Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 20 DE JULIO DE 2010 abc. es verano 2010 VERANO 71 Un patrimonio de crecimiento súbito BDesde el año 2000 el matrimonio ha adquirido 9 viviendas y 16 hectáreas A. GONZÁLEZ TOLEDO Las propiedades inmobiliarias B Pisos Chalé en Olías (1995) piso en Madrid (2000) piso en Madrid (2005) piso en Madrid (2006) dos áticos en Estepona (permuta en 2006) chalé y parcela en Bargas (2008) ático en Madrid (2009) Piso en Madrid (2010) apartamento en El Campello (2010) 2008 El matrimonio llega a la Casa de ABC para asistir a la entrega de los premios Cavia. ERNESTO AGUDO capilar que le permitía dibujar la raya a un lado y esa alegría que se nota cuando uno se siente a gusto consigo mismo, el nuevo Bono competía en cuidados físicos con su propia esposa que también sobresalía en fiestas y reuniones con su envidiada talla 36. Ana acaparaba protagonismo en las revistas femeninas a la vez que el matrimonio posaba orgulloso con su hija pequeña, Sofía, a la que adoptaron en Chile y de la que se sienten dichosos y orgullosos. Para su pena hoy es justamente la pequeña de la casa quien más va a notar esta ruptura dado que sus tres hijos anteriores son suficientemente mayores como para vivir esta nueva situación de otra manera. Una de las últimas apariciones públicas del matrimonio fue hace menos de dos meses en la boda en Castellón del hijo del presidente de Porcelanosa. Los Bono acudieron juntos al enlace religioso y nada hacía presagiar Sofía, la pequeña de la casa Será su hija menor la que más notará esta ruptura, dado que sus tres hijos anteriores son lo bastante mayores para entenderla que el final ya estaba hablado. Pero fue la semana pasada, en la boda de la hija del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, cuando a Bono le vieron solo y un tanto desmejorado según un invitado de ese enlace. Abuelos de un nieto y a la espera del nacimiento del segundo de su hija Amalia y Manuel Martos Figueroa, el hijo de Raphael y Natalia, los Bono siempre han manifestado su creencia en la familia. Aunque nunca han querido entrar de lleno en los rumores sobre su matrimonio, la propia Ana describía a José en una entrevista para Hoy Corazón como muy cariñoso, tremendamente familiar, inteligente, generoso siempre dispuesto a ayudar y arreglar las cosas- positivo, simpático... Con muy buen carácter, fuerte, pero de principios muy sólidos Hay quien ve en este anuncio una buena fórmula de desvincular a su familia de todas las informaciones que han surgido sobre el patrimonio que Bono ha hecho en los últimos años, los inmuebles o los caballos con los que compite su hijo en los concursos de cinco estrellas de saltos donde participa junto a la hija de Onassis y su esposo, la hija del dueño de Zara y su novio, Cayetano Martínez de Irujo o algunos jinetes de las grandes familias europeas de toda la vida. Lejos quedan esos años, hasta bien entrado los 90, en que Ana Rodríguez ejercía su trabajo en la sede regional del Partido Socialista en Toledo, con un sueldo de poco más de 2.000, mientras su marido, José Bono, crecía en poder e influencia como presidente de Castilla- La Mancha. Con las incomodidades propias de vivir en un palacio como el de Fuensalida, sede de la Presidencia, el matrimonio y sus tres hijos llevaban una vida dentro de los parámetros de la normalidad. Hasta que todo se disparó. Ana decidió que su legítima aspiración como empresaria le abriría unos nuevos horizontes. Mientras, José Bono se convertía en un referente político cada vez más destacado. Fue en ese momento en el que, por razones que sólo ellos pueden explicar, el patrimonio de los Bono empezó a crecer como la espuma. La franquicia de la marca Tous que Ana Rodríguez representa hacía precisa una mayor aparición pública, pero en otros ambientes que el meramente político. Y lo cierto es que es que las diversas tiendas de la marca que fue abriendo tuvieron un buen rendimiento. Pero sin duda uno de los episodios más controvertidos del matrimonio Bono fue la decisión de crear en Toledo la sociedad Hípica Almenara, un negocio con una imagen poco implantada en el ideario socialista. Para más inri, en este caso salió a pasear la figura de Francisco Hernando El Pocero por su participación en las obras, además de acusaciones de tratos de favor. Desde entonces, la hípica ha supuesto más bien un dolor de cabeza. Por esa época, la vida de Bono dio un giro definitivo. Primero, con la derrota en el Congreso del PSOE y más tarde, con la salida de CastillaLa Mancha para ser nombrado por quien le había derrotado, José Luis Rodríguez Zapatero, ministro de Defensa. Tras unos años en este Departamento, en la trayectoria política de Bono llegó un momento que pudo ser crucial. Tras meditar una posible retirada, el de El Salobre decidió en 2006 continuar y pedir a Zapatero la presidencia del Congreso de los Diputados. Tal vez, como dicen algunos de sus allegados, si hubiera tomado la decisión de dejarlo B Rústicas Entre los años 2001 y 2004 José Bono adquiere varias parcelas rústicas en Toledo a través de la sociedad Hípica Almenara, uno de los negocios del matrimonio que más ha dado que hablar. En total, unas 15 hectáreas. B Fallo judicial La Fiscalía del Tribunal Supremo acordó ayer archivar la investigación sobre el patrimonio de Bono, al considerar que los hechos denunciados por el PP no son constitutivos de delito su matrimonio pasaría por momentos distintos. O no, porque ya por entonces la crisis era algo más que evidente, con rumores de ruptura a los que siguieron desmentidos oficiales. Como señalan algunos, el desenlace era algo que se veía venir. No cabe duda de que el detonante fundamental de la decisión final ha sido el desgaste familiar que han supuesto las numerosas informaciones en las que ha ido quedando al descubierto el cuantioso patrimonio inmobiliario de la familia Bono. Según estas informaciones, desde el año 2000 el matrimonio adquirió nueve viviendas, un local y 16 hectáreas. Un patrimonio valorado al menos en seis millones de euros, aunque Bono mantiene que tiene un origen lícito. De hecho, ayer la Fiscalía del Tribunal Supremo acordó archivar las diligencias de investigación al considerar que los hechos denunciados por el PP no son constitutivos de delito. Volviendo al hecho noticioso, lo curioso del caso es que solamente tres días antes de anunciarse de manera oficial la separación, Ana Rodríguez y José Bono asistieron el viernes pasado, acompañados de su hija pequeña, a la invitación del Ayuntamiento para presenciar frente a la catedral el espectáculo de luz y sonido Lux- El Greco