Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 26 DE JULIO DE 2010 abc. es verano 2010 TOROS VERANO 75 120 años de la plaza de Santander FERIA DE SANTIAGO PLAZA DE TOROS DE CUATRO CAMINOS. Domingo, 25 de julio de 2010. Tercera corrida. Lleno. Toros de El Tajo y La Reina, muy flojos y manejables en general. MORANTE DE LA PUEBLA, de tabaco y blanco. Pinchazo y media (pitos) En el cuarto, estocada y descabello (ovación) FRANCISCO MARCO, de rosa y oro Estocada corta (oreja) En el quinto, pinchazo, estocada atravesada y descabello (ovación) CAYETANO, de azul y oro. Estocada rinconera (dos orejas y gran bronca al presidente por conceder la segunda) En el sexto, estocada caída (ovación) ANDRÉS AMORÓS SANTANDER Emotiva y triunfal tarde Un espléndido Cid y un entusiasta Fandi, envueltos en senyeras, abrieron la última puerta grande en libertad gos, de mano baja, por uno y otro pitón. No faltó sensibilidad ni torería a la hora de los remates y tras una estocada hasta la bola de excelente ejecución paseó en triunfo las dos orejas. Al cuarto, un sobrero del mismo hierro titular de Torrehandilla, lo llevó también largo aunque el trasteo no acabó de despegar. El Fandi le cortó una oreja a su primero, otro buen toro. Entusiasta siempre, variado e incansable. Con el quinto apretó el acelerador con las banderillas. El astado se fue apagando y el torero lo dio todo en busca del triunfo que llegó en forma de dos solidarias orejas tras una estocada. Talavante quiso y anduvo brillante en algunos pasajes de su primero, aunque el extremeño se amontonó un poco. Valeroso con el que cerró plaza, al que dio más sitio aunque abusó siempre de una colocación perfilera. Por la puerta grande, la última en libertad, se marcharon El Cid y El Fandi envueltos en senyeras. Tal día como hoy, un 25 de julio de 1890, hace 120 años, se inauguró la nueva Plaza de Toros de Santander. Salieron en hombros, esa tarde, Mazzantini y Cara Ancha el mismo al que ese hombre del Casino provinciano... vio recibir un día según Antonio Machado. En esta Plaza, a los 17 años, Gerardo Diego presenció la corrida monstruo de 18 toros, y recordaba: Nos quedamos pidiendo los sobreros... Cuando le preguntaron cómo aguantó, contestó tajantemente: Así debían ser todos los días de la vida... ¿Existe hoy una afición así? Lo dudo cuando escucho olés femeninos a un diestro porque tira las zapatillas para entrar a matar. O cuando un presidente concede orejas como esta tarde. Los toros de Joselito han sido, en general, muy flojos y manejables, con la excepción del primero y el quinto. Hay expectación para ver a Morante. En el primero, apenas dibuja con naturalidad unas verónicas y unos derechazos. Lo prueba por los dos la- Cayetano, de hinojos con el tercer toro, fue el triunfador numérico. EFE dos, comprueba que no sirve y abrevia. Los pitos reflejan la decepción del público. El cuarto, huido, se cae antes de la vara, se derrumba después. Lo lleva al centro del ruedo y muy suavemente, como si lo hiciera con el carretón, dibuja muletazos primorosos. Pero el toro se cae, se va a tablas, se queda en nada. Aunque acierta al matar, nueva decepción. Reaparece Francisco Marco después de la herida de Pamplona y se muestra muy voluntarioso. Tiene la fortuna de que su primer toro se deja, con una gran docilidad. Después de la larga de rodillas, verónicas y galleo por chicuelinas. Con la muleta se siente muy a gusto en series por los dos lados hasta que el toro se acaba. La estocada corta y atravesada pone en sus manos una oreja. Recibe al quinto a portagayola pero no puede confirmar el éxito con un toro reservón, sin fijeza y rebrincado, que le hace pasar apuros. La lidia voluntariosa acaba en un desarme y otro espadazo atravesado. Ya sabemos qué fenómeno social es Cayetano. El tercero, justo de fuerzas, galopa bien. Como en Madrid, quita por una larga y gaoneras, pero esta vez le sale menos limpio. Comienza los muletazos de rodillas, le da distancia y logra una faena vistosa, con más plástica que mando. Entrando con decisión, estocada rinconera. El presidente concede una oreja y, sorprendentemente, también la segunda. ¡Cómo será la cosa que hasta este bendito público protesta ruidosamente! Anécdota de la tarde. Antes de salir el sexto, la gente grita: ¡Duquesa! La de Alba se levanta para saludar, en una barrera. A continuación, gritan: ¡El novio! Y él también lo hace... Sin comentarios. El toro plantea problemas y Cayetano no logra resolverlos, con enganchones y apuros al final de las series. Desde esta preciosa Plaza, que hoy cumple 120 años, donde lucen con toda naturalidad las banderas españolas, recuerdo con dolor el ataque a la libertad en Barcelona. EL CARTEL DE HOY Toros de El Ventorrillo para El Juli, José María Manzanares y Daniel Luque Triunfo y susto de Diego Ventura A. A. En Santander, en la matinal de rejones, Diego Ventura abre la puerta grande al cortar tres orejas, después de una fuerte voltereta. Sergio Galán y Leonardo Hernández, una oreja cada uno. Los toros de Bohórquez colaboran al éxito. Triunfa Ventura en el segundo. Une espectacularidad y precisión. Por exponer mucho, sufre un derribo espectacular: el toro hace por él y se lleva una buena paliza. Culmina la faena, sin chaquetilla, dando él varios cabezazos al toro: dos orejas. En el quinto, entusiasma con el baile de alta escuela pero pincha una vez y sólo corta un apéndice. Lo mismo alcanza en el tercero Leonardo Hernández, sobrio y seguro, certero en los pares al violín. En el sexto, emborrona la faena al matar muy mal. Sergio Galán se lleva el peor lote: mata mal al primero y consigue una oreja en el cuarto, muy parado.