Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2- -7- -2008 Congreso del PSOE s La ponencia ESPAÑA 23 El PSOE endurece su ponencia marco contra la jornada laboral Los ponentes del Congreso aceptan las enmiendas que ratifican el rechazo a la directiva europea de las 65 horas P. CERVILLA G. SANZ MADRID. Aunque el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero ya ha dicho no a la directiva europea de las 65 horas de jornada laboral, el congreso socialista, que se celebra este fin de semana en Madrid, apuntalará este rechazo gubernamental. Lo hará a través de un endurecimiento de la ponencia- marco en lo que se refiere a esta cuestión, después de que los ponentes hayan aceptado las enmiendas presentadas por los congresistas, que van en esta dirección. Esta es una de las principales conclusiones a la que hanllegado los ponentes, después del intenso trabajo realizado para analizar las enmiendas presentadas al próximo cónclave socialista. Finalmente, las enmiendas aceptadas han sido 5.632, el doble que en el 36 Congreso Federal, celebrado el año 2004. Con la aceptación de las enmiendas tendentes a hacer un rechazo explícito de la militancia socialista contra esta directiva europea, el ponente de la parte económica del texto, el ex ministro José Antonio Griñán, hace un guiño a los sectores más izquierdistas del partido. Precisamente, la mayoría de estas enmiendas proceden del Partido Socialista Madrileño (PSM) el núcleo más obrerista del partido, y de Izquierda Socialista, también con un peso importante en Madrid, y con implantación en Valencia. Pero no ha sido este el único aspecto destacable, aunque sí el más significativo, del trabajo de los ponentes en relación a la ponencia- marco. En el aspecto económico también hay que hacer referencia a las enmiendas que se han aceptado para ampliar el texto y apostar por medidas más duras contra el fraude, la economía sumergida y los paraísos fiscales. Los derechos de los trabajadores merecen una especial atención de los congresistas socialistas que, en sus aportaciones a la ponencia- marco, proponen la puesta en marcha de controles y más medidas para garantizar los derechos de los trabajadores. Ello no impide que defiendan el teletrabajo como forma de organización de la jornada laboral. A tan sólo dos días del inicio de este congreso, los socialistas consolidan este pequeño guiño izquierdista en su documento político. En definitiva, lo que se ha dado en llamar la rebelión de las bases los tradicionales núcleos de resistencia contra el cambio organizativo, pero que demandan una política más de izquierda. Esta condescendencia no va más allá, no se admitirá su petición de ley de plazos sobre el aborto ni la ruptura con la Santa Sede. Rebelión de las bases María Teresa Fernández de la Vega y Tomás Gómez JAIME GARCÍA