Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 2 de Septiembre de 2009 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 34.224. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,30 Bélgica: 2,20 Francia: 2,30 Irlanda: 2,30 Italia: 2,00 Holanda: 2,20 Portugal Cont. 1,50 Reino Unido: 1,40 LE. Marruecos: 18 Dh. 90902 8 424499 000013 Paz Volpini Soprano. Codirige Antología de la Zarzuela Blanca Torquemada Antonio Astorga Virginia Ródenas MONTECASSINO FOBIAS ue el periodista Iñaki Gabilondo quien confesó en una entrevista que el ex presidente José María Aznar lograba sacar de él lo peor de sí mismo. Fue tan sólo la constatación de ese odio irrefrenable que tantos periodistas tienen a Aznar y que con tanto acierto han utilizado el Gobierno y su red mediática para la demonización de este político, que se retiró voluntariamente, dejó España mejor que la encontró y cuyos innegables errores sólo dañaron a sus amigos. Aznar pueHERMANN de parecer uno de los seres más antipáticos de la tierra. Pero su linchamiento continuo y los odios que genera, tras un lustro alejado de la política, merecen un estudio psicosocial. A su sucesor le ocurre lo contrario. Cinco años lleva cometiendo todos los errores posibles en detrimento del bienestar y la seguridad de los españoles. Sin otro bagaje inicial que la subcultura primitiva e ideologizada del aparato socialista- -y el virtuosismo en la intriga- confirma su propia confesión a su mujer Sonsoles de que él es la prueba de que cualquiera puede ser presidente. Sin embargo, existe aún gente que le cree, ve en él rasgos arcangélicos. Y le votaron. Si el carácter de Aznar era problemático, el de Zapatero es un problema, quizás el problema. Su forma de rodearse de personajes de aun menor talla que él y de expulsar a las tinieblas al que revele mayor preparación y excelencia- -Jordi Sevilla, el último- -han hecho de nuestro Gobierno un producto consumado de la selección negativa. Habrá quien diga que a mí me pasa con Zapatero lo que a Gabilondo con Aznar. Que soy otro preso de la fobia. Pues no. El día que Zapatero deje el cargo lo ignoraré tanto como antes de saber que existía. No tengo nada contra Hannah Montana, pero donde esté la Mari Pepa... Heroína en la crisis: salvado un estío de aúpa, no escatima nada para su Antología de la Zarzuela. Junto a Enrique Robles (ex Kike Supermix) y con Plácido Domingo de presidente de honor. Volpini grita: ¡Que siga el espectáculo! -Por el humo se sabe dónde está el fuego... de la crisis tan grande que tenemos. El humo es la asfixia por todo lo que estamos pasando, y espero que este incendio acabe siendo el fuego del arte con que prendamos todos los escenarios de España. ¡Cómo se puede decir género chico a una Doña Francisquita donde don Alfredo Kraus canta eso de si yo lograra, de verdad para siempre, dormir el alma -Eso digo yo. Es un género muy serio y muy grande, es nuestra ópera, nuestro arte, y nuestras raíces; es la música que arrasa donde va. He visto cómo Celia Cruz gritaba emocionada al final de la representación de la antología, a un presidente Clinton entusiasmado- -luego nos recibió en la Casa Blanca- -y a un Fidel Castro maravillado- -nos invitó a cenar y nos regaló ron añejo y puros- Como suele ocurrir, no somos profetas en nuestra tierra, pero también es verdad que sólo se ama lo que se conoce, por eso queremos llevar la zarzuela con guiñol a los colegios y crear futuros aficionados. Y debería darse en la tele. No tengo nada contra esa Hannah Montana, pero donde esté la Mari Pepa... De España vengo, de España soy... ¿Le aplauden mucho en el País Vasco y Cataluña? -A veces en el País Vasco esos números los hemos cortado. Vas y dices de nó al son de las guitarras y seguidillas, manolas y manolos de cuatro en fila y rompió aguas sobre las tablas. -Aguanté hasta el final. Representábamos Pan y Toros en el teatro Apolo de Madrid con Plácido Domingo. Fue él quien llevó las fotos del niño a China para que su padre, que estaba allí de gira, lo pudiera conocer. -Yo sólo la aviso: la SGAE tiene archivadas 12.000 zarzuelas. ¡A mí me lo dice! Padecemos su brazo implacable. Por la que más cobran es por El gato montés ¡un dineral! Aprende a sisar, aprende a sisar Ya no son las chicas de servir sino otros mangantes los que se dan más maña. -Y en La Gran Vía también está el ama que dice soy yo la que friega, que barre, que lava y es todo para ella, pero en este negocio no sirve: tú lo trabajas y otros se lo llevan. Espero poder escoger títulos con los que sin perder espectacularidad no me manguen tanto. -Sin cambiar de libreto. Canta el rata cuando nos echa mano la Policía estamos seguritos que es para un día y es como si oyeras a un hampón de hoy. ¡Bien lo saben en las comisarías! Gran parte de las zarzuelas son de tal actualidad que si las vistes con ropa de hoy parecen estar hechas ahora. ¿Cuál es la sal de su antología? -La de todos los salerosos con los que he cantado durante treinta años y de los que tanto he aprendido, de Domingo, Caballé, Carreras, Meneses, Lavirgen, Ramírez, Arregui, De los Ángeles... ¡De tantos y tantos! Me fijaba en ellos desde el coro y allí fui forjando el sueño de crear algo grande donde estuviera todo lo que veía y vivía. ¿Y adónde se va con la falda arremangá? -A los países árabes, al norte de Europa, a Estados Unidos, a Japón... ¡allí nos reciben con pancartas como si fuéramos futbolistas! F Una vida antológica s Desde que en 1979 José Tamayo la eligió para recorrer el mundo cantando zarzuela, Paz Volpini (Madrid, 1959) no se ha bajado nunca del escenario. Empresaria (antologiadelazar zuela. com) y corista, su espectáculo llena mañana la plaza de toros de Albacete España vengo, de España soy y como son tan nacionalistas se lo toman como una provocación. ya ve la tontería, siendo tan españoles como yo. -Recorrió el mundo con José Tamayo. En algún lugar le preguntó a alguien ¿por qué de ese modo te fijas en mí? -Pues sí. Fue la primera vez que salí de gira a Rusia y conocí al que sería mi marido, tenor y regidor. Mírame así, mírame así y acabamos en el altar. -Lo suyo es la vida en escena: no termi- IGNACIO GIL