Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 MADRID D D D D MARTES, 20 DE JULIO DE 2010 abc. es madrid ABC Las opiniones de los trabajadores Me han pedido que tiráramos los conductores solos. Los demás, a trabajar. Habría una caja de resistencia para los descuentos El comité vino aquí como un Che Quevara pero se arrastró para negociar. Ahora tenemos un acuerdo intragable No tenéis vergüenza. Eso no se firma. Teníais que haber dejado claro a la empresa que eso era un bodrio innegociable De un miembro del comité a la asamblea: Bajar del 5 al 1 es un éxito. A las ratas hay que darles salida. Que corran D El acuerdo es una mierda. Vamos a muerte hasta septiembre. Ahí se las damos todas juntas a Esperanza Aguirre Pero, quizás, el cálculo más significativo es que 513 votos a favor del acuerdo y 238 en contra suman 751 y, la verdad, esa cifra supone sólo el 10 por ciento de la plantilla de Metro, que son unos 7.500 trabajadores. La paz vuelve, así, al Metro de Madrid. El acuerdo entre empresa y cuatro de los sindicatos del comité- -que era de huelga hasta ayer- -recoge esa rebaja del 1 por ciento en la nómina. Serán 20 euros menos al mes para un sueldo medio bruto de 2.000 euros. Las nóminas se hacen hoy. Ya incluirán ese descuento: 20 euros por el mes de junio y otros 20 por julio. Además, se descontarán 100 euros por cada una de las tres jornadas de huelga de junio- -días 28, 29 y 30- De no haberse conseguido ayer la ratificación del acuerdo, la empresa habría descontado, por ley, el 5 por ciento, cantidad que ha de recortar, legalmente, de sus gastos de personal, unos 7,9 millones de euros. En las negociaciones de las dos últimas semanas, Metro y sindicatos lograron reducir esos 7,9 millones a 5,4 aproximadamente a base de rebañar de otras partidas de gastos de personal sin entrar en la nómina. De esa manera, se recortó de gastos de viajes, cursos de formación, horas extras, dietas y bajas vegetativas que no se cubrirán, entre otras partidas. Quedaban unos 2,5 millones y había que tocar la nómina, como así ha sido en ese 1 por ciento. Metro, gracias a una enmienda del PP introducida a la ley autonómica que desarrolla el decretazo de Rodríguez Zapatero para reducir el gasto, es la única empresa que, aunque pública, tiene un convenio colectivo y obtuvo la potestad de poder negociar que el 5 por ciento legal para recortar gastos- -como ocurrirá con los empleados públicos- no se hiciera sólo de la nómina y sí de otras partidas del capítulo gastos de personal como así ha sido. Asensio reconoció ayer que la rebaja de ese 1 por ciento es a cuenta y vamos a seguir negociando después de las vacaciones para que esa cantidad se pueda ir quitando de otras partidas Sobre los expedientes disciplinarios- -900- -por incumplir los servicios mínimos los días de huelga salvaje, el portavoz sindical asumió que siguen su curso Los representantes de Solidaridad Obrera, muy contrariados por la ratificación del acuerdo, insistieron en que sí se ha tocado el convenio y aseguran que si hay expedientados volverán a la carga. Volveremos a la carga Empleados de Metro siguen, como pueden y desde la calle, la asamblea matutina. ERNESTO AGUDO La plantilla de Metro desconvoca la huelga entre críticas al comité BA las asambleas sólo asistieron unos 750 empleados: 513 ratificaron el acuerdo MARÍA ISABEL SERRANO MADRID Moderadamente satisfecho se mostraba ayer por la tarde el portavoz del comité de huelga de Metro, Antonio Asensio, tras la votación de la última asamblea. No era para menos. Había vencido, por amplia mayoría, la propuesta del comité: ratificar el acuerdo firmado con la empresa el pasado sábado- -lo básico, una reducción en la nómina del 1 por ciento, es decir, 20 euros menos al mes de media- -y, lo más importante para los madrileños, quedaban así desconvocados los paros previstos a partir de hoy y hasta el próximo viernes. Los líderes sindicales respiraron a fondo. Prueba conseguida. Esa moderación a la que hacía referencia Asensio tenía sus motivos. Para empezar, las asambleas- -especialmente la matutina- -fueron muy tensas, con los nervios a flor de piel, algún que otro trabajador salidito de tono- -incluso contra los medios de comunicación- -y criticando el sistema de votación- -a mano alzada, propio del movimiento asambleario- -porque, por lo visto, alguien levantó el brazo dos veces, por la mañana y por la tarde. ¡Eso es trampa! gritaban los que estaban en el exterior. En segundo lugar, la propuesta del comité de huelga- -a partir de ahora, comité de empresa- -fue muy contestada. Entre la mañana y la tarde, recogió 513 votos, casi el 70 por ciento de los sufragios elevados al aire. Pero es que hubo otras tres propuestas con el no al acuerdo y sí a más huelgas que no prosperaron. Una de ellas fue la de Solidaridad Obrera, el sindicato que se descolgó el sábado y no firmó el acuerdo con la empresa. Ayer se llevó 238 votos en total. Regular decisiones asamblearias La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró ayer que es necesaria una ley de huelga para regular decisiones asamblearias como la adoptada por los trabajadores de Metro de Madrid en el caso de que la asamblea no hubiese aceptado la propuesta del comité de huelga, informa Ep. Aguirre lo justificó porque 200 personas pueden llegar a controlar no solamente a 7.500 trabajadores, sino imponer una huelga salvaje y con incumplimientos de servicios mínimos a 6,3 millones de madrileños. Hay que regular los quórum necesarios para tomar decisiones