Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL MARTES 1 s 7 s 2008 ABC Los insurgentes han conseguido ya causar más bajas a los americanos en Afganistán que en Irak Peshawar con las imágenes más brutales de los combates apunta. En uno de estos últimos CD que han llegado a Kabul se pueden ver varios tanques de Estados Unidos ardiendo en la provincia de Kunar, o un río con el agua teñida de rojo por la sangre de varios soldados de Estados Unidos muertos en las orilla tras una emboscada. Un material que no muestran los medios afganos, pero que corre como la pólvora entre los más jóvenes que empiezan a mitificar la lucha de guerrillas de los talibanes frente al poderío militar extranjero. Los antiguos funcionarios del régimen talibán se han adaptado al nuevo Afganistán y muchos de ellos ocupan posiciones de privilegio. Mohamed es el nombre ficticio de nuestro interlocutor, que tuvo un alto puesto en el Ministerio de Exteriores talibán y estuvo también muchos años vinculado a la agenda del servicio de inteligencia paquistaní (ISI) del que asegura no saber nada hoy en día. Desde su despacho dirige sus nuevos negocios en el mundo de la construcción, casi todos en el temido sur del país. Los talibanes siempre han estado muy divididos, pero todos los grupos aceptaban el mando espiritual y político del mulá Omar, pero ahora los británicos han logrado crear su propio grupo al que se le conoce como Talibán mulá Richards (en referencia al General David Richards que dirigió la misión de ISAF desde octubre 2006 a febrero de 2007) Esta especie de divide y vencerás puesto en práctica por Londres en la provincia de Helmand no termina de funcionar y nadie se fía del repentino cambio de bando de comandantes como el mulá Salam, actual gobernador de Musa Qala. La división que han intentado no está logrando que los talibanes luchen entre ellos, es un fracaso opina Saleem Zmarial, periodista de la ciudad de Helmand, que en los últimos meses está notando una mayor apertura por parte de los seguidores del mulá Omar, ahora nos llaman para que veamos los pueblos destrozados después de los ataques de la aviación y hasta nos aseguran que defenderán la libertad de expresión cuando recuperen el poder Herencia talibán Un grupo de soldados afganos patrullan una de las calles de la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán AP Al Qaida moderniza a unos talibanes que intensifican y amplían sus ataques Usan internet y el teléfono móvil para transmitir los mensajes de sus comités y el CD para difundir las imágenes de su acciones MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL KABUL. Setecientos civiles han perdido la vida en lo que llevamos de año a causa de los combates entre insurgencia y las fuerzas de la coalición, un sesenta por ciento más que en el mismo periodo de 2007. Los ataques talibanes también han aumentado en un cuarenta por ciento, según datos estadounidenses, y por primera vez en los últimos años los insurgentes han conseguido en mayo y junio causar más bajas a los americanos en Afganistán, que en Irak. Para terminar de retratar el resurgir talibán, el último informe del Pentágono asegura que se puede ampliar la zona acción y aumentar el ritmo de los ataques en el futuro próximo porque los talibanes han formado una insurgencia fuerte La comunidad internacional alcanza los veinte mil hombres desplegados al sur- -la cifra más alta desde el inicio de la misión- reforzados por cinco mil soldados del Ejército Nacional Afgano (ANA) e impotentes ante la guerra asimétrica que plantean los grupos insurgentes. Los talibanes han sustituido gran parte de sus míticas furgonetas pick up por motocicletas. También han reducido el número de integrantes de cada grupo de ataque. Lo que no ha cambiado es el uso casi exclusivo de los lanzacohetes rusos RPG y de los Kalashnikov, las armas nacionales en Afganistán. Mustafá Abu al Yazid, de origen egipcio y que según los medios paquistaníes habría pasado los últimos dos años luchando en Irak, es el número uno de Al Qaida en Afganistán y ha importado las técnicas usadas en suelo árabe. Además de los atentados suicidas, cada vez más mortíferos y con explosivos de mayor calidad, las nuevas tecnologías forman parte de la nueva resistencia contra las fuerzas de la coalición. Los nuevos talibanes usan internet y el teléfono móvil para transmitir los mensajes de sus comités al resto de provincias destaca un ex funcionario talibán desde su despacho a las afueras de Kabul. Otra aportación clave de Al Qaida a los talibanes del siglo XXI, es el uso de los CD. Durante su gobierno era haram (pecado) pero ahora llegan cada día nuevos DVD elaborados en Crece el apoyo popular a la yihad M. A. KABUL. El Comité por la Reconciliación Nacional lleva tres años trabajando por la paz y ha conseguido el desarme de al menos siete mil talibanes, algunos de ellos grandes comandantes según su portavoz, Sayed Sharif Yousofy. La comunidad internacional nunca ganará esta guerra con las armas. Cuanto más violentos son sus ataques, más crece la inestabilidad en el país. Es el momento de la palabra, ya vale de gastar dinero en armamento, dinero que este país necesita para su reconstrucción protesta Sharif Yousofy. Este comité representa la cara más amable de los grupos islámicos en el país y acusa abiertamente a los talibanes de ser unos ignorantes que usan el Corán para justificar el terrorismo. Hay que enseñarles el verdadero Islám, el sistema perfecto, y entonces dejarán las armas Una enseñanza complicada para unos fundamentalistas que están consiguiendo equiparar ante la opinión pública local la presente misión internacional con la invasión soviética, y gozan cada vez más del respaldo de las clases populares en la defensa de su yihad.