Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 s 2 s 2010 SOCIEDAD 53 El presidente de la Caixa, Isidre Fainé; el presidente catalán, José Montilla; la Infanta Doña Cristina y el rector de la UB, Dídac Ramírez, durante el acto JOB VERMEULEN Avances científicos para países en desarrollo Alianza mundial contra el círculo vicioso que une pobreza y enfermedad Instituciones públicas y privadas crean en Barcelona el Instituto de Salud Global para frenar la mortalidad en países menos favorecidos BARCELONA. Sociedad civil, instituciones privadas y administraciones han decidido, al fin, unir esfuerzos en pro de una causa común: romper el binomio muerte- pobreza, que desde hace décadas amenaza a las poblaciones más desfavorecidas. El pacto se selló ayer en Barcelona, donde se escenificó la creación del primer Instituto de Salud Global (ISGlobal- Barcelona) que tendrá sede en la capital catalana- -en el Palau Macaya, sede del modernismo catalán- -y nace con el único objetivo de acercar los avances cientificos y tecnológicos a las personas de los países más desfavorecidos donde las enfermedades infecciosas siguen lastrando la esperanza de vida de esta población. El nuevo Instituto, que arrancará dentro de unos dos meses con un total de 130 investigadores, nace arropado por cinco instituciones (el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Generalitat, el Hospital Clínic, la Universitat de Barcelona (UB) y la Obra Social de la Fundación La Caixa) y será dirigido por el prestigioso investigador Pedro Alonso, reESTHER ARMORA conocido internacionalmente por sus avances en la lucha contra la malaria, y presidido por Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina, directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa. ISGlobal- Barcelona contará también con la colaboración activa de organizaciones privadas de ámbito mundial entre las que destaca la Fundación Bill and Mellinda Gates, la Nelson Mandela Children s Fund y la Fundación Inbursa de México, así como el apoyo de personalidades de peso como el ex alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguri- dad, Javier Solana, y Graça Machel, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1998. El director del centro y responsable del Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIBHospital Clínic- UB) Pedro Alonso celebró ayer la iniciativa con la emoción de un padre primerizo. Es un día muy especial para mí porque este instituto permitirá romper el círculo vicioso que lleva de la pobreza a la enfermedad El investigador recordó que casi nueve millones de personas mueren de pobreza en los países de baja renta; que 160 de cada mil nacidos vivos no cumple los cinco años; 80 no llega al año de vida y 40 fallecen en los primeros 28 primeros días. El presidente de la Generalitat, José Montilla, que asistió al acto, celebró el consenso alcanzado entre instituciones y gobiernos y elogió la figura de Alonso, del que dijo que asume un reto inmenso e interesante Doña Cristina, por su parte, subrayó que el nuevo instituto es la consecución de esfuerzos de muchas instituciones públicas y privadas y expresó su convencimiento de que logrará grandes avances Pedro Alonso s Director del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal- Barcelona) EL CÁNCER NO ES EL ÚNICO RETO DE LA SALUD GLOBAL BARCELONA. Sus años de investigación sobre la malaria y su pertinaz lucha contra las enfermedades infecciosas han convertido a Pedro Alonso en el Robin Hood de los más desfavorecidos desde el punto de vista sanitario. Ayer, el investigador, director del nuevo Instituto de Salud Global de Barcelona, celebraba con entusiasmo ese primer paso en la lucha contra los efectos letales de la pobreza en el mundo. ¿Con qué presupuesto parte el instituto? -No hay, por el momento E. A. Pedro Alonso YOLANDA CARDO presupuesto. Deberán esperarse unos meses a que los patronos concreten el alcance de su participación, aunque le confieso que no me preocupa. ¿Cuál es el objetivo? -El objetivo básico es combatir las enfermedades olvidadas con un enfoque innovador a partir de cuatro áreas de actuación: la investigación, la formación, la asesoría y la creación de un Laboratorio de Ideas. ¿No están bien formados los actuales especialistas? -Sí. La Universidad de Barcelona imparte desde hace años salud global, aunque en el ámbito de la formación seguimos anclados en el modelo postcolonial de hace 30 ó 40 años; debemos ser más ambiciosos y tener políticas no sólo de actuación sino de anticipación. ¿Cree que la investigación mundial está demasiado centrada en la lucha contra el cáncer? -Hace unos días coincidí con el científico Joan Massagué y hablamos sobre el tema. No es que la lucha contra el cáncer no sea importante; solo que no es el único reto actual de la salud global. El 90 de las patologías que causan muerte apenas captan el 10 de los presupuestos para la salud mundial.