Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es espana MARTES 10- -11- -2009 ABC Un partido islámico se moviliza para conquistar municipios claves en 2011 Preocupa que esta formación, que dice acatar la Constitución, predique la no integración entre inmigrantes MADRID. El Partido Renacimiento y Unión de España (PRUNE) -primera formación islámica con vocación de implantarse en toda España- se organiza contrarreloj con el objetivo de lograr representación en municipios claves tras las elecciones de 2011. La formación, promovida por Mustafá Bakkach, hombre próximo a Rabat, aspira a recoger apoyos no sólo entre los casi 1.300.000 musulmanes residentes en España, una cifra muy superior a los votos obtenidos en los últimos comicios por IU, CiU o PNV, sino también entre el conjunto de inmigrantes que se sientan desamparados. El partido se gestó a principios de año en Granada, con una vocación claramente de ámbito nacional y no para afianzarse solamente en una localidad o región autónoma se afirma en su boletín interno Ruta El PRUNE se erige como el partido que mejor represente a los ciudadanos españoles, incluidos los que proceden de la inmigración Ello porque, aunque los políticos españoles digan que quieren apoyar al inmigrante e intenten solucionar los problemas de este colectivo, ¿cómo pueden hacerlo bien si ellos nunca han emigrado y sus hijos tampoco? La formación reconoce que luchará por lograr sus objetivos desde la consideración del Islam como fuente de dichos principios esto es, tendrá en cuenta el Islam en su actuación política, considerándolo como factor determinante para la regeneración moral y ética de la sociedad española Ello no contradice, asegura, su acatamiento a la Constitución y su rechazo al terrorismo como medio de hacer política. La formación quedó inscrita en el registro del Ministerio del Interior el pasado 23 de julio. Recientemente ha abierto J. PAGOLA Una mujer musulmana deposita su voto en un colegio electoral de Melilla, en una imagen de archivo una sede en Asturias, donde se inició la Reconquista, lo que se interpreta como todo un enunciado de intenciones. Se une así a la que el PRUNE ya tiene en Granada. Ahora, en una segunda fase, intentará establecerse también por el resto de Andalucía, así como en Madrid, Cataluña, Extremadura, Valencia y Murcia. Comunidades todas ellas en las que ya existe una amplia población musulmana, integrada por españoles conversos pero, sobre todo, por inmigrantes. La mayoría de ellos son de origen marroquí. Estos últimos no podrían votar en la actualidad, pero se da la circunstancia de que el Ejecutivo de Zapatero intenta firmar con las autoridades de Rabat un convenio de reciprocidad, en virtud del cual los EFE Mustafá Bakkach s Promotor del PRUNE El Islam como base UN MUSULMÁN AFÍN A LAS TESIS DE RABAT MADRID. Nacido en Marruecos, este periodista y profesor de Árabe en Granada es un miembro relevante de la Comunidad Musulmana denominada Al Hégira actividad que compagina con la de tesorero del Consejo islámico de España, una entidad de carácter sufí, integrada en su mayor J. P. Es vicepresidente de la Feeri, una de las dos federaciones islámicas más poderosas de España parte por conversos españoles pertenecientes a la Yamaa Islámica- Liga Morisca. Desde hace unos 15 años reside en España y dedica gran parte de su actividad en apoyo de los inmigrantes. Recientemente, aunque con reservas, acudió a Rabat invitado a uno de los fastos de Mohamed VI. ciudadanos del país magrebí podrían votar en España y nuestros compatriotas residentes allí hacer lo propio. Estos convenios lo acaba de rubricar el Gobierno con países que tienen en España una amplia bolsa de emigrantes. El PRUNE aspira a presentarse con garantías en las próximas elecciones municipales de 2011 y para entonces sus promotores quieren abarcar el setenta u ochenta por ciento del territorio nacional. Son conscientes de que el logro de alcaldías puede estar aún lejano pero, para empezar, aspiran a colocar concejales en ayuntamientos que consideran claves. En medios gubernamentales no se oculta cierta preocupación, y no porque se considere que a día de hoy esta for-