Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA LUNES 8 s 3 s 2010 ABC El régimen de Caracas, crecido, vincula al juez con la mafia de Aznar y el PP GRANADA CARACAS. El ministro venezolano de Asuntos Exteriores, Nicolás Maduro, acusó ayer al juez Eloy Velasco de estar vinculado con la mafia del ex presidente José María Aznar, en una entrevista concedida a la televisión privada Televen Además, afirmó que es un juez que ha trabajado para el Partido Popular y que está ligado a lo peor del PP. Por otra parte, Zapatero insistió ayer en que su Gobierno pidió explicaciones a Venezuela, tras conocer el auto del juez Velasco sobre posibles connivencias del régimen venezolano con la conexión ETA- FARC. Que lo hizo él publicamente y también el Ministerio de Asuntos Exteriores ante las autoridades venezolanas. Chávez aseguró días atrás que lo que hizo Moratinos fue pedir información y desmarcarse del auto judicial. Luego, el propio canciller español daría la razón al líder bolivariano, con lo que Zapatero ayer vino a enmendar la plana a su ministro. En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo quiere dar por superada la discusión sobre si fueron explicaciones o información lo que pidió a Chávez, y recalcó que Venezuela ha desmentido esa colaboración y está dispuesta a cooperar con la Justicia española. En una rueda de prensa, en Granada, al término de la cumbre UE- Marruecos, Zapatero subrayó que el Gobierno de Venezuela va a colaborar en la acción de la Justicia en relación con ETA. En esa colaboración enmarcó la visita que hará la próxima semana a Caracas el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco J. Velázquez. Zapatero añadió que en Venezuela ha habido y hay miembros de ETA, y recordó que durante su gobierno y gobiernos anteriores, han trabajado para que, cuando resultara factible, se pudieran llevar a cabo extradiciones. Vamos a seguir intentándolo- -dijo- -y redoblaremos nuestros esfuerzos en el seguimiento de un reducido número de etarras que llevan muchos años en Venezuela L. A. ABC El Sahara acapara el interés de la Cumbre UE- Marruecos Van Rompuy exige a Rabat mejoras en derechos humanos y el Ejecutivo calla Mohamed VI califica el contencioso de la ex colonia española como diferendo artificial e insiste en su oferta de autonomía GRANADA. Como se esperaba, la cuestión del Sahara y el respeto de los derechos humanos por parte de las autoridades marroquíes se erigieron en protagonistas de la primera cumbre entre la Unión Europea y Marruecos, LUIS AYLLÓN celebrada ayer en Granada. Mientras, en las calles de la ciudad, activistas prosaharauis reclamaban a los Veintisiete que no sigan adelante con el Estatuto Avanzado suscrito con Rabat, la cumbre alumbraba una declaración conjunta, en la que las alusio- nes al contencioso del Sahara y a los derechos humanos son bastante genéricas y nada comprometedoras. La negativa de Marruecos a suscribir exigencias mayores llevó al presidente estable del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, a aprove- char la rueda de prensa con que se cerró la reunión para abogar por encontrar para el Sahara una solución política, justa, duradera y aceptable para todas las partes y, sobre todo, para reclamar a Marruecos mejoras en la situación de los derechos humanos y de sus defensores Van Rompuy expresó además, su deseo de que los esfuerzos de modernización de Marruecos tengan éxito, mientras el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió a Rabat que continúe con las reformas sociales y económicas, de la justicia y de la protección reforzada de los Derechos Humanos. Zapatero, que participaba en la rueda de prensa como presidente rotatorio de la UE y anfitrión de la reunión, se limitó a insistir en su apuesta por el diálogo y la labor de Naciones Unidas en el Sahara, cuando se le preguntó por el mensaje del rey Mohamed VI que, al comienzo de la cumbre, había leído a los asistentes el primer ministro marroquí, Abass El Fassi. En ese mensaje, el monarca alauí califica el contencioso del Sahara como un diferendo artificial e insiste en el plan marroquí para otorgar al antiguo territorio español una amplia autonomía en el marco de la soberanía del Reino y de su integridad nacional y territorial Los marroquíes, sabedores de la atención que se iba a prestar a la cuestión aquí en Granada, vinieron decididos a exponer su doctrina de que la violación de los derechos humanos en su país es esporádica y que los culpables son castigados, por lo que no entienden que se les hagan esas exigencias. Abass el Fassi aseguró que donde se producen violaciones de los derechos humanos es en los campos de refugiados saharauis en Tinduf, y acusó a Argelia de no querer que haya una solución para el Sahara. El primer ministro marroquí apoyó la iniciativa de Mohamed VI, afirmando que las otras partes, en las que incluyó a Argelia, no han hecho sus propuestas. Con la ONU Ahora pide extradiciones Guillermo Toledo aprovechó su presencia en la marcha para intervenir en la Universidad de Granada EFE Condena y apoyo en Granada a Marruecos Horas antes de la marcha a favor de Rabat, unas tres mil personas, entre ellas Aminatu Haidar, recorrieron el centro de la ciudad en contra del país magrebí S. N. GRANADA. La capital andaluza, que ha acogido este fin de semana una cumbre entre la Unión Europea y Marruecos, fue ayer escenario de dos manifestaciones contrapuestas, una a favor del pueblo saharahui y contra la ocupación de este territorio por parte de las autoridades de Rabat y, la otra, en apoyo al régimen alauí. En la marcha celebrada al mediodía, la que tenía como consigna la condena a la ocupación del Sahara, se dieron cita unas 3.000 personas, según fuentes de la Policía Nacional, frente a la cifra de 10.000 expuesta por los convocantes. La manifestación recorrió de forma pacífica las principales calles de la ciudad, con el lema sin libertad ni derechos humanos ¡No al estatuto con Marruecos! y en el transcurso de la misma se corearon gritos en contra de las autoridades de Rabat. Iba encabezada por el coordinador general de IU, Cayo Lara, y por la activista saharaui Aminatu Haidar. No faltó el actor castrista Guillermo Toledo. Ayer mismo, en una conferencia ofrecida en la Universidad de Granada, Haidar denunció la traición de España con el Sáhara Occidental y su ciego seguidismo hacia Marruecos. Ya por la tarde, unas 2.000 personas participaron en otra manifestación, esta de apoyo a la cumbre entre la Unión Europea y Marruecos y, de esta forma, al régimen alauí. La marcha discurrió por las calles de Granada, como la anterior, sin incidentes.