Arenas convenció a Aznar de que Adolfo Suárez Illana era el candidato ideal para derrotar a Bono en La Mancha con varios sondeos quecertificabansuvictoria. Sellevóunrevolcónhistórico porque los consultados creían que les estaban preguntando por su padre, el audaz arquitecto de la Transición ahora perdido en la trágica bruma del Alzheimer. Chirac adelantó unas legislativas presidencialesfaltriqueras. La demoscopia es unaciencia, pero no exacta; si lo fuese no sería necesario celebrar elecciones. Lo que sí resulta es una ciencia muy cara. A Zapatero le va a salir carísimo el sondeo que Blanco encargó para promover a Trinidad Jiménez como rival madrileña de Esperanza Aguirre. Preguntaron a muchos ciudadanos pero se les olvidó pedir opinión a la militancia del partido; creían que eltal TomásGómez erapancomidoyquesederretiría con una llamada de Moncloa, y le prepararon un pucherazo demoscópico. Pero Gómez se ha rebeladosubiéndose a lasbarbas de la hegemoníainterna y va a ser el primer político que derrote al presidente; si gana, como parece a Trini le ayudan poco algunospadrinos aficionadosa lostejemanejes- saldrá proyectado de las primarias y se convertirá en un adversario temible para Aguirre... y acaso para el propio Zapatero, que ya piensa en disimular el error vendiéndolo como una alambicada maniobra estratégica. El mago de las encuestas ha dejado que le cargue una el diablo.