Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA MARTES 1 s 7 s 2008 ABC Antonio García Barbeito El director del CNI explicará si hubo espionaje al magistrado García- Calvo Alberto Saiz informará en el Congreso del Playa de Bakio y de los vuelos de la CIA M. CALLEJA MADRID. El supuesto espionaje al magistrado del Tribunal Constitucional Roberto García- Calvo, que falleció de forma repentina en Madrid el pasado 18 de mayo, ha llegado al Congreso de los Diputados. La Comisión de Secretos Oficiales acordó ayer la comparecencia del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Alberto Saiz, para que explique si realmente hubo un seguimiento del magistrado hasta su fallecimiento y, en su caso, por qué. El director del CNI podría comparecer ya a la vuelta del verano. A las pocas semanas del fallecimiento de García- Calvo, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió la comparecencia de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ante la Comisión Constitucional para que diera explicaciones sobre la supuesta vigilancia del magistrado conservador por parte de agentes del CNI. Unos días antes, la revista Época había publicado que el Centro Nacional de Inteligencia orquestó una campaña de desprestigio contra García- Calvo. La portavoz popular consideró que la información era lo suficientemente grave como para que De la Vega la desmintiera en sede parlamentaria y demostrara que las afirmaciones no eran ciertas ni verosímiles. Para el portavoz socialista, José Antonio Alonso, se trataba de una conjetura disparatada Sin embargo, los grupos se pusieron de acuerdo ayer en la Comisión de control de los créditos destinados a los gastos reservados- -más conocida como Comisión de Secretos Oficiales- para que el director del CNI, y no De la Vega, explique si hubo vigilancia o no, al tratarse de un asunto que afecta a los servicios de inteligencia. La comparecencia de Alberto Saiz se producirá, previsiblemente, a finales de septiembre o principios de octubre. En ella, el director del CNI deberá explicar también, a petición del Grupo Popular, y con el respaldo del resto de las formaciones políticas, la intervención de los agentes secretos en el rescate del atunero Playa de Bakio. El barco fue capturado por piratas en abril en aguas de Somalia y posteriormente liberado tras una gestión diplomática del Gobierno, que consistió básicamente en el pago de un rescate. El director del CNI tendrá aún más trabajo el día de su comparecencia, que será secreta, como todas las sesiones de la Comisión de gastos reservados. A petición de Izquierda Unida, Alberto Saiz informará a los diputados de la utilización de aeropuertos españoles por aviones civiles al servicio de la CIA. El jefe del servicio de inteligencia ya compareció por el mismo asunto en el Congreso en julio de 2006. Además, por primera vez, el director del CNI dará cuenta de las prioridades del centro de inteligencia, y de la situación y grado de cumplimiento de los objetivos señalados para el periodo anterior, como le obliga la ley que haga una vez al año. Los diputados que forman la Comisión de Secretos Oficiales (José Bono, como presidente, más José Antonio Alonso, Soraya Sáenz de Santamaría, Josep Antoni Duran i Lleida, Josu Erkoreka, Gaspar Llamazares y Francisco Jorquera) escucharon ayer también la información que les facilitaron los ministros de Defensa, Interior y Exteriores sobre el uso de los fondos reservados de sus departamentos. Los portavoces se limitaron a tomar nota sin hacer preguntas. NACIONAL alvo algunos- -los mismos de siempre- -a los que les sale eczema con el nombre y la bandera de España, no hay que reseñar nada importante en cuanto a la oposición al fútbol en general, ni a la selección española en particular. Que sepamos, no hay movimientos antifutbolísticos a los que a lo mejor les da por fijarse en lo que sufre un portero en un penalti, y más si acaba en gol. No se avistan, desde aquí, asociaciones que protesten por el sufrimiento de un portero solo frente a un atacante, ni por los balonazos que puedan recibir en sus partes los integrantes de una barrera, ni, que sepamos, grupos minoritarios que se vayan a las puertas de un campo de fútbol con pancartas y gritos a clamar contra los insultos, desplantes y malas críticas a los árbitros. Tampoco tenemos noticia de que aislados defensores de la integridad moral de los deportistas vayan a crear un movimiento que pida que en vez de jugar con botas de tacos, se juegue descalzo o, mejor, con medias forradas; y nada de silbarle a un futbolista al que expulsan, que no es humano que además del castigo de la tarjeta roja, tenga que sufrir los improperios del público iracundo. Así que, tras lo conseguido en la Eurocopa, quizá sería buena idea nombrar al fútbol de la selección española Fiesta Nacional, porque agrupa, bajo la misma bandera y el mismo grito, a todos los españoles, no como los toros, que ya saben que tiene antitaurinos que nos gritan asesinos a todos, a los que crían los toros, a los que los lidian y a quienes nos identificamos con la fiesta. Por probar, que no quede. España, sin duda- -connotaciones culturales al margen- se une más en torno a la selección nacional de fútbol que alrededor de una goyesca. Aunque sólo sea hasta que pase, si pasa, el calentón antitaurino, y mientras no salgan antifutboleros y la selección nacional de fútbol nos dé alegrías gordas, no estaría mal elevar el fútbol de selección a categoría de Fiesta Nacional. Porque hacía mucho tiempo que no escuchaba el nombre de España, feliz bajo la misma bandera, sonando, sin complejos, en la voz de muchos millones de españoles. Quién nos iba a decir que nos uniría un balón. gbarbeito telefonica. net LA FIESTA S El rescate del atunero Sáiz explicará la intervención de los agentes secretos en el rescate del atunero capturado por piratas ABC Bailén, molesto por la ausencia de la Corona en actos del bicentenario EFE JAÉN. El Ayuntamiento de Bailén, gobernado por la Agrupación Independiente de Bailén con el apoyo del PP, ha convocado para hoy un pleno extraordinario y urgente ante la ausencia de la Casa Real en los actos conmemorativos del Bicentenario de la Batalla de Bailén. El único punto del orden del día es la aprobación de un Manifiesto de malestar e incomprensión ante la no presencia de la Casa Real en los actos conmemorativos del Bicentenario de la Batalla de Bailén En el Pleno se detallarán las gestiones realizadas por el Ayuntamiento desde hace varios años para poder contar con la presencia de la Casa Real en los actos del 19 de julio, cuando se cumplen 200 años de la batalla más importante de la Guerra de la Independencia. Fue la primera derrota en campo abierto de las tropas napoleónicas, lo que tuvo consecuencias en toda Europa. El manifiesto destaca la incomprensión ante esta decisión, comunicada el pasado jueves por la Casa Real. Según el texto, resulta incomprensible desde el punto de vista histórico que la Familia Real en su totalidad participara de los actos conmemorativos que se desarrollaron el pasado 2 de mayo en Móstoles. Sin embargo, ni tan siquiera algún miembro de la Casa Real vaya a presidir los actos centrales de la Conmemoración de la Batalla de Bailén