Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CIENCIAyFUTURO MIÉRCOLES 2 s 7 s 2008 ABC Identifican el corazón de la actividad conectiva en la corteza cerebral A. PASCUAL MADRID. El córtex, el tejido nervioso que cubre los hemisferios cerebrales y que es responsable del razonamiento intelectual, entre otras funciones, posee un núcleo que coordina las conexiones neuronales. Esta es la conclusión que han obtenido un grupo internacional de científicos tras emplear una nueva y sofisticada variante de resonancia magnética basada en los gradientes de difusión de moléculas de agua. Se trata de un método de exploración no invasivo y con gran sensibilidad, capaz de medir la densidad y orientación de las fibras que conforman las redes corticales. El estudio, publicado ayer en PLoS Biology traza el primer mapa en alta resolución de las conexiones neuronales ubicadas en la corteza cerebral y supone el primer paso dentro de una serie de ellos que llevarán a comprender procesos difíciles de observar, como la recuperación de daños cerebrales aseguró Olaf Sporns, neurocientífico de la Universidad de Indiana, coautor de la investigación. Este corazón del cerebro está situado en la parte posterior del cráneo, entre ambos hemisferios, y funciona como condensador en la comunicación entre neuronas. Los investigadores ya sospechaban que algo sucedía en el área, pues consume mucha energía metabólica durante el sueño, pero hasta ahora no sabíamos exactamente la razón subrayó Sporns. La recreación completa del mapa neuronal del córtex, de aspecto similar al de un plano de metro, será de gran ayuda para, por ejemplo, anticipar comportamientos del cerebro o comprender enfermedades degenerativas. Atención primaria en chino El Samur y varios centros de salud de Castilla y León y de Madrid han implantado un programa que permite al médico y a un paciente inmigrante entenderse hasta en seis lenguas POR MARTA VILLALBA MADRID. La comunicación entre médico y paciente es decisiva para un buen diagnóstico y a la hora de cumplir con las consignas dadas por el facultativo. Pero eso no está asegurado cuando se trata de personas inmigrantes con escaso conocimiento del vocabulario español. A no ser que el extranjero acuda a alguno de los centros de salud españoles donde está implantado un software denominado Lebab. El programa facilita la entrevista médica, con texto y audio, en seis idiomas: español, inglés, búlgaro, rumano, árabe y chino. Esas lenguas cubren el setenta por ciento de la población inmigrante en España. No es un sistema de traducción simultánea. Y en este caso la mayor aportación no viene de la propia herramienta aclara Ángel Santos, socio y consejero de Lebab, la empresa desarrolladora del software. La clave, dice, está en los contenidos desarrollados en torno a la aplicación: una base de datos con doce mil términos médicos, elaborada con equipos médicos de las áreas de atención primaria, pediatría y urgencias. Su contenido ha sido certificado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) el Servicio de Asistencia Municipal de Urgencia y Rescate de Madrid (Samur) y la Asociación Española de Pediatría (AEP) Todos los términos y preguntas están revisados por facultativos de los países de origen de los inmigrantes. También las alocuciones están realizadas por profesionales nativos explica Santos. La aplicación Lebab, desarrollada en colaboración con Microsoft, ya está funcionando en cuarenta centros de salud de Castilla y León. Y está previsto que se implante en el resto de esa comunidad en 2009. También está utilizándose en las ambulancias con ordenador del Samur. En varios centros de atención primaria de Una de las consultas del proyecto piloto en el que se prueba la plataforma FOTOS ABC tanto por escrito como por voz. Para preguntar algo, el doctor puede elegir entre teclearla como en un buscador o a través de unos menús predeterminados desplegables con frases comodín tipo ¿Qué le pasa? No se preocupe o Ahora le voy a poner un tratamiento Es muy fácil de utilizar por todo el personal sanitario asegura Aguilera. Al final de la visita, se imprime el informe con el diagnóstico y el tratamiento. Con Lebab la consulta es eficaz resume Aguilera. La plataforma Lebab puede exportarse a los países donde se hablan los idiomas introducidos. Esto es, un médico en China podría atender a un español, o uno en Bulgaria a un árabe. Introducir un idioma no es problema, es trabajo, nada más explica Santos, quien piensa ya en el desarrollo en catalán y ve conveniente otras lenguas asiáticas, así como el alemán para todos los turistas de las costas españolas. Microsoft les ha orientado en la selección de la tecnología y del equipo tecnológico que la desarrolla. Y mostrará el software en la conferencia mundial de partners que se celebrará en Houston (EE. UU. del 7 al 10 de julio, ante más de siete mil socios tecnológicos. El gigante de Redmond quiere demostrar con Lebab el valor social que puede tener la tecnología. De hecho, la aplicación ha sido galardonada como mejor solución para el sector sanitario de 2008 en los premios The Ingenuity Point. Una herramienta exportable Captura del programa con términos traducidos al chino Madrid la están probando (en urgencias y en las consultas) en un proyecto piloto que finalizará después del verano. Esa fase beta llegará en breve a ambulatorios de Toledo y Guadalajara. Defensa la está testando para asistencia remota y telemedicina con tropas desplazadas. El paciente sale muy contento porque sabe que el médico le ha entendido afirma Carlos Aguilera, médico de familia del centro de salud Mar Báltico en Hortaleza (Madrid) donde trabaja con Lebab. La aplicación, además, reduce el tiempo de la consulta. Si antes tardábamos entre 20- 25 minutos, ahora son unos 15 señala Aguilera. La herramienta se basa en un sistema de preguntas, de tal manera que el inmigrante sólo debe responder con un sí, un no o un gesto (por ejemplo, señalar dónde le duele) El sistema muestra las traducciones Efecto llamada El sistema Lebab, además del entendimiento entre facultativo y paciente, consigue un efecto llamada explica Carlos Aguilera, uno de los médicos de familia que trabaja con la plataforma y miembro del grupo de trabajo de atención al inmigrante de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia (SoMaMFyC) Vino a la consulta un chino y quedó tan satisfecho que, a la semana siguiente, vino con toda su familia En Navas del Marqués (Ávila) con una población numerosa de marroquíes, las mujeres solían ir acompañadas de sus maridos porque manejan peor el idioma que ellos. Después de utilizar el programa han notado en el centro de salud que vienen más solas. Su uso ha permitido detectar malos tratos. Un sistema certificado Preguntas cerradas Más información en: www. lebab. es