Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA El sudoku de la financiación VIERNES 3 s 7 s 2009 ABC El tripartito, dispuesto a vetar en el Congreso la financiación con los 25 diputados del PSC Las tres formaciones adoptarán una postura única, extensiva a la votación de la futura reforma de la Lofca BARCELONA. A pesar de la imagen de división que el miércoles ofreció el tripartito en el Parlamento catalán- -donde la Ley de Educación fue aprobada con los votos de PSC, ERC y CiU y el rechazo de ICV- las tres formaciones que dan apoyo al Gobierno de José Montilla están dispuestas a mantener la unidad en lo que respecta al nuevo modelo de financiación e incluso hacerla extensiva al Congreso, cuando se vote la reforma de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca) en el Congreso. La izquierda ha pactado cerrar filas ante la nueva oferta- -previsiblemente la última- -que haga el Gobierno, tras un largo proceso de tira y afloja entre PSOE y Ejecutivo catalán, empeñado este últimos en desarrollar literalmente la previsión que hace el Estatuto en materia de financiación. Las cifras que barajan ambas partes no cuadran, pues Montilla no quiere oír hablar de cantidades inferiores a los 2.000 millones de euros anuales- -y eso sólo durante el primer año- En los últimos días, el jefe del ejecutivo catalán ha demostrado un cierto optimismo respecto a un acuerdo, que lleva casi un año de retraso y que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero prometió cerrar antes del 15 de julio. Pero ERC e ICV- -y sobre todo CiU, que habla de 5.000 millones- son mucho más negativos. No obstante, los republicanos parece que han arrancado de Montilla el compromiso de mantener esa unidad tripartita, tanto si fracasa el acuerdo como si prospera. A cambio, la formación independentista promete lealtad, agotar la legislatura y no ceder a las presiones de CiU, que inmersa en su enésimo giro radical, anuncia el fin de la vía autonomista si no hay una plasmación estrictamente estatutaria en la nueva financiación. Pero la auténtica prueba de fuego para esa unidad que ahora exhibe el tripartito tenMARÍA JESÚS CAÑIZARES Saura, Carod y Montilla, el pasado miércoles en el Parlamento de Cataluña drá lugar cuando se vote en el Congreso de los Diputados, posiblemente a finales de este año, la Lofca, cuya reforma es preceptiva para dar luz verde a la nueva financiación. Es en ese momento cuando los 25 diputados del PSC demostrarán si, previo desmarque del acuerdo, mantienen esa unidad con ERC e ICV y rompe la disciplina de voto socialista que hasta ahora ha mantenido. Sería entonces el momento parlamentario oportuno para que Montilla cumpliera con esas promesas de firmeza que ha reiterado a lo largo de este larguísimo proceso, en el que Rodríguez Zapatero se ha visto obligado a repartir millones a todas las Comunidades autónomas al objeto de aca- YOLANDA CARDO Optimismo ERC promete lealtad a Montilla y agotar la legislatura si el cierre de filas sobre el acuerdo llega hasta el final, incluso si fracasa la negociación llar las quejas sobre un supuesto favoritismo catalán. Si los socialistas catalanes se retractan y deciden finalmente alinearse con el PSOE, se asistiría al fin del tripartito, pues ERC no podría continuar gobernando al lado de un partido que, pese al fracaso, habría priorizado su obediencia al PSOE a los intereses de Cataluña. Aragón también se resiste a dar el visto bueno a la financiación, después de reunirse con Elena Salgado P. CERVILLA MADRID. Ninguna satisfacción ha tenido la ministra de Economía, Elena Salgado, desde que el miércoles inició la ronda definitiva de contactos con los presidentes autonómicos para alcanzar un acuerdo sobre el nuevo sistema de financiación. Después de los encuentros con Alberto Núñez Feijóo de Galicia y Guillermo Fernán- dez Vara de Castilla- La Mancha, ayer le tocó el turno al de Aragón, Marcelino Iglesias. Éste último también se sumó al sentimiento de incertidumbre y cautela que manifestaron los dos anteriores. El presidente aragonés mostró su recelo a Elena Salgado y se negó a dar el visto bueno hasta conocer el dinero que el Gobierno está dispuesto a poner encima de la mesa, según aseguran las fuentes consultadas por ABC. Una cantidad que no se sabrá hasta que se celebre el Consejo de Política Fiscal y Financiera, previsto inicialmente para la semana del 13 al 17 de julio. En la reunión de ayer con Salgado no hubo grandes novedades, avances poquitos comentan estas fuentes, y se volvieron a abordar los criterios que plantea Aragón para el reparto del dinero, como son los de dispersión, superficie y envejecimiento. Los mismos que figuran en su Estatuto de Autonomía. Iglesias sí que afirmó que las cosas están en el buen camino Al recelo de Aragón se unió ayer el de Asturias, ya que su presidente, Vicente Álvarez Areces, reclamó más concreción, al igual que Juan Vicente Herrera de Castilla y León.