Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5- -7- -2009 Polémica por el nuevo proyecto del Ministerio de Cultura CULTURAyESPECTÁCULOS 73 El Museo Arqueológico Nacional, convertido en un polvorín El Arqueológico es uno de los grandes museos nacionales. Sumido en obra y reformas, y también en relevos, va a cambiar hasta de nombre, sin que haya todavía un Plan Museológico... Las academias de la Historia y de Bellas Artes, además de prestigiosos expertos, han denunciado este proyecto ante la ministra de Cultura, por temor a que suponga la disgregación de sus colecciones MADRID. Mientras el Prado integra al fin sus colecciones modernas con las históricas, el Museo Arqueológico Nacional obliga al exilio a sus colecciones a partir de la baja Edad Media: todo lo posterior a los Reyes Católicos o que no sea de la Península Ibérica, salvo excepciones, saldrá del edificio de la calle Serrano. Su colección, formada a lo largo de 150 años, se dispersará irremediablemente (en torno a la mitad del 1.350.000 piezas que atesora se irá a otros museos, como el de Artes Decorativas, el del Traje... el museo cambiará de nombre (pasará a llamarse Museo Nacional de Arqueología) y habrá relevos en la dirección (se designará a través de un concurso) y en el Patronato, mientras siguen en marcha las obras de reforma y ampliación, sin que se haya elaborado aún el Plan Museológico. Todo ello ha llevado a las Academias de Bellas Artes y de la Historia, a la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico Nacional, así como a destacados arqueólogos, a título personal, a mandar respectivas cartas a la ministra de Cultura pidiéndole que reconsidere la decisión, que haya un debate más reflexivo y sereno, en el que participen quienes mejor conocen el museo. También se están sumando a esta protesta desde círculos universitarios. NATIVIDAD PULIDO Hay una gran preocupación y malestar en el sector. José María Luzón conoce bien el museo. Fue director del mismo, además de director general de Bellas Artes y es catedrático de Arqueología. Técnicamente, el Museo Arqueológico Nacional, tal como se creó, deja de existir. Es otro museo comenta. Sobre el cambio de nombre, se pregunta Luzón qué diferencia hay entre un nombre u otro para que sea más acorde con su función Ve alarmante que estén metidos en una obra descomunal sin tener Plan Museológico ni Estratégico, como ellos mismos reconocen. Es como tirarse a una piscina sin agua. Cortan el museo por la mitad: desde la Prehistoria hasta los Reyes Católicos. Y todo sin un plan previo y sin consultar al Patronato. ¿Quién decide eso? Se amparan sólo en una reunión teóricamente de expertos que hubo en septiembre. Es muy discutible. No me imagino que para cambiar el Kunsthistorisches de Viena llamaran al director del Museo Virtual de Herculano Considera absurdo Luzón cortar la colección en los Reyes Católicos: Unos señores, de pronto deciden lo que es la arqueología. El mayor disparate que se comete es la separación de las colecciones. La cantidad de información que se perderá será traumática. Van a separar las piezas de su contexto, de su origen... Es una temeridad. No sé qué quieren hacer con el museo. ¿Exhibirán trajes de mandarines chinos del XVIII regalados a los Reyes de España junto a vestidos de Ágatha Ruiz de la Prada? ¿La colección del marqués de Salamanca se separará? El museo cuenta con más de 1.300.000 piezas. Saldrá la mitad. Serán 600.000 disparates- -dice José María Luzón- Esa línea divisoria es técnicamente imposible de trazar. Aquí hay 150 años de historia del coleccionismo que van a quedar absolutamente diluidos, que no se van a poder estudiar jamás, y hay colecciones a las que se les va a perder la procedencia. El museo no está catalogado en su totalidad. Se está empezan- 600.000 disparates A espaldas del Patronato La Caridad romana (Manufactura de porcelana del Buen Retiro, hacia 1780) Saldrá del museo ABC Unas jornadas internacionales en el Museo Thyssen los días 16, 17 y 18 de septiembre de 2008 (participaron, entre otros, los directores del Museo Arqueológico Virtual de Herculano y el Museo Nacional de Arqueología Subacuática; el director de la Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma y el jefe del Departamento de Grecia y Roma del British Museum) bastaron, según denuncian a ABC varios patronos, para que el Ministerio de Cultura decidiera las líneas de actuación del Arqueológico, a espaldas de los conservadores del museo y del Patronato, al que ni siquiera le remitieron las actas de las jornadas, ni se le convocó para tomar decisión alguna; tan sólo para informarle de lo ya decidido.