Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID SÁBADO 27 s 2 s 2010 ABC Arriba, la sala de El Sombrerero Loco y la Hora del té A la derecha, el taller de maquillaje que hay al final de la muestra. ERNESTO AGUDO Siguiendo los pasos de Alicia El mundo fantástico de Alicia en el País de las Maravillas tiene este fin de semana una pequeña sede en Ifema, con una muestra de objetos del rodaje que ya ha visitado ciudades como Londres, Amsterdam, Tokio y París IGNACIO SERRANO MADRID. Tim Burton ha dado la mayor vuelta de tuerca imaginable al ya de por sí chiflado país del Conejo Blanco, con una nueva versión del clásico de Lewis Carroll que llegará a España el próximo 16 de abril con halo de hito cinematográfico. Y es que su Alicia en el País de las Maravillas ha conseguido anonadar a los amantes del séptimo arte con una revolución visual que puede no ser tan abrumadora como la de Avatar pero que exhibe unas do- sis de imaginación que ponen la piel de gallina. Vestuarios de diseño visionario, criaturas y escenarios asombrosos, y efectos especiales de inaudita factura han servido para crear un mundo fantástico que ahora tiene una pequeña embajada en el pabellón 7 de Ifema, donde la productora Disney ha instalado una exposición de más de 40 objetos y piezas de atrezzo usados en el rodaje, que puede visitarse de forma gratuita hasta mañana domingo. Cientos de alumnos del colegio Santa María del Carmen fueron ayer los primeros en cruzar la gran puerta que da la bienvenida a los visitantes de la muestra, compuesta por cuatro espacios que ocupan unos 900 metros cuadrados. Esto da un poco de miedo decía uno de ellos, mientras la guía del recorrido, vestida como un naipe de corazones, explicaba las normas del viaje caminando por un oscuro pasillo que daba acceso a la Sala de las Puertas, donde se encuentran las botellas y pasteles con el mensaje de Bébeme y Cómeme que hacen crecer y encoger a Alicia. ¿Sabéis quién es Tim Burton? Les preguntaba la guía a los pequeños. El de Piratas del Caribe respondió un despistado. Se refería a Johnny Depp, que en el filme encarna al Sombrerero Loco, cuya mesa de cumpleaños ocupa el segundo espacio de la exposición. Allí están Tweedledee Tweedledum, el Gato de Chesire, la Lirona, y el Bosque de Champiñones donde vive la Oruga Fumadora. A continuación se abre paso la Corte de la Reina Roja, que en la película está interpretada por otro fetiche de Burton, Helena Bonham Carter. Allí, los pequeños se quedan boquiabiertos con el Cetro de la Reina y su trono con forma de corazón, mientras una panta- La Corte de la Reina Roja La exposición, de entrada gratuita, exhibe más de 40 objetos y piezas de atrezzo originales lla emite un pequeño documental sobre el making of del largometraje. La última parada nos lleva a la Corte de la Reina Blanca, donde brillan la Espada Vorpalina y el espléndido vestido que lleva Anne Hathaway (Alicia) en la película, diseño de Colleen Atwood, ganadora de un Óscar y varios BAFTA por los vestuarios de películas como Chicago o Sleepy Hollow Un viaje lleno de pequeñas sorpresas, a las que se suma el peculiar taller de maquillaje al término de la exposición, donde cualquiera podrá convertirse en un ser timburtoniano