Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 s 7 s 2008 Tras el congreso del PP s Cataluña La candidata de consenso ESPAÑA 17 Sánchez- Camacho liderará el PPC al renunciar Sirera y Fernández Ambos dirigentes facilitan así una lista de unidad s Mato regresó ayer a Barcelona para intentar evitar un congreso fratricida MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Decisión salomónica de Génova. El nuevo intento infructuoso de formar una candidatura de unidad entre Daniel Sirera y Alberto Fernández obligó a la dirección nacional del partido a insistir en la fórmula del consenso y apuntar a la senadora Alicia Sánchez- Camacho como tercera vía. Tras intensas horas de tira y afloja en la sede del PPC de la calle Urgell, ambos dirigentes renunciaron a sus aspiraciones en favor de esta lista de integración que encabezará la senadora. La vicesecretaria de organización del PP, Ana Mato, se desplazó a Barcelona por segunda vez en tres días para convencer a los dos aspirantes de la necesidad de evitar un congreso fratricida. Previamente, Mato había hablado por teléfono con ambos candidatos para informarles de que la apuesta de la dirección nacional es SánchezCamacho. Fernández se mostró dispuesto a renunciar a sus aspiraciones, mientras que Sirera le comunicó su intención de mantener su lista hasta el congreso, que comienza el sábado en Barcelona. Ante esta situación, Mato decidió desplazarse a Barcelona para reunirse con el actual presidente del PPC. Durante horas Sirera se resistió a renunciar, convencido de que podía seguir liderando un proyecto que Génova puso en sus manos hace un año, cuando Josep Piqué abandonó el partido por discrepancias con la anterior ejecutiva del PP. Pasadas las nueve de la noche, Alberto Fernández se sumó a la reunión entre Sirera y Mato, pues para el concejal del Ayuntamiento de Barcelona era condición sine qua non que Sirera renunciara a la carrera por la presidencia del partido para que él también cediera. El acuerdo se hizo oficial poco antes de las once y media de la noche, tras la renuncia de ambos rivales, quienes confían en que la tercera candidata, Montserrat Nebrera, se sume a esa lista de integración. Aunque todavía no hay un reparto de cargos oficial, Sirera podría seguir como presidente del grupo parlamentario y la secretaría general del partido quedar en manos de Alberto Fernández o de alguna persona afín, como Jordi Cornet. Mato ya se reunió la semana pasada con estos dos contendientes para expresarles esa voluntad de unidad de la ejecutiva que dirige Mariano Rajoy. La llegada de Ana Mato a Barcelona vino precedida por una reunión que Sirera y Fernández mantuvieron por la mañana en una cafetería de la calle Urgell. Durante aproximadamente una hora, ambos inten- Y. CARDO Avalada por Arenas Nacida en Barcelona hace 42 años, la actual senadora por Cataluña fue cabeza de lista por Gerona en las últimas elecciones generales, pero no logró escaño. Licenciada en Derecho, fue diputada en el Congreso por Barcelona en la octava legislatura y diputada en el Parlamento catalán. Fue coautora de la polémica ponencia política del PP. Apadrinada por Javier Arenas, tiene un importante ascendente en el PPC. Divorciada y madre de un hijo, Sánchez- Camacho es muy conocida por su intervención en tertulias. Encuentro Sirera- Fernández taron una vez más un acercamiento que permitiera a los populares catalanes celebrar su congreso sin una imagen de división perjudicial para el PP. Aunque las posiciones no fueron tan enconadas como días atrás, el encuentro se saldó con un nuevo fracaso. Tras el principio de acuerdo entre Fernández y Montserrat Nebrera- -tercera candidata a presidir el PPC- las posibilidades de Sirera de ganar el congreso habían quedado menguadas por la suma de los avales de sus rivales, cerca de 700 frente a los 400 del actual presidente del partido. El total de compromisarios asciende a 1.090. Nebrera, fichada en su momento por Josep Piqué y que cuenta con el apoyo de sectores del partido afines a los nacionalistas, ya había comenzado a repartir cargos en el PPC antes de que se oficializara su pacto con Fernández. El entorno de la diputada catalana no escondía ayer su malestar por el hecho de que una candidatura de consenso la deje fuera de juego. Pese a ese tándem, Sirera estaba dispuesto a mantener su lista y trabajar en aras del consenso que pedía Génova. Fue el propio Sirera quien cedió el cargo de senador a Sánchez- Camacho, después de que ésta no lograra escaño para Gerona en las últimas generales.