Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: VIERNES, 24 DE SEPTIEMBRE DE 2010 abc. es opinion ABC CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS Rafael Bravo García Gerente Javier Caballero Adjunto al Director General José Antonio Navas Control de Gestión Óscar Corchón Área de Márketing José María de la Guía Área de Publicidad Adolfo Pastor Área Técnica José Cañizares Área de Recursos Humanos Raquel Herrera Director General Bieito Rubido Ramonde Subdirectores: Santiago Castelo Fernando R. Lafuente Alberto Pérez José Ramón Alonso Manuel Erice Borja Bergareche Adjunto al Director (Opinión) Ramón Pérez- Maura Áreas: Vicente Ángel Pérez (Continuidad) Sergio Guijarro (Información) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jaime González (Opinión) Álvaro Martínez (España) Sebastián Basco (Internacional) Ana Isabel Sánchez (Economía) Adolfo Garrido (Madrid) Francisco Álvarez (Sociedad) Jesús García Calero (Cultura y Espectáculos) Gabriel Muñoz (Deportes) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) y Alexis Rodríguez (Suplementos) Delegados: Pablo Planas (Cataluña) Alfredo Aycart (Galicia) Isaac Blasco (C. Valenciana) Antonio González (Castilla- La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) y Roberto Pérez (Aragón) Director EL PRECIO DEL PODER Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. A L Otra vez la obsesión por mantenerse en el Gobierno ha llevado a Rodríguez Zapatero a cuartear principios hasta ahora sagrados falta de conocer la letra pequeña del pacto entre el PNV y el Gobierno, parece evidente que Rodríguez Zapatero ha traspasado peligrosamente una de las líneas rojas celosamente preservadas por todos y cada uno de los gobiernos anteriores: la del sistema de la Seguridad Social, entendido como instrumento de solidaridad entre españoles. No solo ha asestado un duro golpe a la unidad de mercado, sino agrietado el principio de igualdad. Cierto es, como decía ayer ufanamente el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, que de la Seguridad Social no saldrá un solo euro. Pero el problema está en que lo que antes se recaudaba desde el País Vasco por la vía de las cotizaciones destinadas al fomento de planes activos de empleo, y que iba a la Tesorería de la Seguridad Social, ya no entrará en la caja única del sistema. Otorgar al Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Precio ABC 1,20 euros País Vasco las políticas de empleo- -formación, orientación y colocación de desempleados- -no es el problema, sino la transferencia de las bonificaciones a la contratación laboral en detrimento de otras Comunidades. El Gobierno no tendrá razón política ni técnica para no ceder la misma potestad a las autonomías que la reclaman, ni autoridad moral para reprochar al PP las impugnaciones que ha anunciado. Otra vez, la obsesión por el poder ha llevado a Zapatero a cuartear principios hasta ahora sagrados Aunque Patxi López haya felicitado al presidente del PNV por comprometerse con España el lendakari sabe que el acuerdo alcanzado por los nacionalistas y Rodríguez Zapatero es un agujero en los cimientos de su Gobierno. Zapatero ha dado al PNV dos argumentos poderosos contra sus compañeros del PSE. Uno es puramente electoral, porque los nacionalistas podrán exhibir ante los electores vascos en los comicios municipales una transferencia nueva de gran repercusión social. El segundo es político y de mayor calado, porque a Urkullu nadie le podrá negar que ha conseguido de Zapatero lo que este negó a Patxi López; y traducido al lenguaje populista del nacionalismo, significa que el PNV, aunenla oposición, negocia mejor con Madrid que los socialistas, aunque estén en el poder autonómico. Sin embargo, el precio del pacto con el PNV no se conoce en su integridad. La primera fase es un paquete de políticas activas de empleo y, además, la competencia para modificar las bonificaciones a la contratación. La segunda se verá a partir de las municipales y forales de 2011, Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 34.608 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid FRANCIA vs AL QAIDA a ofensiva militar de Francia en el Sahel, donde Al Qaida secuestró la pasada semana a cinco ingenieros galos, pone de manifiesto la dificultad de una guerra contra el terrorismo islamista en la que- -al margen de la OTAN y a miles de kilómetros del escenario oriental- -cada país parece ir por libre. Mientras unos gobiernos, como el español, optan por pagar rescates que a la postre refuerzan el músculo de Al Qaida, otros salen a la desesperada para abrir frentes quizá legítimos, pero que debilitan y cuestionan la acción internacional contra un fenómeno que exige una respuesta sólida y articulada. LEY INSOSTENIBLE SERVICIOS MÍNIMOS P ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 14 Cartas 16 España 18 Internacional 30 Economía 36 Madrid 44 Sociedad 58 Cultura 64 Agenda 84 Esquelas 49 Cartelera 87 Deportes 98 El Tiempo 105 Gente 106 TV 109 resentada hace un año como panacea contra todos los males, la ley socialista de Economía Sostenible no recibió hasta ayer luz verde en el Congreso para su tramitación definitiva. Desechadas cinco enmiendas de devolución del texto al Gobierno gracias a los votos del PSOE, PNV y Coalición Canaria, sigue adelante un proyecto vacuo, demagógico, propagandístico, superfluo y carente de la solidez necesaria para la imprescindible reforma del modelo productivo en España. La Ley de Economía Sostenible promete ser otra norma aprobada a empellones y sin el amplio consenso que requiere una respuesta seria y global a la crisis. L a notable voluntad de diálogo mostrada por los sindicatos a la hora de fijar los servicios mínimos en el transporte con el Ministerio de Fomento para la huelga general contrasta con la escasa flexibilidad que han exhibido en sus negociaciones con las Comunidades del PP, obligadas a imponerlos de manera unilateral. En cualquier caso, lo relevante es que el Ministerio del Interior garantice el cumplimiento de dichos servicios mínimos y el derecho a trabajar de quienes decidan no secundar la huelga. Pactar servicios mínimos no es un mal menor por el que convenga felicitarse, como hizo ayer el Gobierno. Una huelga es el reflejo de un fracaso.