Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27- -2- -2010 35 El Gobierno frente a la Comisión Europea El deterioro de la calidad de los activos pondrá a prueba la resistencia de los bancos españoles De la Vega y Salgado también chocan por el impacto del IVA en la economía La vicepresidenta primera dice que ayudará al crecimiento y la segunda que lo contraerá MADRID. No ha habido que esperar más que unas pocas horas para que las vicepresidentas primera, María Teresa Fernández De la Vega, y segunda, Elena Salgado, hagan públicas sus profundas discrepancias. Ayer al mediodía en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Ministros, María Teresa Fernández de la Vega aseguraba que el Gobierno está convencido de que la subida del IVA en julio no sólo no va a frenar el crecimiento económico, como asegura la Comisión Europea, sino que contribuirá a lo contrario y además creará empleo. De la Vega salía así al paso de las preguntas sobre la previsión de la Unión Europea de que la economía española recaiga en el tercer trimestre precisamente por esa subida del IVA. Ni cinco horas después, en declaraciones a Televisión Española y a la misma pregunta, Salgado reconoció como probable que el alza prevista en los impuestos desde el 1 de julio provoque cierta contracción económica entre julio y septiembre como consecuencia del aumento del consumo previsto en los meGABRIEL SANZ entredicho las previsiones oficiales sobre la evolución del PIB, que seguirá anclado en tierra durante los tres próximos años. Mientras que la Administración de Rodríguez Zapatero insiste en que el producto interior crecerá a un ritmo de un 1,5 anual, S P no cree que suba más allá del 0,6 Mientras tanto, la tasa de desempleo continuará por encima del 15 y la depreciación de los activos pondrá a prueba la resistencia del sistema financiero, cuya consolidación supone un coste del 5 del PIB Esta cifra se suma al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y Fondo de Adquisición de Activos Financieros, que la agencia incluye en el capítulo de la deuda. Pero no todo fueron tirones de orejas para el Ejecutivo español. Uno de los avances que la agencia aplaudió fue la significativa reducción de la brecha con los países del entorno en la balanza internacional del comercio de bienes y servicios. Estimamos que el déficit por cuenta corriente se mantuvo en 2009 en un manejable 5 del PIB recortándose a la mitad frente a las cifras del año anterior. Las aspiraciones de convergencia con el mercado de los Veintisiete revelaron su carácter prioritario después de que la Comisión Europea destacara ayer que la recuperación pasa por acatar las directrices de los pactos comunitarios de estabilidad. El Ejecutivo de la UE subrayó que el programa de Estabilidad presentado por Grecia constituye el elemento central para reactivar sus finanzas. La Comisión, por medio de portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, no descartó lanzar otras medidas si la rebaja al 4 del déficit público en 2010 a la que se ha comprometido el país heleno resulta insuficiente. De la Vega, ayer, en un momento de la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros ses anteriores al alza. Como máximo, consideró posible que el gasto de los hogares y españoles economía española se recupere entre octubre y diciembre, en línea con las previsiones publicadas ayer por la Comisión Europea. Las discrepancias existentes entre De la Vega y Salgado han costado más de un disgusto al Ejecutivo en los últimos meses. Esta misma semana, la ida y vuelta del Gobierno respecto a la revisión del pacto salarial de los funcionarios se ha debido precisamente a la diferencia de criterios- -y la casi animadversión- -existente entre las dos mujeres fuertes del presidente del Gobierno, José Luis Rodrí- OSCAR DEL POZO Más medidas para Grecia Llueve sobre mojado guez Zapatero. Tal y como señalaba hoy este diario, Salgado decidió en primera persona adelantar posibles modificaciones salariales en el cuerpo de los empleados públicos a sabiendas de que Fernández De la Vega se había reunido con ellos este mismo lunes para asegurarles el mantenimiento de sus condiciones económicas. Yolanda Gómez TODOS CONTRA HACIENDA edro Solbes decía que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero era un Gobierno de coalición entre el Ministerio de Economía y todos los demás. También su antecesor en el cargo, Rodrigo Rato, ha- P cía un comentario similar para definir su posición en el Gobierno de José María Aznar. Y es que es lógico que los ministerios quieran mucho dinero para gastar. Y es normal que sea el Ministerio de Hacienda quien ponga freno a los legítimos afanes de tener los máximos recursos. Hasta aquí todo es similar. La diferencia, sin embargo, entre los Gobiernos de Aznar que consiguieron cumplir con las exigencias del euro, cuando nadie apostaba por ello, y los de Rodríguez Zapatero, que tienen ante sí el reto de superar una de las mayores encrucijadas que la econo- mía española ha atravesado en el último siglo, es que el equipo económico de los populares contaba con el apoyo del presidente del Gobierno. Zapatero, sin embargo, opta por lo fácil, se alinea los ministros del gasto y deja en evidencia una y otra vez al Ministerio de Economía y Hacienda. El último episodio grotesco lo hemos vivido esta misma semana. El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, en un alarde de responsabilidad, reconocía que lo fundamental en este momento es cumplir con el plan de austeridad y reducir el déficit público y que para ello ha- brá que revisar el acuerdo salarial de los empleados públicos. Tardaron casi un día en reaccionar pero lo hicieron en tromba. Supongo que esperaron a ver lo que decía Zapatero. Y una vez más el presidente se puso del lado fácil, del que da votos, del que no exige sacrificios, y del que nos puede llevar a la ruina. La vicepresidenta Salgado tuvo que desmentir a uno de los principales miembros de su equipo. No, tampoco vamos a tocar los sueldos de los funcionarios Así, ¿cómo pretenden que alguien crea que España va a reducir el déficit?