Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 AGENDA MARTES, 6 DE JULIO DE 2010 abc. es agenda ABC Santoral. Dominica, Lucía, Isaías, Rómulo, Dión y Antonino 6 DE JULIO D Cumplen años Pau Gasol, 30 George W. Bush, 64 Dalái Lama, 75 Sylvester Stallone, 64 Nancy Reagan, 89 Elena Ballesteros, 28 Antonio Pecci, 64 Fernando Redondo, 41 Leandro Rivera, 30 D 1915 Examen de las averías sufridas por un tren blindado de los que utilizan los ingleses después de un combate en Francia. 1982 Leopoldo Calvo- Sotelo dimite como presidente de UCD, y le sucede días después Landelino Lavilla. 2003 El PRI gana las legislativas en Méjico, con el 34,4 de los votos, y se hace con 224 de los 500 diputados. 2008 Rafael Nadal gana su primer título de Wimbledon. Hemeroteca ABC. Un día como hoy Jóvenes de la Fundación Prodis ganan el Concurso Vodafone de Fotografía Se han entregado los premios del Concurso Vodafone de Fotografía para Jóvenes con Discapacidad Intelectual. En esta segunda edición del certamen han resultado ganadores varios estudiantes de la Fundación Prodis (asociación que se dedica a promover programas educativos destinados a la formación de niños y jóvenes con discapacidad intelecutal para lograr su integración en el mundo laboral) PREMIO Un momento de la entrega del premio. ABC Los premiados están realizando un curso de formación para la integración laboral en la Facultad de Formación del Profesorado y Educación de la Universidad Autónoma de Madrid. Participaron en el acto Margarita Alfaro, vicerrectora de la Universidad Autónoma de Madrid; Rosalía Aranda, decana de la Facultad de Formación del Profesorado y Educación de la UAM; Santiago Moreno, director de la Fundación Vodafone; y Soledad Herreros de Tejada y Almudena Escrivá de Romaní, presidenta y directora de la Fundación Prodis, respectivamente. NECROLÓGICA DUARTE PINTO COELHO DECORADOR Y COLECCIONISTA Por PILAR DEL CASTILLO Su talento lo convirtió desde los años sesenta en el decorador que más tiempo ha estado en la primera línea de prestigio profesional H Pinto Coelho conversa con los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía y con la Reina Isabel II de Inglaterra. ABC A fallecido Duarte Pinto Coelho a los 87 años. Decorador, coleccionistay durantevarias décadas unpersonaje imprescindible en la sociedad internacional más cosmopolita. Duarte María Egaz de Avillez Pinto Coelho nació en Cascais y confesaba haber tenido una infancia feliz. Su madre fallece cuando era casi niño, hecho que él consideraba determinante en lo que iba a ser el curso de su vida. Muy joven se trasladaaParís. Eran losañosinmediatamenteposteriores a la II Guerra Mundial y la capital de Francia era en Europa el centro indiscutible de la creación artística en todas sus variantes. De esos años data una nutrida lista de relaciones que entre otros va desde Coco Chanel o Elsa Schiaparelli, a Truman Capote, María Callas, Dalí y su buena amiga Wallis Simpson, duquesa de Windsor. Esa lista se vería progresivamente ampliada por grandes amigos como Oscar de la Renta, Carolina Herrera y otros. En Parísaprende de los grandesdecoradores, conoce los interiores de casas fantásticas y a comienzo de los años cincuenta Duarte se traslada a España. Aquí veía una gran oportunidad para desarrollar su proyecto como anticuario y decorador al tratarse de una sociedad que después de las catástrofes bélicas, nacional y europea, comenzaba lentamente a remontar. En España no había decoradores, era un lugar por tanto excelente para comenzar y no se equivocó. Su talento lo convirtió desde los años sesenta en el decorador que más tiempo ha estado en la primera línea de prestigio profesional. Su último trabajo importante, el Hotel Finca Cortesín, se inauguró ahora hace un año y en las últimas semanas de su vida hablaba con pasión y sumo deleite de la posible redecoración del Hotel Santo Mauro. El trabajo de Duarte no se limitó, sin embargo, a España, algo inconcebible en una persona tan abierta. Desde el principio hasta el final sus proyectos se desarrollaron en Estados Unidos, buena parte de Iberoamérica, India, Malawi y en toda Europa. Ha sido también un apasionado coleccionista de arte popular. Los barros malagueños, las cerámicas y vajillas de Caldas o las acuarelas sobre volcanes constituyen, entre otras, colecciones de enorme interés que han sido expuestas en distintos museos. Esa valiosa contribución le fue reconocida en 2002 con la Medalla de Oro a las Bellas Artes de la que tan orgulloso y honrado se sentía, al igual que de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil que recibiera en 1989. Amaba España, sentía un gran afecto por los Reyes y tenía una enorme lealtad a la Corona. Aquí pasóla mayor parte de su vida, aquítuvo la inmensa mayoría de sus mejores amigos, junto a sus íntimos portugueses, unos amigos queempieza a hacer desde los años cincuenta, como Luis Escobar, marqués de las Marismas, al que recordaba siempre de forma tan entrañable, y tantos otros (imposible citar aquí siquiera a los más íntimos) que hemos tenido la fortuna dedisfrutarlo. A finalesde los sesenta con ungrupode personasentrelasquese encontrabaJavier de Salas, entonces director del Museo del Prado, Duarte participó en la constitución de la sociedadAmigos de Trujillo, alaquetantodebelarecuperación del casco histórico de esa Villa de conquistadores. En Trujillo, al que llega inicialmente con Aline Romanones, muy cerca de su amada Portugal, pasaba grandes temporadas en una magnífica casa que había sido convento y hospital y que había restaurado con magnífico gusto. Allí, como en su casapalacio de la calle Don Pedro, en Madrid, Duarte organizaba veladas inolvidables por el interés de las personas que participaban pero, sobre todo, por el refinamiento y la generosidad del anfitrión. Ha muerto en Trujillo, casi no podía ser de otra manera, acompañado del enorme afecto y cuidados de José Luis y Consuelo, a los que tanto quería. Su cuerpo reposó en esa espléndida capilla del siglo XVIII de su casa, cuya cúpula es de un arquitecto portugués. Descansará para siempre en Portugal y somos incontables los amigos a los que nos deja recuerdostan gratos queno podrán sucumbirenel olvido. En sus últimas horas daba las gracias a todos, pero en realidad, Duarte, todos te las tenemos que dar a ti.