Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IBEX- 35 ABC MARTES 11.999,80 11.794,70 M 8 X 9 15- -7- -2008 I. G. MADRID 1.291,10 1.264,43 1.268,74 1.226,96 L 14 M 8 X 9 J 10 V 11 L 14 EURO- DÓLAR 1,5835 1,5847 11.739,50 11.383,50 J 10 V 11 11.443,00 1.231,92 1,5687 M 8 1,5715 1,5708 X 9 J 10 V 11 L 14 ECONOMÍA Cartera de propiedades En miles de euros Patrimonio Campos de golf Unidades pendientes de venta Obra en curso Suelo patrimonio Suelo Total Cartera 33 www. abc. es economia ACCIONISTAS Y ACREEDORES DE MARTINSA- FADESA En porcentaje Jesús Salazar 4,00 Bancaja 5,90 Juan Carlos Rodríguez Cebrián 6,90 Antonio Martín 15,11 Resto Bolsa 18,97 Accionistas de Martinsa- Fadesa CAN, Caixa de Vigo, Caja de Burgos, Caja de Ávila 4,00 En millones de euros Acreedores principales Fernando Martín 45,12 La Caixa 1.000 Caja Madrid 1.000 Banco Popular 400 Caixa Cataluña 300 Morgan Stanley 270 Royal Bank of Scotland 215 C. A. Mediterráneo 100 Caixa Galicia 100 Caixanova 100 Caja Burgos 100 Caja Ávila 100 161.565 133.020 450.845 3.158.605 275.535 6.624.934 10.804.504 ABC Esther Martín La crisis se cobra su primera gran víctima; Martinsa, líder inmobiliario, suspende pagos Sebastián fracasó ayer en un último intento de convencer a Solbes para que el ICO aportara un crédito salvador de 150 millones JOSÉ A. NAVAS ANA I. SÁNCHEZ MADRID. Tras casi un año aguantando el tipo, España tiene ya su mayor inmobiliaria en suspensión de pagos. El consejo de administración de Martinsa- Fadesa decidió a última hora de ayer presentar el concurso de acreedores poniendo negro sobre blanco la realidad económica por la que atraviesa el país y dejando en evidencia la gestión del Gobierno, que hasta el último momento tuvo la posibilidad de evitar lo que, según el sector, puede ser el desencadenante de una reacción en cadena. Los administradores de la primera inmobiliaria del país por metros cuadrados de suelo y una de las mayores de Europa por promociones residenciales vivas había cumplido los requisitos que le impusieron sus bancos acreedores para la refinanciación de sus 4.000 millones de deuda, excepto un requerimiento que, según la compañía, dependía del Gobierno. La obligación no era otra que obtener la concesión de un préstamo por importe de 150 millones de euros desde una entidad financiera externa al conjunto de acreedores, que no era otra que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) El ministro de Economía, Pedro Solbes, se comprometió con el presidente de la inmobiliaria, Fernando Martín, antes de las pasadas elecciones generales a que el Instituto que preside Aurelio Martínez concedería tal crédito para evitar la quiebra del grupo. De hecho, algunos de los bancos acreedores comunicaron a la inmobiliaria que puestos en comunicación con el ICO, este organismo oficial había confirmado la orden del préstamo recibida desde Economía. Eso sí, el crédito necesitaba un respaldo que Martinsa- Fadesa ofreció a través de garantías sobre activos valorados en 330 millones de euros. Pero las palabras se las lleva el viento, que dice el refrán, y Solbes, una vez ganados los comicios, ha perdido el interés en evitar la suspensión de pagos de la primera inmobiliaria del país que emplea de forma directa a 880 personas. Ni siquiera sirvió ayer la intercesión del ministro de Industria, Miguel Sebastián, que consiguió que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, convenciera a Solbes de la convenciencia de celebrar una cumbre ministerial entre primeros espadas de Economía, Industria y Vivienda con el objetivo de calibrar las consecuencias políticas tanto de la decisión de negar el crédito como de los riesgos de concederlo. El vicepresidente económico impuso sus tesis pese a la argumentación conjunta de Vivienda e Industria con el respaldo de la vieja guardia del PSOE. El mismo comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, ya vatició por la mañana que no habría concesión para Martinsa- Fadesa, cuando tras ser preguntado sobre la situación de la compañía se limitó a subrayar que el sector inmobiliario español saldrá adelante pese a las dificultades de su primer grupo. La cumbre tuvo lugar durante la mañana de ayer y concedió un hilo de esperanza al consejo de administración de Martinsa- Fadesa que esperó lo que podía ser un milagro hasta que el presidente del grupo recibió por vía telefónica el no definitivo del Gobierno. Llegados a este punto, la inmobiliaria tan sólo tenía dos caminos: presentar el concurso de acreedores y controlar el proceso o esperar a que uno de los bancos acreedores tomara la iniciativa y, por tanto, teledirigiera el procedimiento. De hecho, al mismo tiempo que los administradores de Martinsa debatían sus opciones, se replicaban las reuniones de consejo en la mayor parte de las cajas de ahorros acreedoras de la inmobiliaria (ver gráfico) para analizar sus pasos a seguir. Un dato que tuvieron muy en cuenta los administradores de Martinsa en todo momento. Las cajas acreedoras tenían y tienen motivos reales para evaluar su posición. Según la circular emitida por el Banco de España sobre normas de información financiera pública, todas las entidades que han concedido créditos a Martinsa- Fadesa tendrán que provisionar en su cuenta de resultados hasta un 25 del importe total prestado a la inmobiliaria. Además, dentro de su balance las entidades acreedoras tendrán que trasladar a la partida de activos dudosos de cobro el importe de la totalidad del crédito concedido a Martinsa- Fadesa. Cumbre ministerial Las entidades acreedoras tendrán que provisionar hasta el 25 de lo prestado a la inmobiliaria Consecuencias en cadena Activos de 10.800 millones contra una deuda de 4.000 Martinsa- Fadesa achaca la suspensión de pagos a la clara recesión por la que atraviesa la economía española en general y el mercado inmobiliario en particular La compañía afirmó ayer a la CNMV que el pasado 7 de julio el ICO denegó un crédito comprometido por valor de 150 millones, indispensable para culminar la refinanciación acordada con sus acreedores el 7 de mayo. La empresa intentó sin éxito aplazar la negociación hasta el 7 de agosto, por lo que el consejo de la inmobiliaria acordó ayer la solicitud inmediata del concurso voluntario. Martinsa está en una situación de iliquidez debido a la previsión negativa de tesorería para los próximos meses y a la necesidad de hacer frente al devengo de intereses por los préstamos financieros. En última instancia la compañía no ha podido cumplir su compromiso de financiación adicional por el mencionado importe de 150 millones. No obstante, la inmobiliaria dispone de una cartera de propiedades valorada por Richard Ellis en 10.804 millones frente a un pasivo de 4.000 millones. En consecuencia, asegura que no interrumpirá su actividad y que propondrá un convenio anticipado a sus acreedores.