Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA LUNES, 26 DE JULIO DE 2010 abc. es nacional ABC CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS Rubalcaba cree que Rajoy está incapacitado para gobernar B Revilla amenaza al PSOE con romper el pacto en Cantabria por el retraso en el AVE S. E. MADRID ¿QUIÉN DIJO INDEPENDENCIA? M e temo que a la independencia de Cataluña tendremos que llamarla de otro modo. De momento estamos ya, según ZP, en un punto muy avanzado del proceso de autogobierno y en cuanto se lleven a cabo las correcciones al fallo del TC podrá hablarse de Cataluña como de un Estado libremente asociado sin que alguien pueda calificarlo como independiente. Es verdad que en los museos y en los libros se dirá que la Conquista de América, la Inquisición y los Borbones fueron hechos españoles y no precisamente catalanes; que Cataluña tendrá una jurisdicción propia; que se abrirán embajadas donde decida la Generalitat y que quizá la OTAN siga utilizando a España para las cuestiones defensivas. Porque el recurso al Estado servirá para lo más vidrioso o costoso... Incluso la referencia estatal será necesaria para la selección catalana en el próximo mundial de futbol. El pacto que venimos viviendo hará no sólo indoloro el parto de la independencia sino irreconocible el momento que permita hablar de un antes y un después. Es posible que a las fuerzas catalanas les llegue a interesar la creación de una fiesta nacional pero sin que ello obligue a un hecho formal como el que supuso la partición en dos de Checoslovaquia. Porque no es verdad que, como ha dicho Sostres, todas las independencias hayan requerido violencia. Como no ha sido verdad que la española haya sido la transición más pacífica de todas. Aquí nos ha costado mil víctimas mientras el paso de Pinochet a la democracia no costó un solo tiro. ¿Cuál es el secreto de este pacífico proceso español? Que lleva produciéndose con normalidad desde el 78, a excepción del Estatut, y que esto se debe a que puede más la memoria de la guerra civil que la defensa de otro valor incluido el de la indisoluble unidad de la nación española Eso sí: nada impedirá que este promontorio del sur de Europa sea, más que Estado, un inmenso adefesio. Inestable, además. La afirmación de Mariano Rajoy, ayer en una entrevista con ABC, de que no hay democracia donde un gobierno pone en tela de juicio las sentencias de los tribunales, eso es la selva hizo ayer reaccionar al PSOE. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que Rajoy está incapacitado para gobernar España porque usa el enfrentamiento territorial para ganar votos. En la clausura de una jornada sobre municipalismo, organizada por el PSOE de Burgos, el titular de Interior comparó la estrategia del se rompe España seguida, dijo, por el PP, con lo que hace ahora respecto a la crisis económica. Dejó de realizar esas afirmaciones al día siguiente (de la aprobación del Estatuto) porque eran mentira, y ahora se esconde y habla de reformas pero nunca concreta cuáles recalcó. En su opinión, Rajoy no es el hombre que España necesita para salir de la crisis y en el Congreso de los Diputados tendría que haber un gran cartel en el que se leyera se necesitan reformas, no contraten a Rajoy Sin embargo, no todos en el PSOE están de acuerdo en lo que hay que hacer tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto. Así, mientras Zapatero ha prometido que se cambiarán leyes para satisfacer su demanda de autogobierno, el secretario de Libertades Públicas y Derechos de Ciudadanía del PSOE, Álvaro Cuesta, advirtió ayer que la implantación del Consejo Judicial Catalán no es lo más urgente y pide que se haga con cabeza para no duplicar instancias administrativas Por su parte, el vicesecretario general de los socialistas, José Blanco, afirmó ayer en una entrevista que Rajoy no se atreve a presentar una moción de censura porque no quiere que se le vea el plumero. Prefiere seguir en la ambiguedad, decir una cosa y la contraria, porque entiende que los vientos de la crisis le pueden llevar al paraíso terrenal De Blanco habló ayer, en su faceta de ministro de Fomento, el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, que gobierna gracias a un pacto con los socialistas. Advirtió que no va a consentir atropellos y exigió a Blanco una rectificación Al líder del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) el cuerpo le pide hacer borrón y cuenta nueva y romper con el PSOE por los recortes en infra- El ministro Rubalcaba, ayer en un acto del PSOE en Burgos. EFE estructuras. Ahí está esta guerra abierta afirmó en una entrevista con Onda Cero en la que pidió que el Apóstol Santiago ilumine al ministro, con el que mañana, martes, mantendrá probablemente la reunión más trascendente de su vida, porque Cantabria se juega muchísimo Revilla sostiene que Cantabria ha sido la región más perjudicada por los recortes, porque la paralización de obras es prácticamente total ETA, nada nuevo a lo ya dicho ETA se sirvió de un acto organizado por la izquierda abertzale en homenaje a Jon Anza para lanzar un comunicado que, según los partidos políticos, no aporta ninguna novedad. En Ciboure (Francia) tres pistoleros encapuchado, junto al anagrama de la banda, tomaron las riendas del acto, al que asistieron Tasio Erkicia, Miren Legorburu y Maite Goienetxe. Uno de los etarras dijo: Euskal Herria está a las puertas de vivir un periodo de cambio para poder recuperar su voz y que ETA se muestra dispuesta a superar el conflicto político y armado por vías justas y democráticas Pero lanzó una advertencia: los caídos de ETA no han dado su vida para que continúe la imposición Prohibieron la entrada a los medios. Arenas: no a la negociación En línea con las tesis de Rajoy en ABC, el vicesecretario de Política Local y Regional del PP, Javier Arenas, advirtió ayer a Zapatero de que con ETA no hay que negociar sino derrotarla Arenas, como Rajoy, ve con preocupación cómo el Gobierno no rema en la misma dirección que el lendakari, Patxi López. El líder del PP andaluz no quiso analizar el contenido del último comunicado de ETA, pues de la banda armada el único comunicado que me interesa es el de su rendición No obstante, se dirigió al presidente del Gobierno para recordarle, frente a posibles tentaciones, que desde el PP, seguimos pensando que a ETA hay que derrotarla. No hay margen de negociación