Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 14.6.2010 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. DiarioABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 34.506 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555. Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,30. Bélgica: 2,20 Francia: 2,30 Irlanda: 2,30 Italia: 2,00 Holanda: 2,20 Portugal Cont. 1,50 Reino Unido: 1,40 LE. Marruecos: 18 Dh. 10241 8 424499 000013 Baltasar Mena Mi lema en la vida era no hacer nada que fuera útil... y acabé creando tecnología INGENIERO, INVENTOR Y ROCKERO BLANCA TORQUEMADA ANTONIO ASTORGA VIRGINIA RÓDENAS EL UNIVERSAL universitario de familia española exiliada a México tras la guerra, es sobradamente consciente de que no resulta fácil explicar que su profesión específica es la de reólogo (especialista en fluidos) En un congreso en Acapulco el secretario de Gobierno me dijo: Es muy importante para nuestro estado la reología, pues tenemos muchos problemas con los reos que se escapan de las cárceles Mena siempre aborda con talento y sentido del humor tanto la ciencia como su pasión por el rock: es solista del grupo Naftalina, con el que ha grabado varios discos. Las inquietudes musicales de un reólogo. Brillante ingeniero, inventor y profesor B Español de nacimiento y mexicano de adopción, Mena acaba de ingresar como miembro correspondiente de la Real Academia de Ingeniería B Es el creador del silo solar hexagonal premiado por la Unesco por su utilidad para un almacenamiento mucho más eficiente del grano S e formó en Francia y en Estados Unidos. A mí no me daban beca, no era mexicano, así que se la pedí al Gobierno francés porque en Francia era el único lugar en el que me admitían con un pasaporte de la República española, que era el que yo tenía. Era un apátrida. Me fui a Francia un año, pero antes había escrito una solicitud a Estados Unidos, y allí pude ir después. Le designaron como uno de los mejores alumnos salidos de la Universidad de Brown en el siglo XX. Hacen una votación una vez al siglo para ver quiénes son los más distinguidos. ¡Pero también escogieron al que formó el partido nazi de Estados Unidos, así que esto no es garantía de nada! Y antes que estudiante de Ingeniería ya era usted rockero. Claro. Mi ocupación principal era rocanrolero, desde los quince años. Acabé Ingeniería porque me había comprometido con mi padre, así que cuando ya le pude entregar el título me fui con mi grupo a Estados Unidos, a triunfar como los Beatles. Y acabamos en Tijuana tocando tandas de doce horas, con el riesgo de que nos deportaran por no tener papeles. Llegó un momento en el que dije: Lo siento mucho, pero dejo el grupo Y volví. ¿Fue traumático? Bueno, me planteé que la primera profesión que yo quería tener era la de rocanrolero, pero, como fracasé, la segunda en la que era posible no tener jefe y hacer lo que me diese la gana era la de académico. Sin embargo, no renuncié a la música. Cuando volví a México formamos el mismo grupo, aunque le dimos otro nombre: Naftalina, para ahuyentar la polilla. Al menos sí ha logrado ser un beatle de la ingeniería, con aportaciones sobresalientes. Yo no quería inventar. Mi lema en la vida era no hacer nada que fuera útil. Hasta que uno se da cuenta de que la única manera de que te reconozcan es hacer un poco de tecnología... El golfo de México ahogado en chapapote. ¿Hay solución? Es difícil de parar. En el fondo, se trata de lo de siempre: habría que dejar de depender del petróleo. La única razón por la que se perpetúa es porque es la opción más barata. Un tipo me dijo: El mejor negocio del mundo es el del petróleo bien administrado, y el segundo, el del petróleo mal administrado Inventó un silo para almacenar grano, premiado por la Unesco, que puede paliar hambrunas. No es una cosa tan complicada. Llegó un amigo que había estudiado ingeniería conmigo y me dijo: Tengo una idea de un silo de almacenamiento, pero necesito que científicamente me hagas el trabajo para que eso funcione Yo nunca había trabajado en flujo granular, con granitos, así que me pareció atractivo y me puse a ello. El silo se adapta al ángulo natural de reposo del grano, y así no hay fricción y no se pulveriza. Y a través de energía solar y por el principio del termosifón, se airea. Todo esto es importante, pues por mal almacenaje y distribución se pierde entre el 23 y el 25 por ciento de las cosechas. En Bangladesh quieren hacerlo, pero no tienen dinero, a no ser que lo financie la FAO... También ha creado un cuero artificial. En Yucatán tenemos sobreproducción de henequén (una fibra que se usa para sogas de barcos) y nos planteamos qué podíamos hacer con esto. Por eso hemos desarrollado ese material. Para no tener afán de inventar, no se le da mal. Lo hago para mantener a mis alumnos. Así podemos hacer lo que nos da la gana. ¿Valoran ellos su faceta musical? Desde luego. Cada semestre hacemos un concierto. Luego, les pongo en los exámenes de Cálculo Vectorial preguntas de trivial sobre las letras de las canciones de Naftalina, para subir algo la nota. Me llevo muy bien con mis alumnos de la UNAM, y a ellos les gusta que su profesor haga otras cosas además de dar clase. También corro con coches. La carrera Golfo- Pacífico ya la hemos ganado cuatro veces.