Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID MIÉRCOLES 2 s 7 s 2008 ABC SOPAS CON ONDA F. Álvarez Los sindicatos fuerzan el segundo apagón de Telemadrid en siete días La huelga de ayer afectó al 65 según la empresa, y al 90 según los trabajadores M. I. SERRANO MADRID. Irresponsabilidad sin precedentes Así es como define la Dirección de Telemadrid la nueve huelga de veinticuatro horas convocada ayer en la cadena autonómica por los sindicatos CC. OO. UGT y CGT en demanda de mejoras salariales y sociales. Desde la empresa se insiste en que es irresponsable llevar a negro la programación y los informativos de la televisión pública que los madrileños financian con sus impuestos Es, además, un paro sin servicios mínimos acordados. La pantalla se quedó negra hacia las doce y media de la mañana de ayer y así seguirá hasta pasado le mediodía de hoy. Igualmente, la programación radiofónica de Onda Madrid quedó paralizada. El paro fue secundado por el 65,9 por ciento según fuentes de Telemadrid y por el 90 por ciento, según los cálculos de los sindicatos. La empresa asegura que el índice de paro por ella dado es similar al registrado en la anterior huelga, la registrada el pasado 24 de junio. Telemadrid indicaba ayer que bajo la coartada de la falta de acuerdo ante un convenio colectivo que apena llevaba negociándose mes y medio, CC. OO. UGT y CGT empujan a los trabajadores a la decimoséptima jornada de huelga en cuatro años y medio Por ello, la empresa se refería a la reiteración y empecinamiento en el conflicto que enmarca esta nueva jornada de paro en la táctica sindical de EN NEGRO SOBRE BLANCO l apagón de la radio y la televisión pública madrileña, ayer, por segunda vez en el plazo de una semana, certifica la desmesurada intensidad que los huelguistas están aplicando en su calendario de protestas, con el patrón de acoso y derribo que otros, tal vez los mismos, aplican en diferentes áreas estratégicas del Gobierno de la capital de España, como la sanidad o la enseñanza. La interrupción forzosa de la señal, el ya conocido fundido en negro de la pantalla, es, de lejos, la más extrema de las medidas de cuantas se pueden adoptar en el tira y afloja de una negociación colectiva. Las repercusiones de este recurso coactivo y que hasta hace unos días sólo se había llevado a cabo una vez en la historia de la televisión en España- -dos décadas atrás y con un cuadro económico- político al borde del colapso- son demoledoras e imprevisibles no sólo para la empresa y los trabajadores implicados, y muy especialmente en una coyuntura de crisis publicitaria como la actual, sino también para el conjunto de los madrileños que las padecen. El apagón priva a los ciudadanos del disfrute de un servicio público de cuyo incuestionable carácter hablan con énfasis el artículo 9 de la Ley 46 1983, de 26 de diciembre, reguladora del Tercer Canal, y el artículo 2.3 de la Ley 4 1980, de 10 de enero, del Estatuto de la Radio y Televisión. Un servicio público, además, sujeto al control parlamentario del órgano legislativo que articula la democracia en la Comunidad: el Parlamento regional. Conviene tener presente que ese revestimiento de servicio público puesto en negro sobre blanco en la normativa audiovisual implica el sometimiento de su gestión a que los ciudadanos- -contribuyentes también, no se olvide- -puedan percibir permanentemente la utilidad del mismo. En otro plano inferior han de quedar pulsos ordinarios como el porcentaje de producción propia o reclasificaciones de categorías profesionales en el Ente público. El corte inmisericorde de las emisiones, tanto en Telemadrid como en Onda Madrid, ha dejado al descubierto a muchos y a no menos intereses bastardos. ¿Y el servicio público? Al fondo, a la derecha. E Telemadrid, de nuevo fundido en negro Esta imagen podría repetirse por culpa de los sindicatos Las reivindicaciones que los sindicatos ponen sobre la mesa son: subida salarial del Índice de Precios al Consumo (IPC) real al final del año (está ya en el 5 por ciento) creación de 46 plazas fijas más para alcanzar el 75 por ciento de fijeza en la plantilla, así como el compromiso de producción interna de programas que asegure- -dicen los sindicatos- -la utilización de los medios técnicos y humanos de la casa Sin embargo, la dirección de Radio Televisión Madrid (RTVM) insistía en que durante toda una semana ha intenta- ABC El paro está en la táctica sindical de permanente ataque al Gobierno regional dice la dirección Comportamiento sumiso permanente ataque al Gobierno de la Comunidad de Madrid, en contraste con el sumiso comportamiento que los mismos sindicatos mantienen ante la crisis frente al Gobierno de España CC. OO. UGT y CGT sólo esperaron mes y medio de negociación M. I. S. MADRID. Para CC. OO. UGT y CGT, la actitud de Telemadrid también es irresponsable porque, entre otras cosas, ha rechazado el ofrecimiento de servicios mínimos que incluían la emisión de las telenoticias con información local, dejando el resto de la emisión en carta de ajuste A juicio de los sindicatos, el paro- -que está convocado hasta las doce de la mañana de hoy- no ha sido secundado exclusivamente por los jefes, los mandos intermedios y la redacción paralela que ha sido contratada durante estos años por la Dirección de Informativos con criterios no profesionales Por su parte, Telemadrid aseguraba que la propuesta inicial de servicios mínimos comprendía los Telenoticias y Diario de la Noche así como la producción pregrabada a fin de que la emisión no se fuera a negro en ningún momento. Ante la falta de acuerdo, y dadas las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la Dirección acordó con la representación sindical no solicitar los servicios mínimos Mientras fuentes del Gobierno regional reconocían ayer que la huelga no tiene justificación cuando sólo se lleva negociando mes y medio el PSOE indicaba que la pantalla en negro es lo más plural que se ha emitido desde que gobierna Esperanza Aguirre do evitar el perjuicio que, para los madrileños y los trabajadores, va a suponer la huelga Recuerda, además, que ofreció el pago inmediato de un aumento salarial del 2 por ciento con retroactividad al pasado 1 de enero. Telemadrid recuerda que, incluso desde el Gobierno de Rodríguez Zapatero, se ha pedido austeridad y que, por ello, ante la crisis económica en la que están inmersos todos los españoles, las reclamaciones sindicales se convierten en un disparate Así, Telemadrid recuerda que a las condiciones del anterior convenio colectivo, uno de los mejores del sector, quieren sumar, entre otras cuestiones, un aumento salarial del 5,1 por ciento, una nueva paga extra que supondría un 7,28 por ciento y una semana menos de trabajo, que supondría un 2,3 por ciento. El conjunto de estos incrementos equivale a una subida de los costes salariales no inferior al 15 por ciento Por último, desde la empresa se asegura que el porcentaje de producción propia de la cadena es superior al de otros canales autonómicos, entre los que cita a Canal 9, TV 3, ETB- 2 t Castilla- La Mancha. Los consejeros de Telemadrid nombrados a propuesta del PP han solicitado la celebración de una reunión extraordinaria del Consejo de Administración para el 8 de julio.