Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1- -7- -2008 Madrid acogerá en abril el XVIII Congreso Internacional de Internet World Wide Web 95 Cada una de las 17 comunidades tiene competencias en investigación... nuestra obligación es acordar los programas No formamos suficientes científicos, y debemos incorporar a los mejores con independencia de su lugar de nacimiento el Instituto Carlos III, que se dedicaba a la investigación sanitaria y automáticamente ese instituto pasa a integrarse en Ciencia. Es verdad que no está aprobado aún el Real Decreto de estructura de los ministerios, no de este sino de ninguno, porque el Gobierno quiere que se publiquen todos a la vez, y eso genera algo de retraso. Seguridad Social y los dos últimos, además, con contrato de trabajo y paro. Cobran 1.200 euros. Me gustaría saber qué otros becarios en otros ámbitos que no sean la ciencia cobran esa cantidad. Pero además de eso el Gobierno contempla aumentar esa suma en esta legislatura hasta 1.400 euros para el primer periodo y 1.700 euros en el periodo de contrato. Y además pasar la fórmula de dos y dos años a uno más tres es decir, uno sólo con Seguridad Social y los otros tres con contrato. -Necesitamos ponerla en marcha. Y nos hemos comprometido a tenerla terminada y aprobada entre este año y 2009. Esto debe ir aparejado además con la creación de puestos de trabajo. Y no sólo para los investigadores, sino también para los técnicos, que son clave para garantizar el éxito de las investigaciones. La otra parte es la incorporación a nuestro sistema de los mejores científicos internacionales. No estamos formando suficientes científicos y la única forma de ser competitivos es incorporando a nuestro sistema los mejores en cada área de conocimiento, con independencia de su lugar de nacimiento. Queremos hacer de España la California de Europa, un espacio atractivo al que todos quieran venir. Es un proyecto muy ambicioso y si no lo conseguimos será un fracaso mío y también del gobierno. -Es verdad que hay aspectos que necesitan ser coordinados por Sanidad, y por supuesto crearemos los instrumentos necesarios para que Sanidad lleve a cabo todas las funciones que le corresponden. Lo que el presidente Zapatero intenta con este Ministerio es garantizar la máxima efectividad y eficacia en las actuaciones. -Qué hay de los centros del Carlos III que no son estrictamente de investigación? ¿Y la carrera científica? -Sanidad puso en marcha la Ley de Investigación Biomédica, uno de cuyos fines era regular la investigación en el ámbito sanitario. Y esa investigación, ahora, se adjudica al Ministerio de Ciencia, y por tanto todo el desarrollo de la Ley de Biomedicina es competencia de este ministerio. Y una de las actividades que contempla esa ley es la puesta en marcha de un Comité de Bioética que, lógicamente, pasa a incorporarse a Ciencia. No hay dudas en eso. Es todo lógico y muy claro. -Es un ejemplo claro que ilustra la incapacidad de la sociedad, e incluso de la comunidad científica, para absorber lo rápido que va la investigación, que en este campo ha ido incluso por delante de la imaginación. Las células madre se identifican en los ochenta, pero la capacidad de generarlas a partir de cualquier célula somática, por reprogramación, no tiene más de cuatro años. Era algo inesperado. Por eso creo que en este campo la generación de patentes tiene poco sentido, porque a partir de estos experimentos de reprogramación celular, uno es capaz de crear en laboratorio células madre a nivel individual a partir de un cabello. Y esto abre unas expectativas que rompen todas las posibilidades que habíamos contemplado hasta hace muy pocos años. Creo que esto es un beneficio tan importante y con tantas implicaciones que es un bien al servicio de la sociedad. Son avances que implican incluso una reinterpretación de nuestros principios éticos y morales, y por tanto no deben ser objeto de patente. ¿Afecta eso también al Consejo de Bioética, que fue puesto en marcha por Bernat Soria? AFP Primer depósito de CO 2 en Europa Alemania realizó ayer la primera inyección de gas en el primer depósito de dióxido de carbono bajo suelo en Europa. Se trata de un acuífero salino que está situado en Ketzin, cerca de Berlín, con capacidad para almacenar 60.000 toneladas de CO 2. Esta tecnología puede hacer ganar tiempo en la lucha contra el cambio climático. El maíz transgénico gana la batalla al convencional en Aragón y Cataluña Un estudio considera que el miedo de los agricultores a la contaminación hace que muchos abandonen sus cultivos tradicionales A. A. L. MADRID. Las dudas manifestadas por aquellos grupos contrarios a los organismos modificados genéticamente sobre la coexistencia de estos cultivos con los tradicionales parece que se han hecho realidad. Así se desprende de un estudio realizado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universidad Autónoma de Barcelona, uno de los primeros trabajos de campo sobre este asunto llevados a cabo en Europa y que se ha centrado en la situación de Aragón y Cataluña. España es el mayor productor de la Unión Europea y el número 12 del mundo, siendo Aragón y Cataluña donde se cultivan ocho de cada diez hectáreas de maíz transgénico plantadas en nuestro país. La conclusión a la que ha llegado la investigadora Rosa Binimelis es que el cultivo de maíz modificado genéticamente ha provocado una drástica reducción de las plantaciones orgánicas de este grano y está haciendo su coexistencia prácticamente imposible según detalla Binimelis en Journal of Agricultural and Environmental Ethics La situación de ambos tipos de cultivo en 2007 fue la siguiente: la superficie con maíz transgénico en Cataluña y Aragón fue de 23.000 y 35.900 hectáreas respectivamente, que representan el 55 y el 42 de la superficie total dedicada en España a estos cultivos. En España sólo se cultiva para su comercialización el maíz Bt, resistente a la dañina plaga del taladro. No obstante, y a pesar de que la agricultura orgánica está creciendo en nuestro país tanto en número de productores como de hectáreas, ocurre todo lo contrario en el caso del maíz. Así, el área dedicada al maíz convencional en Aragón se redujo un 75 entre 2004 y 2007. Las causas para esta situación, según los autores del estudio, hay que buscarlas en que los agricultores tradicionales no tienen claro a quién tienen que reclamar en caso de contaminación de su producto. Y es que la producción de maíz está integrada en cooperativas de cereales, que cubren toda la cadena de producción, lo que requiere numerosas infraestructuras y, por tanto, su coste hace imposible segregar la producción transgénica de la convencional. Esa desconfianza procede de que en España aún no existe normativa para regular la coexistencia de cultivos modificados genéticamente con los convencionales y ecológicos, tras múltiples retrasos de un proyecto de Real Decreto que no logra poner de acuerdo a Administraciones, ecologistas y científicos. ¿Está a favor o en contra de patentar células madre? La plaga del taladro -En ese tema no hay confusión posible. El Real Decreto de constitución de este ministerio lo deja claro. El Ministerio de Ciencia e Innovación deberá agrupar todas las actividades asociadas con la investigación que realizaban los diferentes ministerios. Sanidad tenía -El Ministerio de Ciencia asume competencias que hasta ahora eran de Sanidad. ¿Para cuándo el Real Decreto que establezca de una vez quién se ocupa de qué? Más información sobre este estudio: http: www. alphagalileo. org