Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 s 7 s 2008 MADRID 55 La grúa tuvo ayer algunas dificultades para alzar los árboles debido a las corrientes de viento que se sucedieron en la zona de la obra La Mutua pone un jardín en el cielo La compañía de seguros empezó a subir ayer los once robles americanos con los que se propone coronar la cima de la Torre s El vergel se convertirá en un pulmón verde a 250 metros de altura POR CARLOTA FOMINAYA FOTO ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. Ni un minuto tardaron ayer en subir a 250 metros de altura uno de los robles americanos de unos 10 metros de altura que compondrán el Jardín Vertical del edificio Mutua. Un pequeño vergel compuesto por otros diez árboles de este tipo y una pared verde que será, cuando esté terminado, el más alto de Europa. Al cierre de esta edición continuaban trabajando puesto que, aunque el ascenso era vertiginoso, el montaje era lento, muy lento. Hasta una hora tardaban los operarios en colocar las estructuras y enganchar la grúa en las cinchas que más tarde iban a elevar roble por roble a los cielos. ¡No giramos a la vez que subimos carga! gritaba uno de ellos en el suelo. El final no lo veremos hasta aproximadamente el mes de octubre. Hasta entonces, continuará la instalación del jardín, que supone el colofón al edificio de oficinas más alto de España y que ya se ha convertido, junto a sus otras tres torres vecinas, en uno de los símbolos de Madrid. El jardín, de 600 metros cuadrados de dimensión, se encontrará rodeado por una cúpula de cristal que será visible desde el exterior del edificio. En ella se instalarán primero los once robles americanos. Se buscó una especie que se pudiera comprar ya a gran tamaño, para que no perdiera escala con la torre. También que tuvieran hoja caduca y un desarrollo lento, porque una vez retirada la grua, no será posible volver a subir nada así explicaba a pie de obra Álvaro Aparicio, director general de Agroforest. Árboles además con un desa- La Torre en cifras -250 metros de altura- 120.800 metros cuadrados de superficie total. -52 plantas: 46 pisos de oficinas 5 técnicas (donde están las máquinas) planta baja, azotea, y 6 de aparcamiento. -26 ascensores- 11 metros de altura máxima del vestíbulo de entrada, con una planta de piso rectangular que mide 51 por 33 metros. -Altura de las grúas: 290 metros. -Hasta 132 km h. de viento máximo que se ha registrado en la cota más alta (por motivos de seguridad, la obra se para cuando el viento es fuerte a partir de 65 kilómetros por hora) -44.000 metros cuadrados de cristal utilizado (el equivalente a 6 campos de fútbol) -Más de 650 operarios trabajando. Especies de gran tamaño El tapiz diseñado por Patrick Blanc estará compuesto por 24.000 plantas de 43 especies distintas rrollo columbar para que tapen y dejen pasar la luz al tapiz de 24.000 plantas que va a ir detrás. Un tapiz con una densidad de unas 43 plantas por metro cuadrado que levantará el botánico francés Patrick Blanc, diseñador también del jardín vertical de CaixaForum. De momento, la primera fase del montaje, que consiste en la instalación de la estructura mecánica sobre la que se desarrollará el muro, ya es visible. El siguiente paso, la fijación de los panes de PVC, se desarrolla en estos momentos. A continuación se irán enraizando las distintas especies sobre la superficie. El autor se reserva cuáles. Lo hace de forma muy artesanal, un ayudante hace un dibujo en la pared, y él va colocando cómo le parece Además, según Aparicio, lo que defiende Patrick Blanc es que casi cualquier planta puede desarrollarse en un muro con unas determinadas características Más tarde este muro se conservará gracias a un sistema de riego automático que mantendrá la tela húmeda en la que estarán diluidos los nutrientes. También habrá un sistema de re- cogida de agua, para asegurar una eficiencia total, mientras que los once robles tendrán un sistema de riego independiente. De esta forma se hace realidad el concepto del Jardín de invierno en la azotea, una idea original del estudio de paisajismo americano Balmori Associates, completada más tarde con la pared de Patrick Blanc. El parterre será accesible desde la última planta de oficinas, a través de una terraza. Un hito para Mutua que va más allá del criterio estético. El jardín se convierte, según la compañía, en un pulmón verde ya que entre otras funciones, sus más de 24.000 plantas contribuirán a la fijación del CO 2 y regulará la temperatura y humedad ambiental. Un pequeño parque en el cielo que será visible a través de la fachada de vidrio, y que esperan que se desarrolle bien. Es difícil de prever el microclima que habrá en la cima de la Torre, la cantidad de sol y las corrientes de aire que recibirán las plantas. Se prevé que tengan un desarrollo similar al de un bonsai, porque su hábitat va a ser el de la protección de una jardinera gigante